Todas las publicaciones (2287)

Ordenar por

Apertura del Belén de la Fundación Cajasol

Enlace al BOE

El Ministerio de Cultura y Deporte, a través de la Dirección General de Bellas Artes, ha iniciado el expediente para la declaración del Belenismo como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial. Esto supone su anotación preventiva en el Inventario General mientras se procede a la tramitación para su declaración definitiva.

La incoación del expediente por parte del Ministerio implica un reconocimiento y una salvaguarda de la práctica del belenismo. De acuerdo a la legislación competente, será el Consejo de Ministros quien, en el plazo máximo de un año, podrá acordar la declaración definitiva, que se materializará mediante un Real Decreto.

La práctica del Belenismo trasciende lo estrictamente religioso para encuadrarse en una dimensión cultural, convirtiéndose así en un hecho sociológico. Es muestra de una identidad colectiva, presente prácticamente en toda España. Entre sus valores culturales, destaca su contribución a la transmisión de conocimiento de la cultura popular, mostrando oficios tradicionales y modos de vida a veces ya desaparecidos, así como la preservación de oficios artesanales especializados y su dimensión económica y productiva.

También destacan la riqueza de sus bienes muebles asociados, la transmisión y recreación a través de su práctica de conocimientos, habilidades y destrezas, su estrecha relación con la tradición oral, narrativa y musical, la importancia del asociacionismo en torno a esta manifestación y su proyección internacional.

El Belenismo comprende tanto al arte de fabricar las figuras del Belén por parte de sus artesanos, como al colectivo especializado que lo arma. La acción de montar el Belén es una tradición de religiosidad popular que tuvo su origen en la Europa Medieval y que consiste en construir una escenografía formada por escenario y figuras sistematizables que se arman o montan cíclicamente coincidiendo con la época de Navidad. Se trata, por lo general, de construcciones efímeras y estacionales, de un pequeño universo reducido, que alberga personas, animales y casas.

La Ley 10/2015, de 26 de mayo, para la salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial establece que corresponde al Ministerio de Cultura y Deporte, en colaboración con las Comunidades Autónomas, la salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial mediante la Declaración de Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial, además de regular el procedimiento de declaración. 

Fuente: cordopolis.eldiario.es

Leer más…

La DECA cambia a formato digital (España) CEE

9981529301?profile=RESIZE_710x

La solicitud de la Declaración Eclesiástica de Capacitación Académica (DECA) y su emisión han cambiado a formato exclusivamente en versión digital con certificado electrónico de la Conferencia Episcopal Española. Además, en las próximas semanas, también los duplicados de las antiguas DECA se emitirán en este formato.

La digitalización se aplicará únicamente a las nuevas solicitudes de DECA. Las que fueron emitidas hasta el 31 de diciembre de 2021, mantiene su validez en formato papel, por lo que no hay que volver a solicitarla en formato digital.

La DECA es el título que capacita para ser profesor/a de Religión Católica. Con este nuevo sistema se pretende agilizar los tiempos de su tramitación y gestión además de dar un paso más en el compromiso con el medio ambiente al que estamos todos invitados.

 

 

FUENTE: La DECA cambia a formato digital - Conferencia Episcopal Española

Leer más…

Imagen referencial. Aula de clases con alumnos. Foto: Pixabay

La presidencia de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI) publicó este 3 de enero un importante mensaje para destacar a los jóvenes y a los padres la importancia de estudiar religión en la escuela, una materia que es optativa en los centros públicos y algunos privados, y sólo forma parte del plan de estudios de las escuelas privadas católicas.

En la misiva firmada el pasado 17 de diciembre, pero difundida este lunes, los obispos italianos alentaron a los jóvenes a elegir estudiar la materia de religión católica (conocida con las siglas IRC, por su significado en italiano “Insegnamento della religione cattolica”) porque “por su naturaleza, fomenta el diálogo y la comparación entre personas y experiencias diferentes”.

“Creemos que el valor del diálogo pacífico y auténtico con todo el mundo debe ser un objetivo importante que debemos alcanzar juntos”, por lo que el Episcopado animó a utilizar este espacio formativo que permita “desarrollar un sentido positivo de sí mismo y experimentar relaciones pacíficas con los demás, incluidos los de diferentes tradiciones culturales y religiosas”.

Además, la carta de los obispos subraya que “en el actual contexto multicultural, a través de esta propuesta se promueve la participación de los estudiantes en un diálogo auténtico y constructivo, educándolos para el ejercicio de su libertad en una perspectiva de justicia y paz”.

