religión (54)

 

El reparto horario y el nuevo currículo de Religión, no obstante, ha sido negociado con la Conferencia Episcopal y «las conversaciones con los Obispos han ido bien»

La religión pierde peso en el sistema educativo. No solo porque ya no tendrá una asignatura espejo por ley, sino porque el Ministerio de Educación propone que los niños de entre 6 y 12 años que elijan estudiar Religión solo den una hora a la semana de esta asignatura, menos incluso que con la antigua ley socialista de educación, la LOE, del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que proponía que fuera hora y media. De esta forma queda recogido en el último borrador de decreto de Educación Primaria.

Así la Religión pierde horas en favor de otras asignaturas como Lengua, Matemáticas, Conocimiento del Medio y Educación Artística, según la propuesta del departamento de Pilar Alegría, que regula el 60% del horario de Primaria. Pero aún queda un 40 por ciento del horario escolar en manos de las comunidades autónomas.

En la antigua ley Wert se establecía para esta materia un mínimo de 45 minutos y dos horas a la semana. Así, podíamos encontrarnos autonomías, como Canarias y Aragón, donde los niños recibían 45 minutos de clase de Religión a la semana, y en otras hasta dos horas, como es el caso de Navarra.

Con los nuevos cambios se aplicará una reducción de 90 horas anuales de Religión, que el Ministerio reparte entre las asignaturas de Conocimiento del Medio, que gana 15 horas; Enseñanzas Artísticas, que tendrá 60 más; Matemáticas, diez más, y Lengua, cinco más.

No obstante, a estas horas lectivas habrá que añadir el 40% del horario que reparten las comunidades autónomas. Algunas como La Rioja ya han avisado de que darán a esta materia el mínimo legal asignado por el Ministerio de Educación y FP. La Comunidad de Madrid, por su parte, prevé mantener el mismo horario existente hasta ahora para la materia.

El reparto horario y el nuevo currículo de Religión, no obstante, ha sido negociado con la Conferencia Episcopal y «las conversaciones con los Obispos han ido bien», aseguran fuentes ministeriales.

La cuestión está ahora en qué van a hacer los niños que no elijan cursar esta asignatura, pero ya se ha pactado con los obispos que no se permitirá que avancen en contenidos curriculares y se recomienda a los centros que organicen otro tipo de actividades, ya que estos alumnos no podrían abandonar el centro educativo en horario lectivo. Los centros tienen autonomía ahora para organizar el horario y determinar cuándo se imparte la asignatura. Sin embargo, una de las cosas que se han barajado es la posibilidad de que la asignatura de Religión compute en Bachillerato, aunque aún no está redactado el decreto que desarrolla esta asignatura en esta etapa no obligatoria.

 

Entre los primeros en reaccionar a las modificaciones introducidas por Pilar Alegría está la Confederación de padres católicos (Concapa), que ha pedido que haya «menos horas de adoctrinamiento ideológico con la educación de Valores Cívicos y Éticos y más libertad para las familias para poder elegir libremente la asignatura de Religión que a este Gobierno parece que le molesta que la podamos elegir». Su presidente, Pedro Caballero, ha tildado de «inaceptable y partidista» el texto que ha remitido el Ministerio de Educación a las comunidades autónomas.

Por otra parte, el decreto rebaja el lenguaje para evitar dobles interpretaciones y en aras del consenso en cuestiones relativas al género o que incomodaban a algunas comunidades autónomas. También se elimina que los niños aprendan en la asignatura de Valores Cívicos y Éticos el significado de «lo bueno y lo malo», que había suscitado malestar, además de algunas otras expresiones que recoge el currículo de esta materia. Muchos, de hecho, ya vaticinaban que esta asignatura podría volver a convertirse en la nueva «Educación para la Ciudadanía» que tanta polémica causó en la época de Zapatero.

 

Fuente: larazon.es

Leer más…

Una niña entra en una escuela publica en Barcelona.

Las enseñanzas religiosas, que con Zapatero tenían al menos 90 minutos a la semana, pasan a ocupar una hora

 

La ministra de Educación, Pilar Alegría, ha reducido las horas de Religión para reforzar Lengua CastellanaMatemáticasConocimiento del Medio y Enseñanzas Artísticas. En la distribución horaria correspondiente a las enseñanzas mínimas para Primaria (de seis a 12 años), la enseñanza religiosa pierde un tercio del peso que tenía en la Ley Orgánica de Educación (LOE), al pasar de 315 horas a 210 horas en toda la etapa.

Por la distribución horaria de las asignaturas se puede determinar cuáles son las verdaderas prioridades de los gobernantes. Según el desarrollo horario de Primaria, al que ha tenido acceso EL MUNDO, la asignatura más importante será Lengua Castellana y Literatura, con 840 horas, seguida de Matemáticas (545 horas), Conocimiento del Medio Natural, Social y Cultural (480), Lengua Extranjera (365), Educación Artística (360) y Educación Física (300). Las últimas de la cola son Religión, con 210 horas, y Educación en Valores Cívicos y Éticos, con 50 horas, pues sólo se da en un curso al final del ciclo.

Estas horas son las mínimas, dentro del margen de actuación del Estado, pero luego las CCAA podrán completarlas con lo que consideren, porque Isabel Celaá les dio más margen para que pudieran distribuirlas como quisieran. Hay que tener en cuenta que la Ley Celaá ha cedido competencias las autonomías, por lo que ahora el Ministerio de Educación tiene menos horas para repartir (3.150 horas en la Lomloe frente a las 3.305 de la LOE). Ahora se reduce un 5% el tiempo estatal en todas las materias y se pierde un total de 155 horas. ¿Por qué?

LAS CCAA TIENEN AHORA UN BANCO DE HORAS MÁS GRANDE

Porque sólo puede disponer sobre un 50% del horario en las autonomías con lengua cooficial y un 60% en las restantes. Con la LOE estos porcentajes eran del 55% y del 65% respectivamente. Con la Ley Wert no había esta distribución competencial porque el Gobierno se atribuyó la competencia exclusiva sobre las materias instrumentales y no estableció un número mínimo de horas estatales por asignatura, dejándolo a elección de las CCAA, aunque en el currículo de Ceuta y Melilla, los únicos territorios con competencia estatal, estableció un mínimo de 45 minutos a la semana de Religión.

Fuentes del equipo de Wert de entonces explican que no se fijó un mínimo de horas para cada asignatura "porque en eso consistía la autonomía de los centros". De esta forma, cada CCAA las repartió como quiso, aunque en la práctica la mayoría siguieron la LOE para no complicarse demasiado y no alterar mucho la situación de los profesores, ya que reducir el horario de una asignatura implica despidos y nadie quería más confrontación escolar.

Ahora el Ministerio ha querido delimitar las horas y establecer prioridades: Religión, que con José Luis Rodríguez Zapatero tenía al menos 90 minutos semanales por curso, tendrá un mínimo de una hora a la semana, que podrán completarse por las CCAA.

Actualmente, el peso de la Religión va desde los 45 minutos semanales que se imparte en Aragón y Canarias a las dos sesiones semanales que llegaron a establecer Castilla-La Mancha Navarra. Entre medias está el resto de regiones, con una hora (Galicia) o hora y media semanales (Madrid o Castilla y León).

Dependerá, por tanto, de las autonomías pasar de esa hora semanal establecida por el Estado a hora y media o dos horas, en función de cómo quieran utilizar su banco de horas y qué importancia quieran dar a cada una de las asignaturas. El currículo estatal sólo dice que habría 70 horas en el primer ciclo (1º y 2º) de Primaria, 70 en el segundo ciclo (3º y 4º) y 70 en el tercero (5º y 6º). Los obispos tendrán que negociar, una a una, con las CCAA para no perder el estatus autonómico que tenían hasta ahora.

Fuentes de la Comunidad de Madrid explican que su intención "es mantener las horas de Religión que se imparten en la actualidad". "Estamos analizando el borrador de real decreto que ha enviado el Ministerio de Educación y FP para comprobar si con las horas mínimas establecidas para todas las asignaturas, se puede seguir con esas horas en Religión", añaden.

¿CÓMO QUEDAN EL RESTO DE LAS ASIGNATURAS?

El Ministerio de Educación ha hecho cuentas quitando de allí y poniendo de allá para tratar de compensar las 155 horas del Estado que ha perdido desde 2006. Extrapolando el reparto que hizo LOE a la nueva situación, le ha quitado en total 90 horas a Religión, que ha distribuido de la siguiente manera: 60 horas a Educación Artística (Plástica y Música), 15 horas para Conocimiento del Medio, 10 horas para Matemáticas y cinco horas para Lengua Castellana y Literatura.

La gran triunfadora es Educación Artística, que estaba muy marginada en la LOE. Es la única de las materias que ganan más horas que las que tenían con la ley de 2006. Ahora va a tener un mínimo de 120 horas por ciclo, lo que hacen en total 360 horas, frente a las 315 que había con Zapatero y a las 300 que teóricamente le corresponderían descontando el efecto de la pérdida de peso competencial, lo que hacen un total de 60 horas más. Son, de media, 1,7 horas semanales por curso.

Educación en Valores Cívicos y Éticos, que entonces se llamaba Educación para la Ciudadanía, se queda como estaba entonces: con 50 horas en un curso del tercer ciclo, lo que hace un mínimo de 1,4 horas a la semana por curso.

El resto de asignaturas pierde horas respecto a la LOE al reducirse el horario estatal. Pero el Ministerio le ha dado un premio de consolación simbólico a Lengua Castellana y Literatura. El equipo de Alegría quería reforzar la asignatura como medida paliar la falta de castellano en las escuelas de Cataluña, donde todas las asignaturas menos ésta se imparten en catalán.