En esta línea, la presidencia de la CEI recordó el discurso pronunciado por el Papa Francisco en la Sala Clementina del Palacio Apostólico del Vaticano, con motivo del encuentro con representantes de diferentes religiones, sobre el tema “Religiones y Educación: Hacia un Pacto Global en Educación”.

“Desde siempre las religiones han tenido una estrecha relación con la educación, acompañando las actividades religiosas con las educativas, docentes y académicas. Como en el pasado también hoy, con la sabiduría y la humanidad de nuestras tradiciones religiosas, queremos estimular una renovada acción educativa que pueda hacer crecer en el mundo la fraternidad universal”, indicó entonces el Papa.

Asimismo, el Santo Padre señaló en aquella ocasión, junto a otros líderes religiosos, que “la educación nos compromete a no usar nunca el nombre de Dios para justificar la violencia y el odio hacia otras tradiciones religiosas, a condenar cualquier forma de fanatismo o de fundamentalismo”.

Por ello, los obispos italianos resaltaron la importancia del “diálogo con todos” que podrá ser desarrollado a partir de los contenidos de esta disciplina escolástica.

También, el Episcopado describió que el “aprovechar las oportunidades que ofrece la enseñanza de la religión católica (IRC) en la escuela también permite conocer a profesores profesionalmente cualificados y a testigos creíbles de un auténtico compromiso educativo, dispuestos a captar las preguntas más sinceras de cada alumno y estudiante y a acompañar a cada uno en su camino personal y autónomo de crecimiento”.

“Esperamos que puedan recibir generosamente esta oportunidad de crecimiento, para que podamos iniciar o continuar un fructífero diálogo educativo entre ustedes y sus profesores”, concluyó el mensaje.

Fuente: aciprensa.com

Leer más…

Munilla rueda de prensa

José Ignacio Munilla, hasta hace unos días obispo de San Sebastián y próximo obispo de Orihuela-Alicante a partir del 12 de febrero, ha vuelto a levantar la voz respecto a un tema de actualidad. Munilla, muy activo en redes sociales ha asegurado que «la prueba de que la laicidad es una mera excusa, está en que la nueva Ley de Educación española no solo arrincona la religión sino también la filosofía… ¡El objetivo es un encefalograma plano! Como decía el mismo Hegel: “No preguntarse sobre Dios equivale a no pensar”, ha asegurado el prelado vasco.

Además, Munilla quien acostumbra a defender la doctrina de la Iglesia sin rodeos, afirmó recientemente en sus redes sociales que » el Hijo de Dios se hizo embrión y nos descubrió la dignidad humana…», a la vez que compartía una imagen de un niño en el vientre materno.

En un tono parecido, el arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, también hizo referencia a la ley de educación en una de sus últimas cartas pastorales. Cañizares, llegó a decir sobre la ley Celaá: «La podríamos denominar no “ley de educación”, sino “ley de adoctrinamiento”.

El arzobispo de Valencia, aseguró en su misiva «una vez más me voy a referir a la gran cuestión de la enseñanza, sobre todo teniendo presente la Ley Celáa a la que no me atrevo a llamar de “educación”, porque, entre otras cosas, ni siquiera menciona los términos “padre, “o madre o padres”, sin los que no cabe la educación, y los sustituye por los términos de “progenitor o progenitores”. Con lo que bien podríamos denominar no “ley de educación”, sino “ley de adoctrinamiento”, así de tajante se mostró Cañizares.

Volviendo a Munilla, el futuro obispo oriolano ha visitado la ciudad por primera vez esta semana la sede episcopal, acompañado del actual administrador apostólico, monseñor Jesús Murgui, y del vicario delegado, Vicente Martínez Martínez. En la Catedral fue recibido por el deán, José Antonio Gea. El propio alcalde de Orihuela también pudo saludar al futuro obispo de Orihuela-Alicante para darle la bienvenida. El obispo electo, también visitó el Museo Diocesano de Arte Sacro y acto seguido pudieron visitar el Colegio diocesano de Santo Domingo.

Fuente: infovaticana.com

Leer más…

" DA TU NOTA POR LA PAZ" , una canción de Unai Quirós (PAZ 2022)

 

Un curso más, aportamos nuestro granito de arena para trabajar por la Paz y la Igualdad. Esta vez, con el eje motivador de la música
" DA TU NOTA POR LA PAZ".

En breve, estrenamos el vídeo-cuento " CantaNieves y las 7 notitas" y el material didáctico.