Esta asignatura tendrá 280 horas semanales en cada ciclo de Primaria, lo que equivale a cuatro horas semanales por curso. Son, en total, 840 horas frente a las 875 de la LOE y las 835 que tendría si no se aplicara al horario de la LOE la reducción general de las asignaturas por el hecho de que el Estado determina ahora un 5% menos de tiempo. Gana, por tanto, cinco horas, menos de una hora por curso, lo que significa que el refuerzo va a ser mínimo y de poco va a servir en Cataluña.

EL SUDOKU DE LAS HORAS

Respecto a las Matemáticas, Alegría les dedica 545 horas en total, que se distribuyen en 180 en el primer ciclo (con la LOE eran 175), 185 en el segundo ciclo (210 en la ley de 2006) y 180 en el tercer ciclo (175). Esas 545 horas son menos que las 560 de la LOE pero suponen ganar 10 horas en el reparto total teniendo en cuenta la pérdida de peso competencial, ya que si el Ministerio hubiera trasladado los porcentajes de la LOE tendría 535 horas. Matemáticas va a tener, como mínimo, 2,8 horas semanales.

En Conocimiento del Medio habrá 480 horas en total (160 por ciclo), frente a las 490 que había en la LOE y las 465 que teóricamente le corresponderían. Son, por tanto, 15 horas más. Esto equivale a 2,3 horas semanales.

Lengua Extranjera, que suele ser Inglés, tendrá 365 horas en total frente a las 385 horas de la LOE. Esta asignatura pierde peso, por tanto, respecto a la ley pero su valor en términos relativos es el mismo, si se tiene en cuenta que todas han salido perjudicadas. Se impartirán 120 horas en el primer ciclo, 120 horas en el segundo y 125 en el tercero. Esto supone, a la semana, cursar un mínimo de 1,7 horas a la semana.

En Educación Física habrá 300 horas en total frente a las 315 de la LOE. Pero su peso en términos relativos es el mismo dada la pérdida generalizada en el currículo. Esta materia tendrá como mínimo 1,4 horas obligatorias semanales.

CONTENIDOS IDEOLÓGICOS

Alegría ha remitido a los gobiernos regionales la versión definitiva del currículo, tras incorporar algunas de las aportaciones de comunidades autónomas que se habían quejado de su fuerte carga ideológica. En Valores (trasunto de Educación para la Ciudadanía) ya no se hablará, por ejemplo, de lo "bueno" y lo "malo", sino de "lo valioso y los valores". Se han suavizado algunas cuestiones y se ha reducido el número de veces que aparece la palabra género en algunas materias, pero el fondo no se ha tocado. Así, se mantiene la perspectiva de género y el sentido socioemocional en la asignatura de Matemáticas, que denunció este periódico.

No obstante, se mantiene la eliminación de varios contenidos, como las reglas de tres o los números romanos, o herramientas como el dictado. En el Ministerio explican que no han hecho una relación exhaustiva de los contenidos como venía en la Lomce porque "nunca daba tiempo a darlo todo". "En el currículo se fijan unas competencias mínimas y cada profesor, en función del nivel de su aula, puede ir incrementando los conocimientos", responden las fuentes consultadas, que insisten en que "hay que confiar en la profesionalidad de los profesores", que serán los que determinarán, en cada centro, lo que estudiará cada niño.

Fuente: elmundo.es

Leer más…

La ministra de Educación abre la puerta a la asignatura de Religión: en horario escolar y sin alternativa

En una entrevista concedida a El Mundo, Pilar Alegría ha puesto en valor el trabajo de la escuela concertada: "Es un actor importante y hemos de colaborar también con ella"

La nueva ministra de Educación y Formación Profesional del gobierno de Pedro SánchezPilar Alegría, ha concedido una entrevista a El Mundo donde, entre muchos temas, ha abordado también el rol de la asignatura de Religión.

Al ser preguntada si la asignatura debe ofertarse en horario lectivo o será extraescolar como pedía Podemos, Pilar Alegría ha respondido muy claramente: “Se debe impartir dentro del horario escolar”.

La nueva ministra de Educación ha respondido también a la pregunta sobre lo qué van a hacer los alumnos que no cursan la asignatura de Religión: “En cuanto a aquellos alumnos que no cursen Religión, ha aclarado que “no habrá una asignatura espejo. Corresponderá a los centros planificar actividades sin contenido curricular para que en ese tiempo no se pueda avanzar en otra materia”.

ctv-xmy-pilar-alegria

El trabajo de la educación concertada

Pilar Alegría también ha abordado el tema de la educación concertada y la nueva ministra ha afirmado que piensa “fortalecer la educación pública como columna vertebral del sistema educativo”, siempre teniendo presente “el trabajo que viene haciendo la concertada. En concreto, desde 1985, gracias a la apuesta de un Gobierno socialista. Necesitamos el trabajo colaborativo de ambas redes”.

La ministra de Educación tiene claro que “la concertada comparte con la pública la importantísima responsabilidad de prestar el servicio público de la educación, y esto es algo que no puede ser ignorado. Es un actor importante y hemos de colaborar también con ella para mejorar la calidad y la equidad de nuestro sistema educativo”.

Sin embargo, su socio de Gobierno no acepta que se acerque mucho a la concertada. Pilar Alegría tiene claro que “la educación es una cuestión de Estado. Si queremos mejorar la calidad del sistema educativo, debemos huir de mensajes que confrontan, dejar aparcadas las diferencias y buscar acuerdos, por pequeños que puedan parecer”.

Fuente: cope.es

 

 

 

Leer más…

la-onu-solicita-que-el-cierre-de-las-escuelas-sea-solo-un-ultimo-recurso-655x368.jpg?profile=RESIZE_400x

El desarrollo de la Ley Celaá ha arrancado entre la polémica por los currículos que el Gobierno pretende imponer en las aulas. En los materiales que se han trasladado a las comunidades autónomas, sin embargo, no hay alusión a la asignatura de Religión, que la propia ley margina y rodea de incertidumbre.
 
El plan del Gobierno es que esta materia no compute a efectos académicos. La nota tampoco contará para becas ni la asignatura tendrá una alternativa, como ocurría hasta ahora. El Ejecutivo sí prevé implantar otra nueva: la enseñanza «no confesional de Cultura de las Religiones». La Religión podrá seguir ofertándose, pero no tendrá efectos prácticos.
 

En los borradores remitidos a las comunidades autónomas, el Gobierno no da pistas de cómo quedará el redactado final sobre la asignatura. En la disposición adicional primera sobre «enseñanzas de religión» sólo se informa de que el texto está «en elaboración». Así figura en el Proyecto de real decreto por el que se establece la ordenación y las enseñanzas mínimas de la Educación Primaria, consultado por OKDIARIO.

 

Polémicas

El currículo educativo que prepara el Gobierno ha protagonizado estos días el enfrentamiento político.

Al tiempo que margina la Religión, el Ejecutivo sí quiere dar impulso a su nueva asignatura sobre «valores cívicos y éticos», que será obligatoria en Primaria y con la que Sánchez pretende adoctrinar a los menores en múltiples asuntos de la vida cotidiana.

Así, «se pondrá especial atención a la orientación, la educación emocional y en valores» y el alumno deberá «afrontar cuestiones éticas de relevancia, como las referidas a la autonomía y heteronomía moral, la distinción entre ser y debe ser, la práctica e identificación de las virtudes y sentimientos morales y, en general, la reflexión en torno a los valores, principios y normas que han de orientar nuestras vidas como personas y ciudadanos».

Una reflexión que se impregna de toda la ideología del Gobierno, condensada en leyes tan polémicas como la del ‘sólo sí es sí’ o la ley trans.

En los materiales se reconoce también que se inculcará a los pequeños una «alfabetización cívica». Esto es, prepararlos para la «vida en colectividad» hablándoles de «diversidad familiar», de la «interacción en espacios públicos desde una perspectiva de género», de «diversidad cultural», de la «cultura de la paz y la no violencia», de «las principales actividades profesionales y laborales de hombres y mujeres» o de la «igualdad de género y conducta no sexista». Conocimientos, de nuevo, en los que se impondrá el sesgo socialcomunista.

Por ejemplo, se propone «describir los cambios vividos por la humanidad incorporando la perspectiva de género», para lo que se propone «comparar los modos de vida de las sociedades hasta la Edad Antigua». Es decir, que se llama a encajar la «perspectiva de género» en el estudio de la Prehistoria.

El Gobierno también quiere que los niños aprendan su «memoria democrática» como «saber básico»

Fuente: okdiario.com

Leer más…

El Fuenllana de Alcorcón repite a la cabeza de los centros según el estudio de la OCDE. Ha sacado 542 puntos frente a la media española de 496.

Sólo mujeres, rezar en la Iglesia y tutores para cada alumno: el método del mejor colegio de España según PISA

Irene se levanta y toma la palabra. Está en clase de oratoria, en 3º de la ESO, rodeada de dos docenas de compañeras, dos profesoras y un crucifijo. Al fondo, ve público inesperado, y carraspea. La incertidumbre dura sólo un segundo, pero planta los pies, se recoge un poco la falta escocesa, amolda el jersey y arranca a hablar. El tema de hoy: las religiones del mundo. Tras el trompicón inicial, no se detiene.

Es alumna de Fuenllana de Alcorcón, el colegio concertado bilingüe que acaba de repetir como mejor centro educativo español según el informe 'PISA para colegios' de la OCDE. Las pruebas, realizadas el pasado mes de febrero entre las alumnas de 15 años, como Irene, se pueden comparar con los resultados del último PISA a nivel mundial, en el que Finlandia, Corea, Singapur y Japón obtuvieron las mejores puntuaciones. En España, la media fue de 496 puntos. Aquí, de 542.