Aquí os adelanto la canción que acompaña el proyecto. Y tú, ¿a qué suenas?
https://youtu.be/AwQcHIcqb40

Cuento Musical animado que forma parte del proyecto "DA TU NOTA POR LA PAZ":

https://youtu.be/IqQw_a-FfaY

 

MATERIAL DIDÁCTICO:

DA TU NOTA POR LA PAZ_UnaiQuirós (1).pdf

 

Unai Quirós

Reconocimiento a Unai Quirós por la Delegación de Educación y Deportes de Málaga 

 

9949402683?profile=RESIZE_710x

 

Los Reconocimientos «MálagaConvive» se han creado desde el Servicio de Ordenación Educativa (Gabinete de Asesoramiento sobre Convivencia Escolar e Igualdad) con el fin de reconocer y visibilizar la labor educativa que tanto docentes, centros educativos, como agentes externos a los centros, desarrollan en los ámbitos de la Convivencia Escolar y la Igualdad en la provincia de Málaga.

Se otorgarán anualmente atendiendo al trabajo realizado en el curso escolar anterior.

Los reconocimientos serán otorgados por la Jefatura de Servicio de Ordenación Educativa, previa propuesta del Gabinete de entre los agentes educativos malagueños, pudiéndose valorar también diferentes aportaciones de la Comunidad Educativa.

Leer más…

 

Pedro Sánchez propone a la exministra de Educación, Isabel Celaá, como nueva embajadora del Vaticano

La exministra de Educación, Isabel Celaá,ha sido propuesta como la nueva embajadora ante El Vaticano. Tan solo faltaría que la Santa Sede diera el visto bueno para hacerse oficial el nombramiento de la política vasca quien, a lo largo de su gestión como titular de Educación, sacó adelante una nueva ley educativa, laLOMLOEsin el consenso con el resto de fuerzas políticas ni de la comunidad educativa.

El nombramiento ha causado sorpresa porque Celaá sustituirá en el Vaticano a la diplomática María del Carmen de la Peña, que fue nombrada en octubre de 2018, ya con Sánchez como presidente, y a la que le falta menos de un año para jubilarse.

Se trata del segundo exministro que Sánchez pone al frente de una Embajada, ya que en octubre el extitular de Cultura y Deportes, José Manuel Rodríguez Uribes, fue nombrado embajador ante la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Isabel Celaá abandonó el Gobierno el pasado mes de julio, tras la remodelación de Pedro Sánchez. Atrás quedaron tres años de Celaá al frente del ministerio y de la portavocía del Ejecutivo.

Como hemos comentado, el paso de Isabel Celaá por el ministerio de Educación dejó como principal huella la reforma de la ley educativa, la LOMLOE (también conocida como la 'ley Celaá'), que se aprobó sin el consenso general de la comunidad educativa. La Escuela Concertada fue una de las más críticas con la reforma, al considerar que cercena la libre elección de los padres a la hora de elegir el centro para sus hijos.

Otro de los puntos más polémicos de la reforma educativa socialista es que la asignatura de Religión no cuente con una asignatura alternativa y, como viene siendo habitual en las últimas leyes educativas sacadas adelante por el PSOE, se trata de una materia evaluable pero sin contar para la nota media cuando los expedientes entren en concurrencia.

 

Fuente: Cope.es

Leer más…

 

Alumnos de 2º de Bachillerato del Colegio Alameda de Osuna. En Madrid (España), a 8 de junio de 2020.

La calificación obtenida en la asignatura de Religión en Bachillerato no se tendrá en cuenta, ni para calcular la nota media de acceso a la universidad, ni para obtener becas o ayudas al estudio. Es una de las novedades del último borrador de proyecto de real decreto de Bachillerato al que ha tenido acceso 20minutos y en el que también se establece que el alumnado mayor de edad podrá conocer las decisiones que tomen los profesores respecto a su evolución y promoción.

 

El documento, que fue remitido el viernes a las comunidades autónomas, incorpora una serie de modificaciones en el establecimiento de las enseñanzas mínimas de esta última etapa de Educación Secundaria. 

 Sustituye así, por ahora, altexto enviado a finales de octubre en el que se establecían las bases a partir de las cuales se impartirá el nuevo Bachilleratoque propone el Ministerio de Educación; previsto de entrar en vigor (según lo establece la LOMLOE) en el próximo curso para primero, y en 2023-2024 para el segundo curso. 

Si bien los ejes principales del currículo inicial se mantienen (la creación de una nueva rama, la posibilidad de obtener el título con un suspenso o de impartirse en tres cursos, entre otros), se proponen una serie de cambios:

Mayores de edad con derecho a conocer las razones de un suspenso

Educación extiende a los mayores de edad el derecho -hasta ahora limitado a padres y tutores legales- a conocer las razones por las que el profesorado decide aprobar, suspender o permitir (o no) que pasen de curso. 

Asimismo, el nuevo documento establece en su artículo 28 la posibilidad de que el alumnado mayor de edad tenga acceso a los documentos oficiales de evaluación y a las pruebas y documentos de las evaluaciones que realicen. 

Todo ello, según incide, sin prejuicio del cumplimiento a las garantías establecidas en la Ley de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales. 

La asignatura de Religión no contará para la nota media

Otra de las novedades se refiere a la enseñanza de Religión. El currículo recoge que la calificación obtenida en esta asignatura no se tendrá en cuenta a la hora de calcular la nota media que se obtiene a partir de las calificaciones de todas las materias. 

Tampoco computará, "con el fin de garantizar el principio de igualdad y la libre concurrencia", en las convocatorias para la obtención de becas y ayudas al estudio basadas en los expedientes académicos.

Cambios en la oferta de la nueva rama 'General'

El Ministerio añade también otra modificación que afecta precisamente a una de las nuevas ramas añadidas con el nuevo currículo: la General. Se trata de la cuarta modalidad que se ofrecerá junto a la de Artes Ciencias y Tecnología, Humanidades y Ciencias Sociales.

En el texto inicial, únicamente se fijaron como obligatorias las materias de Matemáticas Generales (en primero) y Ciencias Generales (en segundo); estableciendo que estas deberían complementarse con otras dos materias a elegir entre todas las materias de modalidad. 

Con la modificación, se fija que el centro educativo deberá garantizar "obligatoriamente" que en la oferta de una de esas dos materias complementarias conste: la asignatura de Economía, Emprendimiento y Actividad Empresarial en el primer curso, y la de Movimientos Culturales y Artísticos en el segundo. 

Educación de personas adultas

Igualmente, el texto fija una disposición adicional en la que dicta que las Administraciones educativas deberán organizar la oferta pública de educación a distancia para "dar una respuesta adecuada" a la formación de las personas adultas. 

Esta oferta, destaca, incluirá el uso de las tecnologías de la información y la comunicación que se requieran. 

Fuente: 20minutos.es

Leer más…

Profesor y alumnos, durante una clase.

La asignatura ya no tendrá ‘espejo’ ni tampoco carga curricular

El Gobierno de Aragón sigue estudiando qué harán los alumnos (alrededor de 100.000 en todas las etapas educativas) que el próximo curso, cuando ya estén en marcha la Lomloe, no cursen la asignatura de religión. En septiembre, la asignatura ya no tendrá una materia alternativa y son las comunidades las que tienen que decidir qué es lo que harán los estudiantes. El Real Decreto señala que tiene que haber un espacio para que puedan realizar alguna actividad relacionada con la resolución de pacífica de conflictos, cooperación, autonomía , etcétera, señalan desde la consejería de Educación del Gobierno de Aragón, que sigue estudiando alternativas, sin haber tomado ninguna decisión.

Desde la Asociación Profesional de Profesores de Religión de Centros Estatales consideran que de la lectura de la Lomloe «no se puede concluir que la religión confesional no tendrá alternativa, sino que el ministerio no va a imponer a las comunidades autónomas una asignatura espejo puesto que son ellas las que tienen las competencias. Esto sería, para ellos, «contrario a la legislación».

 
 

Tanto la confesional como la no confesional, de acuerdo con la disposición adicional segunda de la Lomloe, ya que Cultura de las Religiones se imparte en Ceuta y Melilla, que no tienen competencias educativas. Esto es lo que se reguló, dicen desde la asociación, en la ESO, de la LOE de 2006, a pesar de que Historia y Cultura de las Religiones, asignatura espejo, no figuraba en la LOE.

Esa disposición adicional «tiene que aplicarse en todas las comunidades». Y en cuanto a la Debida Atención Educativa, se obliga a los centros a que elaboren una asignatura «optativa para educar al alumnado que no quiera religión», señalan.

Desde la asociación, se ha realizado a la Dirección General de Evaluación y Cooperación Territorial del Ministerio una propuesta «basada en la legislación vigente», en la que señalan que al alternativa obligatoria a la asignatura de religión sería la de Cultura de las Religiones y ser ambas evaluables y computables. También podría presentarse como tercera alternativa Debida Atención Educativa, cuyo currículo debería ser elaborado por las comunidades autónomas.