 

María Ruiz, directora del centro, sonríe por debajo de la mascarilla y se quita importancia. “Estamos orgullosas, pero no es para tanto”, concilia en su despacho a EL ESPAÑOL. “La clave es que ofrecemos un proyecto continuo desde de Infantil hasta Bachillerato”, resume. Pero el método va más allá, y se nutre de otros pilares, desde la educación diferenciada por sexos hasta la importancia de la religión, no tanto como doctrina sino como transmisión de valores. Los resultados, al final, saltan a la vista: el mejor colegio de España a pesar de tener sólo 15 años de vida.

584704472_186553626_1024x576.jpg

Un grupo de alumnas de Fuenllana durante el recreo. Esteban Palazuelos

 

En total, más de 25.500 metros cuadrados repartidos en seis edificios, 1.560 alumnas desde infantil hasta grados superiores y un tutor para cada una que ofrece guía, orientación y un seguimiento pormenorizado, también en los valores cristianos promovidos por el Opus Dei.

 

“Pero eso no quiere decir que sea excluyente”, matiza Ruiz. “Es cierto que damos catequesis y preparamos para la primera comunión, pero no excluimos a nadie. Tenemos alumnos y padres de otras religiones, que no están bautizados… y no hay problema. Nuestra tarea está impregnada de humanismo cristiano, sólo eso”,señala. Al final, dice, “nos eligen por la educación”.

584704471_186553597_1024x576.jpg

Varias alumnas de Fuenllana rezan en la capilla. Esteban Palazuelos

Los resultados son los que son, y empiezan a prepararse desde el principio. No en vano, recuerda Ruiz, "es una formación continua"; esto es, desde que entran hasta que salen. Interrelacionada. Se ve en los más pequeños.

En las aulas de Infantil, varios niños y niñas repasan los tipos de animales. Uno de cinco años, Rodrigo, quiere ser científico, y se nota. Sentado en el suelo, con la cabeza baja, como con vergüenza por el público inesperado, recita de memoria familias de invertebrados que el que escribe no había escuchado en su vida. Uno por uno, completa la lista. Nada como un paseo con los más pequeños para curar de humildad a un plumilla. 

584704467_186553481_1024x576.jpg

Una clase de infantil en Fuenllana. Esteban Palazuelos

Educación diferenciada

La cosa cambia a partir de Primaria. Desde entonces, el centro apuesta por la educación segregada por sexos y los chicos se van al Andel, a pocos metros. Eso, como se puede intuir, influye en los resultados. María Ruiz levanta una ceja.

No vamos a descubrir el fuego si decimos que las chicas sacan mejores notas que los chicos.

—No, bueno, claro. Desarrollan mejor el estudio, sí, pero su convivencia es más complicada, por ejemplo. Cada uno tiene lo suyo, no somos clones, pero creo que es bueno que la educación sea diferencial, que maduren sus competencias y capacidades de un modo distinto sin niños en clase.

La tasa de idoneidad a los 15 años, es decir, quienes terminan la Enseñanza Obligatoria sin repetir ningún curso, así lo demuestra. La diferencia entre hombres y mujeres a esa edad es de 8,6 puntos, casi un 10%, que también juega un papel importante a la hora de valorar centros diferenciados por sexo. Que sólo haya mujeres en Fuenllana ayuda a tener mejores resultados, sí, pero no hace milagros.

584704469_186553539_1024x576.jpg

Una clase de bachillerato en Fuenllana. Esteban Palazuelos

Lo que sí los hace, podría decirse, es el papel de la religión, crucial para entender el funcionamiento del centro. Nada más entrar al recreo, 10.30 de la mañana, un grupo de jóvenes en chándal se arremolinan frente a una estatua de la Virgen María. Es el mes de mayo, de ella, y tanto la estatua, fuera, como la capilla, dentro, están llenas de alumnas. La formación cristiana, insiste Ruiz, inspira a todo el colegio. 

“El lema es educación 360º porque es una educación integral, completa, bilingüe y personalizada. No sólo formamos alumnos, sino personas”, concreta. En este caso, insiste también PISA, la relación profesor-alumno influye mucho en los resultados.

584704468_186553510_1024x576.jpg

Varias niñas se arremolinan en el recreo de Fuenllana durante una actividad, con la estatua de la Virgen de fondo. Esteban Palazuelos

En el caso de Fuenllana, este vínculo es más fuerte. Cada alumna tiene un tutor personal asignado desde su llegada al colegio, una profesora que, si bien no tiene por qué ser su docente, la acompaña en cada etapa como una guía e intermediaria entre la familia y el colegio. “Se encarga de realizar un seguimiento de las alumnas no sólo en las clases, sino en lo que necesite”, precisa Ruiz.

Inteligencias múltiples

Lejos de lo que pueda parecer, para alcanzar la excelencia, el centro no dispone de ninguna metodología propia en las aulas, sino que se apoya en las inteligencias múltiples mediante proyectos.

584704470_186553568_1024x576.jpg

Una alumna de Fuenllana camina junto a su tutora. Esteban Palazuelos

En este caso, el colegio fomenta un Programa de Desarrollo de la Inteligencia Emocional y Creativa promoviendo la comunicación y mejora la convivencia y forma parte de la red de Centros Educación Responsable de la Fundación Botín. En el pabellón, por ejemplo, han improvisado un curso de robótica para alumnas de 6º de Primaria, que con 11 años ya pueden presumir de haber programado su propio coche eléctrico. Casi nada.

El resumen: sus alumnos destacan en lectura, matemáticas y ciencias respecto a otros centros educativos no solo de nuestro país sino también a nivel internacional. Si se compara con Finlandia, el referente europeo en temas educativos, Fuenllana sigue saliendo bien parada, y supera la media del país en el informe PISA, tanto en sus actitudes hacia el aprendizaje como en el entorno escolar.

584704473_186553655_1024x576.jpg

Dos alumnas entran en el colegio Fuenllana. Esteban Palazuelos

Los resultados

En lectura, la media de rendimiento de los estudiantes de Fuenllana es de 542 puntos, que es significativamente más alta que la media de rendimiento de 496 puntos obtenida por los estudiantes en toda España en la evaluación PISA 2015 y del promedio de los países de la OCDE (487 puntos) en PISA 2018.

En matemáticas, la media del centro se situó en los 521 puntos, 40 puntos más alta que de los estudiantes españoles en la evaluación PISA 2018 (481 puntos) y del de los países de la OCDE (489 puntos)

584704474_186553686_1024x576.jpg

Alumnas de Fuenllana, en el espacio del recreo, durante una clase de teatro. Esteban Palazuelos

Por último, en ciencias, la media de rendimiento de Fuenllana fue de 499 puntos, algo superior a los 483 puntos obtenidos de media por el conjunto de España en PISA 2018. También por encima del promedio de los países de la OCDE (489 puntos).

 

Fuente: elespanol.com

Leer más…

Resultado de imagen de alumnado de religion

La asignatura de Religión, una de las materias que despierta la polémica en el ámbito educativo, es recibida de manera muy dispar por el alumnado según las comunidades autónomas, de manera que los alumnos extremeños la eligen de forma mayoritaria mientras que en Cataluña es prácticamente residual.

Los porcentajes en el total de los centros educativos reflejan que Extremadura (87 %) es la autonomía donde más alumnos estudian religión católica en Primaria mientras que en Cataluña el 81,6 % no cursa religión.

En Educación Secundaria Obligatoria (ESO) el porcentaje de alumnos extremeños que escogen esta clase es del 77 %, también el mayor de toda España, mientras que el 89,9 % de los catalanes no cursa religión, el dato más elevado.

Son porcentajes de la reciente estadística "Las cifras de la educación en España" del Ministerio de Educación y Formación Profesional con datos del curso 2016-17, donde se especifica que se apuntaron a religión católica un 64,5 % del alumnado de Primaria, un 34,5 % no cursó religión y un 0,9 % otras religiones; datos que en Secundaria fueron del 55,6 %, 44,1 % y 0,3 %, respectivamente.

Si comparamos estos porcentajes respecto al anterior (2015-2016), se comprueba un ligero descenso de alumnos apuntado a esta asignatura aunque se mantiene, en general, la misma tónica por comunidades.

No obstante, son datos que difieren ligeramente de los aportados por la Conferencia Episcopal española (CEE) para esos mismos cursos y, según los cuales, el 68,1 % de alumnos de Primaria se habría matriculado en el curso 2016-17 y el 58,2 % de Secundaria (en el curso 2015-16 esos datos fueron 70 % y 55 %, respectivamente).

Por otra parte, se da la circunstancia de que la CEE no ha aportado aún los datos referentes al curso 2017-18 cuando es habitual que los publique dentro del mismo año académico.

Respecto a los centros públicos, Extremadura sigue siendo la autonomía con más éxito en las clases de Religión (84,5 % en Primaria y 72 % en ESO) y en el polo opuesto Cataluña: 81,6 % no se apuntó en Primaria ni el 89,9 % en ESO.

Con la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) la Religión pasó a tener una asignatura espejo, es decir, se introducía la obligación de elegir entre dicha materia u otra.

Antes, el alumno que no escogía Religión normalmente tenía en su centro educativo una hora de estudio o simplemente una hora libre.

Por su lado, la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha fijado en su proyecto de ley (paralizado en el Parlamento por la convocatoria de elecciones) con el que pretende derogar la LOMCE, que no se curse una materia alternativa y, además, que la calificación de Religión no se tenga en cuenta en la nota media de acceso a la universidad o para becas.

El siguiente cuadro recoge, por CCAA (no aportan sobre Baleares), el porcentaje (%) de alumnos matriculados en todos los centros en religión católica en Primaria y ESO en el curso 2016-2017:

CCAA PRIMARIA ESO

TOTAL 64,5 55,6

Andalucía 81,7 67,9

Aragón 65,6 55,9

Asturias 71,0 65,5

Canarias 73,4 57,2

Cantabria 74,4 65,7

Castilla y León 77,6 70,9

C-La Mancha 79,2 68,5

Cataluña 18,0 9,8

C. Valenciana 62,2 57,3

Extremadura 87,0 77,0

Galicia 68,2 58,5

Madrid 64,1 53,2

Murcia 75,6 65,8

Navarra 61,6 56,7

País Vasco 42,2 43,2

La Rioja 73,6 72,2

Ceuta 33,9 29,9

Melilla 21,8 30,4

Fuente: lavanguardia.com

Leer más…

El tribunal desestima el recurso presentado por el PSOE en 2014 contra la LOMCE

religion-en-las-aulas_560x280.jpg

El Constitucional ha rechazado el recurso del PSOE contra la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa y ha avalado que se subvencione con dinero público a los colegios que segregan por sexos a sus alumnos y también otros aspectos de la norma, como que la Religión sea una alternativa obligatoria.

El pleno ha fallado por mayoría de ocho votos contra cuatro y ha desestimado en su totalidad el recurso que presentó el Grupo Parlamentario Socialista en marzo de 2014.

El recurso iba contra varios puntos de la Lomce, y no solo la financiación pública de la educación separada por sexos, sino también contra la segregación de los alumnos en itinerarios académicos o que la asignatura de Religión sea una alternativa obligatoria.

Al ser el recurso desestimado en su totalidad, también se confirman estos otros aspectos de la norma.

El Constitucional ha debatido varias ponencias sobre este asunto, pero finalmente no ha sido posible el acuerdo entre sus miembros, por lo que la decisión se produce con el voto particular discrepante de los magistrados Fernando Valdés Dal-Ré, Juan Antonio Xiol, Cándido Conde-Pumpido y la magistrada María Luisa Balaguer.

Los diputados del PSOE se opusieron a muchos de los apartados de la reforma educativa liderada por el ministro José Ignacio Wert.

constitucional.jpg

Así, no solo recurrieron contra las subvenciones a los colegios que separan a los alumnos por sexos y la segregación a los estudiantes en itinerarios académicos, sino también a que los centros pueden seleccionar a sus alumnos, a lo que su escrito consideraba obstáculos a la participación real de las familias o a la eliminación de la Educación para la Ciudadanía.

Esto último está vinculado a que se imponga Religión como alternativa obligatoria a una clase sobre valores. Es decir, el alumno deberá cursar o bien valores o bien Religión.

Todos esos argumentos del recurso han sido rechazados por el TC, de cuya resolución se conoce solo el sentido del fallo. Ahora habrá que aguardar a que sea publicada la sentencia en la que se fundamentará la decisión adoptada hoy y los votos particulares de los cuatro magistrados contrarios al fallo de la mayoría.

El Constitucional estimó parcialmente, el pasado mes de febrero, el recurso de la Generalitat contra esta misma ley, y anuló la obligación de escolarizar, cuando lo diga el Estado y en centros privados pagados por la Generalitat, a los alumnos sin enseñanza pública en castellano.

Aquellos artículos anulados se refieren, en concreto, a la capacidad del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, a través de la Alta Inspección de Educación, para decidir sobre la escolarización de esos alumnos en centros privados y a su financiación.

Fuente: periodistadigital.com

Leer más…

El Estado no pierde la neutralidad por amparar el ejercicio del derecho a la libertad religiosa.

Niñas de un centro de educación diferenciada./

El Tribunal Constitucional se dispone a avalar la existencia de la asignatura de religión como materia opcional pero evaluable en los ciclos de educación primaria y secundaria. La constitucionalidad de esa novedad de la LOMCE es defendida en la ponencia presentada por el magistrado Alfredo Montoya, que el pleno del tribunal tiene previsto debatir esta semana.

El PSOE, que presentó un recurso de inconstitucionalidad, sostuvo que la ley Wert vulnera la neutralidad del Estado, un principio que impediría introducir una asignatura confesional. Señaló, además, que, al estar diseñada como alternativa a la asignatura de valores sociales y cívicos (en primaria) o de valores éticos (en secundaria), se priva de esas materias a los alumnos que escojan religión.

La propuesta del ponente descarta esos planteamientos. De un lado, porque el hecho de que exista esa asignatura no implica valorar las doctrinas religiosas por parte del Estado. El TC ya ha señalado en anteriores sentencias que el principio de aconfesionalidad implica "una garantía prestacional respecto al ejercicio del derecho a la libertad religiosa, del que gozan tanto los individuos como las Iglesias y confesiones".

La existencia de la asignatura de religión es considerada una vía adecuada para que los padres puedan ejercitar el derecho a que sus hijos reciban una formación religiosa y moral acorde con sus convicciones y es, al mismo tiempo, el cauce para el cumplimiento de los acuerdos que el Estado ha firmado con la Santa Sede, la Comisión Islámica y entidades que representan a otras religiones.

De otro lado, la LOMCE incorpora contenidos de educación cívica y social en distintas asignaturas en los ciclos de primaria y secundaria, por lo que todos los alumnos, hayan escogido o no la asignatura de religión, reciben formación en esos valores.

Fuente: elespanol.com

Leer más…

VOX ve paradójico eliminar la religión católica e impartir la islámica en dos colegios de Valladolid.

Rosario, Religión, Católica
VOX ha expresado hoy su sorpresa tras comprobar el "acoso" que, según dicha formación, someten las administraciones a la religión católica mientras que en dos centros de Valladolid se empezará este curso a impartir la islámica.

La organización política, a través de un comunicado recogido por Europa Press, califica de "inadmisible" que algunas administraciones acosen a la católica mientras que por otro lado "no tienen ningún pudor en colaborar y participar en la implantación del islam a través de las escuelas".

Fuente: europapress.es

Leer más…

El conflicto por la asignatura llega al alto tribunal, que aún debe decidir sobre otro recurso más.

Una profesora imparte una clase en una imagen de archivo. :: /HOY

El Tribunal Supremo se ha pronunciado sobre la asignatura de Religión en Extremadura. Y reparte la razón entre la Iglesia y la Junta, a partes iguales.

El alto tribunal ha dictado dos sentencias con fecha de 20 y 21 de marzo que siguen en la misma línea. Por un lado, obligan a la Junta a ofertar esta asignatura en Segundo de Bachillerato y, por otro, avala que Educación establezca la carga lectiva que considere oportuna. Aunque establece que las horas deben ser las suficientes para que la asignatura pueda enseñarse de forma adecuada. Es decir, que los magistrados consideran que no puede seguirse un criterio cuantitativo, sino cualitativo. A ese matiz se agarraron este viernes los obispos extremeños para reclamar diálogo y tender su mano. Entienden que son ellos los que pueden determinar si se hace de forma correcta o no.

El abogado que representa a los tres obispados extremeños y al de Toledo, Francisco Lamoneda, considera que esta sentencia es un llamamiento a que la Junta y la Iglesia se sienten a conversar para determinar la carga horaria.

El Supremo respalda, de esta forma, que la Junta redujera una hora la carga lectiva en primero de ESO y primero de Bachillerato. De hecho, considera que esa merma ni es ilegal ni discriminatoria. Estas dos sentencias surgen a raíz de los recursos de casación presentados por la Junta de Extremadura contra dos fallos del TSJEx, uno de los cuales rechazaba la reduciión de una hora de la clase de Religión en primero de ESO y primero de Bachillerato decidida en 2016.

No obstante, en su día se presentó otro recurso más contra otra sentencia del TSJEx que, de momento, no se ha fallado. No está descartado, de esta forma, que la tercera sentencia que estudia otro ponente distinto del Supremo sí entre a determinar las horas que deben impartirse.

De cualquier manera, Francisco Lamoneda considera difícil que se llegue a este extremo dado que el Supremo es un tribunal de ámbito nacional y la educación es una competencia transferida a las comunidades autónomasy, por tanto, cada una determina las horas de Religión.

«Consideramos razonable que se mantenga la asignatura con el reparto anterior a los cambios de 2016»

«Consideramos razonable que se mantenga la asignatura con el reparto anterior a los cambios de 2016»MANUEL GARCÍA

Junto al abogado, en el Arzobispado extremeño, también compareció el delegado episcopal para la Educación de la Archidiócesis Mérida-Badajoz, Manuel García, quien considera razonable el reparto anterior al decreto de 2016 que modificó la asignatura. Esto es, una hora a la semana en Educación Infantil; dos horas en primero, segundo y tercero de Primaria, y una hora en cuarto, quinto y sexto. Una vez que el alumno pasa a Secundaria, recibe dos horas en primero, dos horas en segundo y de nuevo una hora en tercero y cuarto.

Además de los obispos extremeños, la Junta también se ha pronunciado sobre las sentencias. Por un lado, se mostró prudente y emplazó a una valoración completa la próxima semana. Pero, por otro, la consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, consideró que el alto tribunal da la razón a la Junta de Extremadura en cuanto a la reducción de las horas de la asignatura de religión.

En este sentido, la consejera aseguró que la administración regional acatará lo expuesto por el TS «con prudencia y con respeto», y estudiará como llevarla a cabo «de la mejor manera posible y desde un punto de vista constructivo».

Asimismo, aseveró que nunca se ha buscado un enfrentamiento con las partes implicadas, ni se hará tras esta sentencia, y ha pedido tranquilidad a toda la comunidad educativa. En este punto coincide con lo expresado por los portavoces de los obispos.