Fuente: elperiodicodearagon.com

Leer más…

El conseller de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, durante una intervención en Les Corts

El conseller de Educación, Vicent Marzà, insistió esta semana en que la religión debería ser eliminada de la programación en los centros. La opinión del responsable de esta cartera en la Comunitat Valenciana, se ha encontrado con el rechazo de padres y profesores. No es la primera vez que en este Departamento se muestran contrarios a esta asignatura. El secretario autonómico de Educación, el socialista Miguel Soler, aseguró que solo se cogía esta materia “para subir nota”.

Estos últimos, a través del sindicato USOCV, ha defendido que la religión contribuye a mejorar la educación de los alumnos e insisten en cada año hay más familias que eligen esta asignatura de forma mayoritaria. “La enseñanza de la religión es buena para la sociedad porque aporta conocimientos, ética, valores y actitudes como la tolerancia, el respeto y el espíritu crítico muy necesarios en una sociedad cada vez más diversa y más plural”.

 

Los profesores de religión van a ver las horas lectivas y, como consecuencia, su sueldo. “No se ha contado con nosotros para buscar ninguna solución alternativa ante estos cambios que puede suponer una reducción de sueldo para muchas familias”.

Añaden además que el hecho de que posiblemente en la Comunitat Valenciana no haya asignatura alternativa a la religión va a profundizar en el deterioro de la escuela pública ya que seguramente en la mayoría de los centros concertados y privados, sobre todo en los católicos, sí que va a haber esta formación.

Defienden que la escuela pública debe aspirar al máximo en la educación de sus alumnos y “creemos importante que todos ellos se formen también en valores éticos, en tolerancia en espíritu crítico, en aceptación del otro y en el conocimiento de las diversas culturas y religiones distintas que conforman nuestra sociedad, siempre sin adoctrinamiento con espíritu crítico y en libertad”.

 

Argumentan además, que no se ha diseñado una “asignatura espejo” para substituirla y, en cambio, sí se van a hacer todo tipo de actividades de las que no se conoce ni su contenido, ni su orientación ideológica. “El hecho de que exista una asignatura programada como cualquier otra con un currículo publicado basado en el conocimiento, proporciona seguridad a los padres en lo que se les está enseñando a sus hijos”.

Desde USOCV instan a que se programe una “asignatura espejo”, aunque ningún tribunal lo haya considerado obligatorio. “Esperamos una reflexión sobre todo ello y que sea posible que avancemos en una educación que no solamente se preocupe del aspecto instrumental y de habilidades técnicas que son importantísimos pero que deben complementarse con otras enseñanzas como las que proporciona la asignatura de Religión”.

Por su parte, el portavoz de la Mesa por la Educación en Libertad, Vicente Morro, instó al conseller de Educación a respetar la Constitución Española, la Declaración Universal de Derechos Humanos, así como la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea donde se recoge la libertad de pensamiento, conciencia y de religión.

En una entrevista en la Cadena SER, el conseller insistió en que el Estado debería reformar legislativamente para no tener que ofrecer siempre una alternativa a la religión y además, defiende que la religión debería salir de la escuela y apostar más por contenidos que fomenten el pensamiento crítico.

Leer más…

El conseller de Educación, Vicent Marzà

El conseller de Educación de la Generalitat Valenciana, Vicent Marzà, aboga por suprimir la asignatura de Religión de los planes de estudio de los colegios para dedicar ese tiempo a otros contenidos educativos sin especificar.

Marzà (Compromís) forma parte del equipo de gobierno del presidente socialista Ximo Puig, como socio de su coalición junto con Podemos, y ha realizado estas declaraciones a la Cadena Ser. El conseller de Educación ha apostado por impartir en lugar de Religión conocimientos que fomenten «el pensamiento crítico».

En ningún caso aspira el conseller a implantar otra asignatura alternativa a esta formación, sino a su eliminación y distribuir el tiempo de clase entre otras materias.

No es la primera ocasión en que la formación nacionalista aboga por esta medida y ya lo planteó en una moción en el Senado

 

Sentencias judiciales

Asimismo, ha justificado esta eliminación completa, «sacar la Religión de la escuela» por sentencias judiciales que obligan a los profesores a no impartir otras asignaturas que forman parte del curriculum escolar y los alumnos que las habían elegido tienen que seguir las clases de Religión.

Según la nueva norma de aplicación en toda España, a partir del próximo curso, los escolares que no opten por esta materia no tendrán alternativa y cada comunidad autónoma -como la valenciana- debe buscar qué hace con ellos. Por esta razón, Marzà se ha mostrado partidario de una reforma legislativa que borre la Religión de las aulas.