Sobre este tema también ha opinado el PP. Su portavoz de Educación en la Asamblea, Pilar Pérez, mostró su satisfacción y consideró que dan la razón a los obispados extremeños. Para los populares, las dos sentencias «suponen un supremo varapalo judicial al sectarismo de la Junta y a su poda selectiva de derechos constitucionales».

A su juicio, Vara «quería eliminar la religión católica de las aulas extremeñas, pero, con estas dos últimas sentencias del Supremo, ya son cinco las ocasiones en las que la Justicia le ha dejado claro que por encima de sus caprichos ideológicos están los derechos de los padres extremeños».

El PP relacionó también este asunto con la implantación de la religión islámica en los centros extremeños. «Impartir islam en los centros educativos es para la Junta una cuestión derivada de su obligación de garantizar la libertad religiosa», sin embargo, «garantizar la enseñanza de la religión católica, que es la religión mayoritaria, es una cuestión que solo se asume vía varapalos judiciales», añadió Pérez.

Fuente: hoy.es

Leer más…

sanraj_560x280.jpg

(Alfredo Sepúlveda).- Una vez más y con la intención de sosegar los ánimos realizamos algunas reflexiones sobre lasconsecuencias de la moción de censura para nuestra asignatura de Religión.

El resultado de la citada moción ha sido el siguiente: a favor del candidato socialista: PSOE, Podemos, ERC, PDECat, PNV, Compromís, Bildu y Nueva Canarias (180 parlamentarios). En contra han votado PP, Ciudadanos, UPN y Foro Asturias (169 parlamentarios). Coalición Canaria ha sido la única que se ha abstenido. Con estos resultados, será una aventura del todo imposible sacar adelante proyectos de un cierto calado, y por lo que aquí respecta, un nuevo Pacto de Estado Social y Político por la Educación.

Todos recordamos que recientemente (septiembre de 2017), el Grupo Socialista presentó una proposición de Ley de reforma de la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la Calidad Educativa, que finalizaba con:

«Consecuentemente, y garantizando el derecho constitucional de los padres a que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que deseen (artículo 27.3 de la CE), la asignatura de Religión no solo no se debe imponer en la escuela sino que, aun siendo evaluable, tampoco debe tener valor académico en ninguna de las etapas educativas, de manera que no pueda condicionar el futuro de los estudiantes a la hora de decidir su formación académica».

 

congreso-de-los-diputados.jpg

Congreso de los Diputados

También recordamos que el pasado 21 de febrero de 2018, con los votos de Unidos Podemos y sus Mareas, Compromís y el PSOE, se aprobó en la Comisión de Educación del Congreso de los Diputados una proposición no de ley del siguiente tenor:
«El Congreso pide al Gobierno derogar los Acuerdos con la Santa Sede para dejar la Religión fuera del sistema educativo».

Como ya dijimos, lo cierto es que para la derogación del acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede sobre enseñanza y asuntos culturales -que fija el carácter curricular de la asignatura de Religión-, se debería utilizar el mismo procedimiento previsto en la CE para su aprobación, es decir, la autorización previa del Congreso y Senado; y en este último tiene mayoría absoluta el PP.

Por otro lado, la Convención de Viena sobre el derecho de los tratados, contiene que un tratado no podrá ser objeto de denuncia a menos: que conste que fue intención de las partes admitir la posibilidad de denuncia y que pueda inferirse de la naturaleza del tratado. Para ello, deberá notificarse con al menos doce meses de antelación, la intención de denunciar el tratado (...).

Además de lo anterior, de forma directa e indirecta los Tribunales, como es el caso del Tribunal Supremo (fundamento de derecho segundo de la STS de 21 marzo de 2018), afirman que:

«(...) En este caso, los criterios determinantes de esa dimensión son los que se aceptan pacíficamente por las partes: la Religión -como su alternativa- es una asignatura obligatoria en la Enseñanza Secundaria Obligatoria y de necesaria oferta en el Bachillerato, debe ser superada para pasar al siguiente curso y se computa a efectos de becas y del acceso a Universidad.»

 

Por su parte, la reciente Sentencia del Tribunal Constitucional 31/2018, de 10 de abril de 2018, que resuelve el recurso de inconstitucionalidad interpuesto por más de cincuenta diputados del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso, dice que:

a) No se vulnera el marco constitucional por haber configurado como asignatura la enseñanza de la religión.
b) Con la introducción de una asignatura de religión se da también cumplimiento a lo establecido en el acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede sobre enseñanza y asuntos culturales.

 

Por lo tanto, tal y como se desprende de estos presupuestos y de esta doctrina, la existencia de una asignatura evaluable (dentro del currículo) de religión de carácter voluntario para los alumnos no implica vulneración constitucional alguna.
Por otro lado, esperemos que haya nuevas elecciones con prontitud.

Fuente: periodistadigital.com

Leer más…

Representantes de medio centenar de colectivos que defienden la escuela laica se han concentrado este martes 30 de mayo ante el Congreso de los Diputados para pedir que la religión confesional salga de la escuela pública y del Pacto Educativo, para lo que piden la denuncia y derogación de los Acuerdos con la Santa Sede así como con musulmanes, judíos y evangélicos.

"La finalidad es decirles alto y claro que si no se denuncian y cancelan los Acuerdos con la Santa Sede, y con otras religiones minoritarias, de dar religión en las escuelas, hace difícil que haya un Pacto por la Educación donde toda la ciudadanía esté implicada", ha subrayado en declaraciones a Europa Press el presidente de Europa Laica, Francisco Delgado.

La concentración, organizada por Europa Laica y el resto de organizaciones que respaldan la campaña 'Por una Escuela pública y laica. Religión fuera de la Escuela', coincide con la elaboración en el Congreso de propuestas por un Pacto Educativo y ha contado con la presencia de algunos diputados como Joan Tardà de Esquerra Republicana.

Para los impulsores de la campaña, de mantenerse los Acuerdos firmados en 1979 con la Santa Sede será "imposible establecer un Pacto para una nueva ley educativa que respete los principios democráticos y laicos que debe revestir el sistema educativo".

Para conseguir su objetivo, han lanzado una recogida de firmas, que ya ha recabado unos 48.000 apoyos, que dirigirán al Congreso y a los grupos parlamentarios para solicitar la derogación de estos acuerdos. Entre las personalidades que apoyan la campaña, cuyos nombres aparecen en la web 'www.laicismo.org', se encuentran el excoordinador de IU Confederal Cayo Lara, el portavoz de Izquierda Unida en la asamblea del Principado de Asturias, Gaspar Llamazares, casi una decena de diputados de Unidos Podemos, escritores, profesores universitarios y un filósofo.

La campaña por la escuela laica tiene ya 20 años, pero los colectivos firmantes consideran que ahora, con la entrada de nuevas fuerzas políticas en los parlamentos regionales y nacional, puede lograrse. "Ahora, dado que hay una correlación de fuerzas en parlamentos regionales y nacionales más equilibrada, es el momento de intentar que se cancelen estos Acuerdos y sacar la religión confesional del sistema educativo", ha defendido Delgado.

En este sentido, Europa Laica ha pedido, nominalmente, a cada diputada y diputado de los grupos parlamentarios que en sus programas electorales hacen referencia a la denuncia de los Acuerdos, de forma más o menos explícita, que apoyen con su firma esta iniciativa.

Tampoco apuestan por la inclusión de una asignatura de Historia de las religiones porque consideran que las explicaciones sobre cosmovisiones, convicciones y el hecho religioso pueden encontrarse de forma transversal en diferentes materias de humanidades como Historia, Geografía o Filosofía.

En relación a la defensa que hizo el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, el pasado mes de marzo sobre la inclusión de la Religión en el Pacto Educativo para aportar valores y respetar la libertad de elección de los padres, Delgado ha precisado que "no solo las personas religiosas" sino "agnósticos y ateos tienen valores muy positivos".

También ha señalado que el derecho a recibir religión en la escuela "no debería existir", sobre todo, en el caso de los alumnos más pequeños porque, a su juicio, un niño de entre 3 y 10 años "difícilmente entiende por qué se le separa de sus compañeros y se le manda a dar una religión concreta". "Se está coartando su libertad de conciencia", advierte.

Fuente: ecodiario.eleconomista.es

Leer más…

Religión y política (opinión Diario de león)

1163596_1.jpg

Nunca he escrito sobre religión, campo que no es el mío; ni siquiera he estudiado en un colegio religioso, si acaso en la enseñanza primaria de aquellos años, en el colegio de los Maristas gratuito de El Ejido (otro de pago —el colegio San José— estaba en la avenida Padre Isla). Pero en esta ocasión al leer el título del artículo de este Diario: «No me matricules en religión», ha saltado desde mi conciencia un signo de rebelión por las mentiras que se vierten en el artículo. Me atrevo a dar contestación a las simplezas demagógicas que firman un conjunto de ciudadanos que por sus firmas son de signo comunista y, qué cosas, un firmante de Comisiones Obreras que, desde su fundación, tiene algún gen de aquella Hoac (Hermandades Obreras de Acción Católica).

Para empezar, aprovechando la libertad de expresión —y de opinión— que se les brinda en Diario de León, inician en su título un ataque a la libertad de elección de enseñanza. Es decir, les dicen a los padres qué es lo que tienen que hacer con los hijos, les trazan la línea de sus enseñanzas. Es clara la tendencia de inmiscuirse en la vida de la familia. Seguro que tienen presente las palabras de Carlos Marx cuando se quejaba: «Pero decís que abolimos los vínculos familiares más íntimos, suplantando la educación familiar por la social». Eso es lo que quiere la tal plataforma por una enseñanza pública y laica. Dejar las enseñanzas tradicionales con desarraigo de la religión —la tradición— para implantar una educación de ideología, claro, díganlo con claridad, comunista. Al dejar a la juventud al socaire de una sola ideología, sin otras enseñanzas, se tienen unos cerebros vírgenes para partir de cero, para olvidar las tradiciones —la religión, entre ellas— y poder hincar el germen de una ideología. Entiendo que no se puede dejar la enseñanza de la juventud para que parta de cero, obviando las enseñanzas y los valores de toda una civilización porque, quiérase o no, estamos en el entorno de la civilización cristiana, con sus luces y sus sombras, pero es nuestra al fin y al cabo. Tengo que echar mano, como casi siempre, de una generación de intelectuales del 98, tal Ganivet, cuando decía: «España tiene, acaso, caminos abiertos para emprender rumbos diferentes de los que le señala su historia: pero un rompimiento con el pasado será una violencia de las leyes naturales, un cobarde abandono de nuestros deberes, un sacrificio de los real por lo imaginario» (Idearium I, 286). Es decir, que el desconocimiento de nuestra historia como hombre religioso, es entorpecer la cultura.

Es muy difícil comprender la trayectoria cultural de Occidente sin la enseñanza de la Religión. Hay que explicar la construcción del gótico de las catedrales desde lo trascendente. Cómo explicar el poema de Unamuno Al Cristo de Velázquez, sin darle un sentido religioso. O escuchar el Ave María de Schubert o el Requiem de Mozart, sin sentir el influjo de la religión. Se perderían las más bellas historias del Antiguo Testamento, como las peripecias del José en Egipto. Para qué seguir.

Centrémonos en la norma. Nuestra Constitución, en su artículo 16, «garantiza la libertad ideológica, religiosa…» y añade que «ninguna religión tendrá carácter estatal», pero advierte a los poderes públicos (en ellos se incluyen Ayuntamientos, Diputaciones, al propio Estado) que «tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española». Que se sepa —a pesar de plataformas, observatorios, mareas, y demás conmilitones— el 80 por ciento de la población española se declara católica, de tal suerte que, sigue diciendo la Constitución, existirá una cooperación con la Iglesia Católica. Por ello, conminar a los padres, como hace el tirulo del artículo, a que no matriculen a sus hijos en la asignatura de religión, se está, por lo menos, coartando la libertad de elección, además de entorpecer la misión de los poderes públicos.

Estos colectivos que tanto blanden la bandera republicana, han de saber que la Constitución de 1931 en su artículo 27 decía: «La libertad (…) de practicar libremente cualquier religión quedan garantizadas en territorio español». Luego no fue así, pues, como es sabido, se quemaron iglesias y se asesinaros numerosos creyentes y religiosos. Por si acaso, yo me acojo, ahora al mismo artículo 27 de aquella, que protegía en estos términos «la condición religiosa no constituirá circunstancia modificativa de la personalidad civil ni política». Lo digo por si se me insulta o se me amenaza con «arder como en el 36».

No se puede en un artículo periodístico —por razones obvias— desmenuzar las veleidades pseudocientíficas del comunicado —sobre la vida y la ciencia, sobre la fe y las dimensiones, etc.— pero si me ha llamado la atención que se tilde a la religión de entrar en contradicción con los derechos humanos. Seguro que no se han leído el artículo 18 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, a saber: «Toda persona tiene derecho a (…) la libertad de manifestar su religión, o su creencia individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia». De tal forma que quienes incitan a ir en contra de la religión están conculcando —a la vista está— los más elementales derechos de la persona o Derechos Humanos. No es de extrañar, que tales ideólogos pretendan rehuir de las personas —con sus creencias y valores— pues seguro que están de acuerdo con la doctrina marxista de que la conciencia del hombre la determina el ser social (Stalin, citando a Marx). Así desligando al hombre de la religión como valor, se consigue acercarlo a la idea colectivista del comunismo. De momento no pueden engañar.

ISIDORO ÁLVAREZ SACRISTÁN DE LA REAL ACADEMIA DE JURISPRUDENCIA Y LEGISLACIÓN

Fuente: diariodeleon.es

Leer más…

Logo

Se necesitan 

profesores de Religión 

para Secundaria y Bachillerato.

 

Si te sientes vocacionado a la docencia, si quieres servir a la comunidad eclesial y a la sociedad como profesor de religión, solicita ser valorado a partir del 20 de agosto en la Delegación de Enseñanza del Arzobispado de Oviedo.

CURSO 2017-18

PROCESO DE VALORACIÓN DE ASPIRANTES

(SOLO SECUNDARIA)

PASOS: 

  1. Solicitud y Presentación de Documentación. Del 20 de agosto al 15 de septiembre.
  2. Prueba escrita: última semana de agosto.
  3. Entrevista personal: Según se van recibiendo las solicitudes de valoración se concertará
  4. Comunicación con la persona que realice el certificado sobre el perfil eclesial del candidato. 

 

Comunicación a los aspiratnes si contarán con la propuesta : 15 de septiembre.

Escrito por Delegación  

Creado: 20 Julio 2017 

Última actualización: 20 Julio 2017

Leer más…

2016_jornadas_vicarios_delegados_ense%C3%B1anza_portada.jpg

Ofrecemos las estadísticas sobre la Enseñanza Religiosa Católica de este curso 2016-17. Los datos sobre la opción por la enseñanza religiosa católica que se ofrecen a continuación han sido elaborados por la Oficina de Estadística de la CEE con información recabada de las diferentes diócesis de España. Han proporcionado datos sesenta y ocho diócesis. Según los datos recibidos, de un total de 5.689.369 alumnos escolarizados, 3.559.076 alumnos reciben enseñanza religiosa católica, lo que supone el 63 %.

Los porcentajes son muy semejantes a los del curso pasado. Cabría destacar solamente el ascenso en Bachillerato y en la ESO. La oferta de la enseñanza religiosa en el curriculum escolar es decisiva para una educación integral de la persona, para el diálogo entre fe y cultura, además de ayudar a entender las raíces de ésta, a favorecer la acogida y comprensión del otro, a comprender y estimar las otras religiones, a respetar y amar la naturaleza como obra de Dios. Por eso, invitamos a los padres a favorecer la educación religiosa de sus hijos, sin dejarse frenar por las dificultades que pueden encontrar en algunos centros educativos a la hora de apuntar a sus hijos a la asignatura de religión católica. La tarea educativa de los padres se realiza, en primer lugar, con su palabra y testimonio ante sus hijos y con la colaboración estrecha de los profesores, en este caso de los que imparten la formación religiosa.

Conviene recordar que la enseñanza religiosa escolar forma parte del derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones religiosas. A ellos corresponde la educación de sus hijos y no al Estado. La eliminación de este derecho o la imposibilidad de elegir libremente el centro educativo para sus hijos debilitarían significativamente nuestra democracia. En una sana democracia, las administraciones centrales y autonómicas deben favorecer dicha educación elegida por la familia o los propios estudiantes, sin intentar imponer otras concepciones éticas. Al Estado no le corresponde imponer su visión del mundo y del hombre ni una ética determinada sino servir al pueblo, formado por diversas sensibilidades, credos y formas de entender la vida.

Los obispos de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis animamos a los padres cristianos a que inscriban a sus hijos en la asignatura de religión y agradecemos a los profesores de dicha asignatura su servicio a la formación integral de los alumnos.

Madrid, 23 de marzo de 2017

2017_ERE_tabla_estadistica.jpg

DESCARGAR ESTADÍSTICAS EN PDF

Fuente: CEE

Leer más…

La proposición no de ley insta al Gobierno de la comunidad a dirigirse al Gobierno central para pedir la derogación de los acuerdos con el Vaticano.

El Pleno de las Cortes de Aragón ha aprobado una proposición no de ley que insta al Gobierno de la Comunidad a que se dirija al de España para derogar todos los acuerdos con el Estado Vaticano "por otorgar numerosos privilegios a la Conferencia Episcopal española, siendo contrarios al carácter aconfesional del Estado español y la Constitución", así como que la asignatura de Religión no tenga cabida dentro del sistema educativo.

La iniciativa, presentada por Podemos y enmendada por CHA, ha sido apoyada por estas dos formaciones, así como por PSOE e IU, mientras que Partido Aragonés y Ciudadanos se han abstenido y el PP ha votado en contra.

En ella, también se señala que la Comunidad autónoma es la competente para fijar el horario de las asignaturas, también en la de Religión, y muestra el apoyo a la decisión tomada por el Gobierno de Aragón sobre la reducción del tiempo designado a esta materia en Primaria, así como el respaldo político al Ejecutivo en "cuantas acciones lleve a cabo para recurrir el auto" del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad sobre esta cuestión.

Además, la proposición no de ley subraya el derecho de los aragoneses "a tomar sus propias decisiones" de acuerdo con el Estatuto de Autonomía de Aragón y con las competencias transferidas y expresa la "total oposición a que estas decisiones soberanas estén supeditadas al dictado de países extranjeros".

El diputado de Podemos, Carlos Gamarra, ha remarcado que la Constitución española otorga al Estado "un carácter aconfesional", algo que "no se cumple" por los acuerdos con la Santa Sede, que "mantienen incontables privilegios jurídicos, económicos y en la enseñanza" para la Iglesia católica.