Fuente: abc.es

Leer más…

Material de Adviento 2021 elaborado por Fano

9811273901?profile=RESIZE_1200x&width=1000

Este año Fano nos presenta para el Adviento un árbol que irá creciendo cada semana.
 
 
 Ánimo y ha regar este Adviento... Todo culminara con Jesús la luz que no se apaga y que, no por cierto, no trae factura... Viva esa energía renovable y renovadora que no tiene precio.
Os dejamos el Dibujo en Blanco y negro, a color y mudo. Así también una breve explicación.
Material:
Leer más…

EDUCATION

Solicitan que la asignatura sea computable y que se ofrezca una alternativa en condiciones equiparables

Los obispos españoles, mediante su comisión de Educación y Cultura han manifestado su disconformidad ante los proyectos de Decretos de Enseñanzas Mínimas presentados a las Comunidades Autónomas que definirán la actual Ley de Educación en España.

“Lamentamos, especialmente, que la dimensión espiritual y religiosa de las personas y de los pueblos no está suficientemente recogida en la Ley”, recuerdan los obispos que no obstante, consideran positivas las aportaciones “por la formación humana del alumnado, el reconocimiento de la responsabilidad de las familias, o la referencia al marco internacional y a las competencias clave de la UE”.

 

Los obispos muestran que “nos hubiera gustado que la propuesta que la Conferencia Episcopal realizó al Ministerio en Julio de 2020, hubiera encontrado acogida en los planteamientos legislativos y que se hubiese logrado un mejor acomodo de la clase de Religión en el sistema educativo. El texto finalmente aprobado mantiene una situación ya conocida, que no es del todo satisfactoria para nosotros”.

Thumbnail for read also

Evaluación y alternativa

Valoran los proyectos de desarrollo de la LOMLOE y explican que se “ha mantenido la oferta obligatoria de Religión católica en todas las etapas, desde el segundo ciclo de Infantil hasta Bachillerato, y que se ha regulado su evaluación “en los mismos términos y con los mismos efectos que las otras áreas/materias”.

Pero muestran no entender que “en estos Proyectos dicha evaluación no sea tenida en cuenta en las etapas superiores, a efectos de la computabilidad. Y consideramos un error que no se haya ofrecido al alumnado que no elige Religión un área/materia en condiciones equiparables; se evitaría todo riesgo de discriminación y habría sido una mejor respuesta a las exigencias derivadas de las competencias clave”.

Horario mínimo de la asignatura

Sobre el horario de la asignatura se muestran sorprendidos porque “en una apuesta por un modelo competencial se limite al mínimo posible la carga lectiva en un ámbito tan decisivo para la educación de la persona como es el de la Enseñanza Religiosa en la Escuela”.

Por todo ello “solicitamos a las respectivas Administraciones educativas una ampliación razonable del horario del área/materia de Religión, sin reducirlo a lo establecido por el Ministerio en el ámbito de sus competencias sobre Enseñanzas Mínimas”.

“Sorprende que en los proyectos de Decretos de Enseñanzas Mínimas no se haga referencia a la propuesta de “Cultura religiosa no confesional” prevista en la Disposición Adicional Segunda de la LOMLOE, que bien podría constituir una propuesta de atención educativa para el alumnado que no elija Religión”.

Terminan su comunicado explicando que “han intentado encontrar una solución positiva y asumible por todas las partes a la situación de la Enseñanza Religiosa Escolar, ofreciendo también propuestas concretas”.

“Conscientes de la importancia fundamental del bien de la educación para el alumnado, sus familias y toda la sociedad, proponemos la presencia de la propuesta educativa cristiana y el valor de su contribución al mundo de la enseñanza. No perdemos la esperanza de llegar a acuerdos y pactos en materia educativa que sean inclusivos y que cuenten con todos”, finaliza el texto.

Fuente: aleteia.org

Leer más…

Clases de religión

"La actual Ley de Educación no nació de un pacto educativo y su urgente tramitación -en tiempo de pandemia y en estado de alarma- impidió una adecuada participación de toda la comunidad religiosa"

"Se ha perdido la oportunidad de mantener al menos el horario mínimo LOE, ley a la que la LOMLOE da continuidad. Sorprende que en una apuesta por un modelo competencial se limite al mínimo posible la carga lectiva en un ámbito tan decisivo para la educación de la persona como es el de la ERE"

"No perdemos la esperanza de llegar a acuerdos y pactos en materia educativa que sean inclusivos y que cuenten con todos"

"La actual Ley de Educación no nació de un pacto educativo y su urgente tramitación -en tiempo de pandemia y en estado de alarma- impidió una adecuada participación de toda la comunidad religiosa". La Comisión Episcopal para la Educación y Cultura ha publicado esta mañana su visión, crítica, sobre los proyectos de Decretos de Enseñanzas Mínimas presentados a las Comunidades Autónomas, que no incluye la computabilidad de la asignatura, ni ofrece una asignatura espejo "en condiciones equiparables" a la Religión.