No obstante, ha explicado que en ellos "no se establecen horarios para la asignatura de Religión", que a su entender no debe impartirse en los colegios para "avanzar hacia una enseñanza laica, científica, moderna e innovadora".
Confrontar

El diputado del PP, Antonio Torres, ha opinado que hay "iniciativas que buscan sumar y otras hacer bloque, ruido", como esta que pretende "confrontar y atacar a la Iglesia católica", cuando no se ha dicho que hay acuerdos con otras confesiones y en Aragón 1.500 alumnos recién clases de Islam y 800 de Religión Evangélica, apoyándose en un "rancio anticlericalismo heredado", si bien ha agradecido que Podemos "muestre al ciudadano cuál es su pensamiento y objetivos".

El diputado del PSOE, Dario Villagrasa, ha opinado que en España "se privilegia a unas confesiones sobre otras" por lo que ha apostado por "reformar la Constitución" y aprobar una ley orgánica de libertad religiosa y de conciencia, donde estén "todas las confesiones en plano de igualdad", para abogar porque la Religión en la escuela "no tenga carácter evaluable y no compute a efectos académicos", algo que ha propuesto a través de una enmienda, que ha sido rechazada.

La diputada del Partido Aragonés, María Herrero, ha pedido "responsabilidad" y ha recordado que la Constitución española habla de "aconfesionalidad, neutralidad, pero también de la cooperación con las confesiones religiosas y la Iglesia católica".

El diputado de Ciudadanos, Ramiro Domínguez, ha apostado por "revisar" más que por derogar los Acuerdos con la Santa Sede, ya que la Iglesia "está en la sociedad y en muchos ámbitos realiza un trabajo importante", si bien "la realidad ha cambiado desde 1979", cuando se suscribieron esos pactos con el Vaticano.

El diputado de CHA, Gregorio Briz, que ha intervenido por el grupo mixto, ha señalado que la reducción del horario de Religión en Primaria en Aragón de 90 a 45 minutos semanales se ha suspendido cautelarmente por un auto del TSJA, una "decisión política tomada conforme a la normativa educativa vigente", para sostener que "no se puede desde las instituciones promocionar la confesionalidad de un Estado".

Fuente: expansion.com

Leer más…

Varios sindicatos de centros estatales se plantean ir a los tribunales junto a los obispos si las comunidades autónomas no rectifican y establecen horarios que garanticen la asignatura

Los profesores se unen a la Iglesia en la batalla judicial por la Religión

Los profesores de Religión pueden estar tranquilos. Ni el resultado electoral augura modificaciones legislativas –pues en ningún caso hay mayorías suficientes para realizarlas– que afecten a la asignatura y, lo más importante, ni la Justicia les está dando, poco a poco, un espaldarazo tras otro después del polémico desarrollo de los decretos que regulan la Religión en cada comunidad autónoma. Por ello, y aunque se manifiestan abiertos a la negociación, los profesores representados en el sindicato Apprece, de centros estatales, se plantean sumarse a los recursos que la Iglesia, a través de las diócesis, están presentando. De hecho, en Andalucía están esperando la comunicación del Tribunal para incluir sus alegaciones al recurso interpuesto por todos los obispos de la comunidad. En Aragón, donde la materia ha perdido el estatus que tenía con el nuevo gobierno autonómico del PSOE apoyado por Podemos, el sindicato, según confirmó a LA RAZÓN, se plantea acudir a los tribunales si finalmente no son los obispos los que toman la iniciativa.

Según explica el presidente de Apprece-Andalucía y vicepresidente nacional, Rafael Martín Gómez, el problema de la Lomce no radica en la ley misma, que considera «una reforma de la LOE», sino en las modificaciones que las comunidades autónomas no han tenido en cuenta, «creando problemas de horarios y en consecuencia con las jornadas de algunos profesores de Religión». Problemas que tienen que ver con la no oferta de la materia o la reducción de los horarios en algunos cursos.

El primero de ellos es el que se ha producido en Baleares, donde los alumnos no podían acceder a la enseñanza religiosa porque no era posible elegirla. Sin embargo, tras el recurso contencioso-administrativo del Obispado de Mallorca, el Tribunal Superior de Justicia de Baleares resolvió con rapidez y de forma muy clara a favor de los últimos obligando al Gobierno autonómico a volver a ofertarla. Algo parecido sucedió en el Bachillerato de Artes en Andalucía, donde se ofrecía, pero no en las condiciones adecuadas, por lo que algunos alumnos no podían cursarla por incompatibilidades. En este caso, también el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha obligado a la Junta a abrir un periodo extraordinario de matriculación. El otro caso en el que la Justicia ha reconocido la importancia de la Religión es en Asturias, donde el Tribunal Superior de la comunidad dictó sentencia favorable tras el recurso del Arzobispado de Oviedo, pues la reducción de horario y la oferta afectan a derechos fundamentales, aunque trasladó el caso a la vía ordinaria.

También en el Principado, hace menos de un mes, el juzgado de lo social de Mieres falló a favor de una profesora de Religión a la que se le había reducido el horario. La Justicia revocó la decisión de la Administración y le instó a restituirle la jornada laboral. «Esta sentencia y otras que se han ido produciendo son efecto de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturias en la que se refiere al horario de Religión Católica por no ser conforme a derecho», explica el sindicato USO.

El principal problema de la oferta o no en el Bachillerato radica fundamentalmente en la propia ley, pues deja en manos de los centros la elección de las optativas, entre ellas la Religión, sin especificar que ésta debe ser de oferta obligatoria. Así lo hizo saber en numerosas ocasiones la Conferencia Episcopal Española (CEE) a través de su secretario general y portavoz, José María Gil Tamayo, que también mostró su preocupación por los puestos de trabajo que están en juego. «La clase de Religión es un derecho de los padres y el Estado tiene la obligación de facilitárselo, no sólo de reconocerla. La enseñanza de la Religión en España no es obligatoria, va el que quiere», dijo.

Para Rafael Martín, en estos momentos, el Bachillerato ya no es un problema, pues, resueltos los casos citados, en todos los institutos se ofrece como optativa obligatoria para el centro y voluntaria para el alumnado. Otra cosa es lo que pueda suceder el año que viene si no la incluyen en la oferta, pues no se cumplirían las dos horas establecidas para el conjunto del Bachillerato, pues en primero sólo se imparte una. En Andalucía, según el primer borrador del Bachillerato para el año que viene, la Junta establece una hora para cada curso, con una alternativa de Educación para la Ciudadanía y Derechos Humanos. «Una solución que en Apprece nos parece perfecta y que, por ejemplo, quieren copiar en Aragón», explica.

El caso de la reducción horaria en Educación Primaria y ESO afecta a Galicia, Castilla y León, Asturias, Andalucía, Ceuta y Melilla y Aragón. En las dos primeras, gobernadas por el Partido Popular, la reducción en Primaria ha dejado la clase de Religión en 7,5 horas a la semana, frente a las nueve que había, aunque los gobiernos autónomos acordaron con los profesores que la hora, y media que pierden la emplearan en otras actividades, por lo que no ha habido ni despidos ni modificaciones de contratos. En Asturias, el horario ha bajado hasta las seis horas, aunque la Justicia anuló el decreto que así lo establecía.

En Andalucía, Ceuta, Melilla y Canarias se optó por aplicar el mínimo de 45 minutos a la semana por cada curso y grupos, dejando a los centros la posibilidad de aumentarla en otros 45 minutos con sus horas de libre disposición. «Cuando se dice que la Lomce ha reducido la Religión a 45 minutos, no se dice la verdad. Ni la Lomce ni ninguna ley de educación han señalado nunca los horarios de la Religión. Siempre se han publicado unos horarios mínimos a través de reales decretos que, en la ley vigente, tampoco señalan un horario para la Religión. Ha sido una orden del Ministerio para Ceuta y Melilla en la que se habla de la fórmula de 45 minutos ampliables por los centros, un modelo que copian Andalucía y Canarias», añaden desde Apprece.

Amparada por la Constitución y por los Acuerdos Estado-Santa Sede

Ningún Gobierno, ni autonómico ni central, puede dejar de ofrecer la asignatura de Religión sin una modificación de la Constitución española y sin vulnerar el acuerdo que la Santa Sede y el Estado español firmaron en materia educativa y cultural. La materia como tal está protegida por el artículo 27.3, en el que se establece que «los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones». A la norma suprema, habría que añadir los acuerdos que el Estado ha suscrito con las confesiones religiosas. Al acuerdo con la Iglesia católica de 1979, se sumaron luego las confesiones minoritarias más importantes: judíos, musulmanes y protestantes. Al igual que los obispos, los líderes de estas religiones se han manifestado a favor de la enseñanza religiosa en la escuela. En el caso de la Iglesia católica, el acuerdo tiene carácter internacional y, por tanto, de ley orgánica. En ella, se establece que la asignatura de Religión, aunque no es obligatoria, debe tener el mismo trato que las asignaturas fundamentales; troncales, según la denominación utilizada en la Lomce. Este acuerdo, que se puede modificar por consenso, no puede ser derogado unilateralmente. Con este marco legislativo, el sindicato Apprece afirma que, sólo «en un ambiente de desconcierto, de olvido del Estado de Derecho y de un radicalismo ideológico sectario, se ha podido llegar a unas situaciones que debieron resolverse antes por la vía del diálogo». «Ni los que defendemos la enseñanza religiosa se la tenemos que imponer a los que no la quieren, ni al contrario. Por eso, se trata de una opción que es voluntaria, aunque ofertarla sea obligatorio para los centros educativos. Quienes atacan esta libertad ponen en peligro otras», explica.

Podemos y el PSOE aseguran que la quitarán

En los programas políticos con los que Podemos, PSOE e IU se presentaron a las pasadas elecciones del 20 de diciembre incluían dos propuestas en Educación: derogar la ley de enseñanza aprobada por el Partido Popular, la Lomce, y eliminar de las aulas la asignatura de Religión.

larazon.es

Leer más…

 Sólo en Madrid ha crecido un 150%. El secretario general de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras (FeCCOO), Francisco García, aseguró este martes que en el presente curso la matrícula de Religión en 1º de Bachillerato “ha aumentado de forma espectacular” debido a la implantación de la Lomce en esta etapa académica.


En rueda de prensa, García afirmó que en lugares como la Comunidad de Madrid el número de alumnos inscritos en Religión ha crecido hasta un 150% de cara al curso 2015-2016. Llama la atención porque “la tendencia general era a que religión desapareciera en Bachillerato”, señaló.
La matrícula caía un punto cada año en todas las etapas y en Bachillerato rondaba el 50% (un 25% en la pública). En su opinión, ello se debe a que, con la Lomce, la religión cambia de estatus y volverá a ser evaluable y a contar para calcular la nota media de Bachillerato.


Al situar esta materia en el bloque de asignaturas optativas, los alumnos se ven en la tesitura de escoger entre un segundo idioma (francés generalmente), Tecnologías de la Información, Anatomía Aplicada… con lo que “muchos prefieren lo más fácil”.


A modo de anécdota real, García contó que en algunos sobres de matrícula se incluía un papel del departamento de Religión que indicaba a los alumnos que por inscribirse ya tenían un 6, por participar en clase un 7, por hacer un trabajo un 8, etc. 


“Así es lógico”, apuntó García, para quien este es otro de los efectos de la Lomce, “una ley muy ideológica y difícil de desmontar”.


MÁS CONSECUENCIAS
La Lomce comienza también a aplicarse este ejercicio en los cursos pares de Primaria (2º, 4º y 6º), en 2º de FP Básica y en los impares de la ESO (1º y 3º).


Entre otros aspectos, esto implica que este mes de junio comenzarán a realizarse las evaluaciones de 6º de Primaria “en contra de la opinión de todos: profesores, padres, partidos políticos y comunidades”.


Además, advirtió, esta evaluación tendrá “efectos indirectos en el porvenir académico de los algunos”, que en función de su nota pueden ser adscritos a grupos diferentes en Secundaria. “Rezuma desconfianza hacia el profesorado y provocará la generación de rankings”, apuntó García.


Asimismo, alertó del fracaso que en su opinión ha cosechado la FP Básica, para la que el Gobierno preveía una matriculación inicial de 85.000 alumnos el curso pasado, y solo alcanzó 59.000.


Además,menos del 50% pasará al segundo año, cuando el ministerio supuso una promoción del 85%.

En opinión de García, esta es la prueba de que “las familias no confían en estos estudios, que además no permiten titular en la ESO y no sabemos con qué valoración cuentan por parte de las empresas”.


También los nuevos programas de Mejora del Aprendizaje que empiezan en 2º de ESO en vez de en 3º (como la antigua Diversificación) “encubren otra vía que conduce a enseñanzas profesionales y segrega a los alumnos de forma temprana, dificultando que puedan titular en ESO”.

Fuente: teinteresa.es

Leer más…

Cuando el Gobierno del Partido Popular planteó una reforma educativa, desde la Iglesia se vio la oportunidad de que, de una vez por todas, se otorgase a la asignatura de Religión el estatus que le corresponde, tal y como se reconoce en los Acuerdos entre la Santa Sede y el Estado Español, una norma internacional con rango de ley orgánica. La demanda era la siguiente: la oferta de la asignatura, que es optativa, en todas las etapas educativas y el establecimiento de una alternativa que había sido suprimida con el Gobierno de Zapatero. Todo ello, para garantizar que los padres puedan elegir para sus hijos eduación religiosa si así lo quieren.

Con la ley aprobada y en periodo de implantación, los obispos ven la Lomce como una oportunidad perdida, pues, aunque se han solventado algunas deficiencias, permanecen otras. Fundamentalmente, la oferta de esta asignatura en Bachillerato queda al albur de los centros junto con otras 11 asignaturas, de las que hay que elegir tres. La Conferencia Episcopal Española (CEE) ha insistido en los últimos años en la crítica a esta deficiencia, que ahora confirman los decretos de algunas comunidades autónomas, que son las que regulan la Religión. El secretario general y portavoz de la CEE, José María Gil Tamayo denunciaba el pasado mes de abril las trabas que algunas comunidades autónomas estaban poniendo en este sentido a la asignatura. También afirmaba: «La clase de Religión es un derecho de los padres y el Estado tiene la obligación de facilitárselo, no sólo de reconocerlo. La enseñanza religiosa en España no es obligatoria, va el que quiere».

El propio Gil Tamayo llevará este asunto a la reunión que mantiene hoy en el Ministerio de Educación con Marcial Marín, secretario de Estado de Educación, una reunión que se produce en el marco de los cambios producidos en el departamento que ahora dirige el ministro Íñigo Méndez de Vigo.

Al margen de lo que pueda resultar de esta primera toma de contacto, lo cierto es que la Iglesia española, a través de cada diócesis, está trabajando para que se respeten los Acuerdos Iglesia-Estado y, por tanto, para garantizar el derecho de los padres a elegir para sus hijos la clase de Religión. Algunas de ellas están acudiendo a la vía judicial, incluso con éxito. Es el caso de Baleares, donde el Obispado de Mallorca presentó un recurso contencioso-administrativo contra el decreto de Bachillerato que el Tribunal Superior de Justicia de Baleares accedió a tramitarlo de urgencia, por lo que el decreto queda paralizado y obliga a que la clase de Religión se oferte obligatoriamente en Bachillerato.

En Asturias, el Arzobispado de Oviedo presentó otro como el de Baleares aunque, en este caso, la Justicia ha desestimado tramitarlo por vía urgente, por lo que el decreto se aplicará tal y como lo ha establecido la comunidad autónoma, dejando a los centros la decisión de ofrecer o no la asignatura.

Por su parte, los obispos de Andalucía, tras años de demandas sin escuchar, recurrieron el pasado martes a la vía judicial, aunque el caso de la comunidad que gobierna Susana Díaz es diferente, pues la aplicación de la nueva ley lleva un año de retraso con respecto al resto de España y no se han publicado los decretos de aplicación, sino orientaciones para ordenar los currículos de Secundaria y Bachillerato. En cualquier caso, según explicó a LA RAZÓN el secretario técnico de Enseñanza de los obispos andaluces, José Rafael Rich, las instrucciones publicadas por la Junta perjudican de facto a la asignatura de Religión. En primer lugar, denuncia que en el Bachillerato de Arte no aparece la Religión como optativa, de modo que los alumnos que opten por esta vía no podrán cursarla. Además, los que quieran decantarse por el Bachillerato bilingüe se encontrarán con la misma situación. En este caso, el motivo por el que no la podrán cursar no es porque no se oferte, sino porque deben elegir obligatoriamente una asignatura en el segundo idioma.

En otra comunidad autónoma donde hay problemas es Aragón. Allí, los obispos no han emprendido acciones judiciales, aunque tampoco las descartan. Un obispo consultado por LA RAZÓN explica que «es partidario del diálogo y de no romper la baraja», pero añade que «igual no queda otro remedio». Por lo pronto, y tras una reunión con la consejera de Educación del Gobierno aragonés, Mayte Pérez, en la que abordaron las instrucciones sobre la ordenación de Secundaria y Bachillerato, los obispos de esta región publicaron una dura nota en la que se muestran su «gran preocupación» por la situación en la que se deja a la Religión. «Nos vemos en la obligación de destacar y lamentar que en las mencionadas instrucciones se vulneran derechos fundamentales de los padres, alumnos y profesores de Religión», se lee en el comunicado. Además, denuncian que se vulneran los Acuerdos entre la Santa Sede y el Estado Español y pide a los padres que «tomen conciencia de que esta situación lesiona sus derechos en lo relativo a la formación religiosa y moral de sus hijos».

Fuentes episcopales no descartan que tras los recursos presentados y las manifestaciones públicas, los obispos de otras comunidades autónomas vean en los tribunales la defensa de la Religión, que sigue siendo de elección mayoritaria.

Una materia que elige el 63,5%

La asignatura de Religión la estudian el 63,5 % de los alumnos en España, según los datos de la Coferencia Episcopal relativos al curso pasado, lo que significa que 3.521.370 alumnos reciben enseñanza religiosa católica en España, un porcentaje que ha ido bajando progresivamente con los años. El curso 2013-2014, eligieron esta materia el 65% del alumnado, y el anterior el 66,7%. Los obispos consideran que este porcentaje ha bajado a lo largo de los años por el «maltrato» que han dado las diferentes leyes educativas a la materia. Tampoco han ayudado la burocracia y los «complicados trámites» que se exigen a los padres cada año para apuntar a sus hijos, cuando en realidad se debería permitir que dejen de recibir la asignatura los alumnos que lo solicitan y no al contrario. Los obispos afirman que la materia «ayuda a descubrir la dimensión religiosa que forma parte de la persona desde la infancia».

Leer más…

Pérez recuerda que en Bachillerato Aragón contrapone Educación para la Ciudadanía y Religión.

Los obispos piden recuperar la segunda hora de Religión en primero de la ESO y la consejera dice que cumple la legalidad

El arzobispo de Zaragoza, monseñor Vicente Jiménez, el de Huesca y Jaca, Julián Ruiz, y el de Teruel y Albarracín, Carlos Escribano, se han reunido este lunes, a petición propia, con la consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno aragonés, Mayte Pérez, para pedirle que se recupere la segunda hora semanal de Religión en primero de la ESO, a lo que la responsable política ha respondido que la supresión se ha hecho dentro de la legalidad.



Ver más en: 20minutos.es

Leer más…