Y es que, según los obispos, Educación no ha querido "encontrar una solución positiva y asumible" para el futuro de la materia, que ve reducido su horario, no será computable ni tendrá una alternativa similar, lo que, advierten aumenta "el riesgo de discriminación" de quienes optan por la materia. No obstante, muestran su confianza en que las Comunidades Autónomas reviertan "lo establecido por el Ministerio en el ámbito de sus competencias" y doten a la Religión de "una ampliación razonable del horario del área". 

Sin dimensión espiritual y religiosa

"Lamentamos, especialmente, que la dimensión espiritual y religiosa de las personas y de los pueblos no está suficientemente recogida en la Ley" apunta la nota episcopal, quien no obstante considera "aportaciones positivas" el reconocimiento de la responsabilidad de las familias, o la referencia al marco internacional y a las competencias clave de la UE.

Informe sobre la clase de Religión Informe sobre la clase de Religión

"El texto finalmente aprobado mantiene una situación ya conocida, que no es del todo satisfactoria para nosotros”, admite la Conferencia Episcopal que reconoce que la LOMLOE "ha mantenido la oferta obligatoria de Religión católica en todas las etapas" y que "se ha regulado su evaluación en los mismos términos y con los mismos efectos que las otras áreas/materias”.

"Se ha perdido la oportunidad de mantener al menos el horario mínimo LOE, ley a la que la LOMLOE da continuidad. Sorprende que en una apuesta por un modelo competencial se limite al mínimo posible la carga lectiva en un ámbito tan decisivo para la educación de la persona como es el de la ERE", sostiene la Comisión Episcopal, que reivindica la atención educativa para quien no elige Religión con el argumento de que "puede facilitar la organización escolar". En este sentido, los obispos califican de "responsabilidad grave de las autoridades educativas, y derecho del alumnado" que "se programe y realice el trabajo escolar así regulado, imprescindible dada la importancia de esta dimensión de la educación y para evitar toda discriminación". 

LA LOMLOE Y LA PROBLEMÁTICA DE LOS PROFESORES Y LAS PROFESORAS DE RELIGIÓN LA LOMLOE Y LA PROBLEMÁTICA DE LOS PROFESORES Y LAS PROFESORAS DE RELIGIÓN

Finalmente, la Iglesia muestra su sorpresa por el hecho de que el Ministerio no haga referencia alguna a la propuesta de 'Cultura religiosa no confesional' planteada por el portavoz Luis Argüello al comienzo de las negociaciones, y reivindica su papel dialogante, ahora y para el futuro.

"La Comisión Episcopal para la Educación y Cultura ha intentado encontrar una solución positiva y asumible por todas las partes a la situación de la Enseñanza Religiosa Escolar, ofreciendo también propuestas concretas. En este tiempo que
se abre tras la regulación de las Enseñanzas Mínimas, reiteramos la voluntad de diálogo con las Administraciones educativas en el ámbito de sus competencias"

"No perdemos la esperanza de llegar a acuerdos y pactos en materia educativa que sean inclusivos y que cuenten con todos", concluye el escrito.

Fuente: religiondigital.org

Leer más…

La Conferencia Episcopal reclama a las administraciones ampliar el horario de la asignatura de Religión

En una nota publicada por la Comisión Episcopal para la Educación, muestran su descontento por que la evaluación de la asignatura "no sea tenida en cuenta en las etapas superiores

La Comisión Episcopal para la Educación y Cultura ha lamentado nuevamente que la reforma de la ley educativa, la LOMLOE, fue aprobada en el Congreso de los Diputados sin el necesario consenso con el sector, y denuncian que “ la dimensión espiritual y religiosa de las personas y de los pueblos no está suficientemente recogida en la Ley”, y afean que la propuesta que realizó la Conferencia Episcopal Española en julio de 2020 al Ministerio “hubiera encontrado acogida en los planteamientos legislativos y que se hubiese logrado un mejor acomodo de la clase de Religión en el sistema educativo”.

En una nota publicada este jueves, 4 de noviembre, a raíz de los proyectos de Decretos de Enseñanzas Mínimas presentados a las Comunidades Autónomas, la Comisión ha reclamado a las autonomías, como administración competente a la hora de diseñar los contenidos curriculares, “una ampliación razonable del horario del área/materia de Religión, sin reducirlo a lo establecido por el ministerio en el ámbito de sus competencias sobre Enseñanzas Mínimas”.

Pese a reconocer que la LOMLOE ha mantenido la oferta obligatoria de esta asignatura en todas las etapas (desde segundo ciclo de Infantil hasta Bachillerato), muestran su descontento por que la evaluación de la materia “no sea tenida en cuenta en las etapas superiores, a efectos de la computabilidad”.

Asimismo, la Comisión de Educación y Cultura de la Conferencia Episcopal Española califica de error “que no se haya ofrecido al alumnado que no elige Religión un área/materia en condiciones equiparables”, lo que se evitaría, según la nota, “todo riesgo de discriminación y habría sido una mejor respuesta a las exigencias derivadas de las competencias clave”.

Las peticiones de la Comisión Episcopal para la Educación y Cultura

1) Tal como ya expresamos en Nota de Prensa de noviembre de 2020, la actual Ley de Educación no nació de un pacto educativo y su urgente tramitación -en tiempo de pandemia y en estado de alarma- impidió “una adecuada participación de toda la comunidad educativa”. Lamentamos, especialmente, que la dimensión espiritual y religiosa de las personas y de los pueblos no está suficientemente recogida en la Ley. No obstante, consideramos aportaciones positivas la preocupación por la formación humana del alumnado, el reconocimiento de la responsabilidad de las familias, o la referencia al marco internacional y a las competencias clave de la UE.

2) El presidente de la Comisión, en su intervención en el Foro sobre el nuevo currículo de Religión de febrero 2021, recordaba -después de la aprobación de la Ley- que “nos hubiera gustado que la propuesta que la Conferencia Episcopal realizó al Ministerio en Julio de 2020, hubiera encontrado acogida en los planteamientos legislativos y que se hubiese logrado un mejor acomodo de la clase de Religión en el sistema educativo. El texto finalmente aprobado mantiene una situación ya conocida, que no es del todo satisfactoria para nosotros”.

 


3) La Comisión, en el ejercicio de su responsabilidad, ha elaborado el currículo de la asignatura en diálogo con el marco pedagógico de la LOMLOE. Se pone así de manifiesto el lugar propio de la Enseñanza Religiosa Escolar en el proceso educativo integral, así como su capacidad de estar presente en la escuela respetando su naturaleza y sus exigencias pedagógicas, como las demás asignaturas.

4) Conocidos los proyectos de desarrollo de la LOMLOE, reconocemos que ha mantenido la oferta obligatoria de Religión católica en todas las etapas, desde el segundo ciclo de Infantil hasta Bachillerato, y que se ha regulado su evaluación “en los mismos términos y con los mismos efectos que las otras áreas/materias”. No se entiende, sin embargo, que en estos Proyectos dicha evaluación no sea tenida en cuenta en las etapas superiores, a efectos de la computabilidad. Y consideramos un error que no se haya ofrecido al alumnado que no elige Religión un área/materia en condiciones equiparables; se evitaría todo riesgo de discriminación y habría sido una mejor respuesta a las exigencias derivadas de las competencias clave.

5) Se ha perdido la oportunidad de mantener al menos el horario mínimo LOE, ley a la que la LOMLOE da continuidad. Sorprende que en una apuesta por un modelo competencial se limite al mínimo posible la carga lectiva en un ámbito tan decisivo para la educación de la persona como es el de la ERE.

 

6) Considerando que, según regula la LOMLOE, las Comunidades Autónomas tienen competencia para determinar buena parte de los contenidos curriculares, solicitamos a las respectivas Administraciones educativas una ampliación razonable del horario del área/materia de Religión, sin reducirlo a lo establecido por el Ministerio en el ámbito de sus competencias sobre Enseñanzas Mínimas. Mantenemos abierto igualmente el diálogo con el Ministerio para su posible regulación en el territorio de su competencia.

7) La propuesta de atención educativa, para quien no elige Religión, regulada en los proyectos de Enseñanzas Mínimas mediante el trabajo de competencias transversales, puede facilitar la organización escolar. Es responsabilidad grave de las autoridades educativas y derecho del alumnado que se programe y realice el trabajo escolar así regulado, imprescindible dada la importancia de esta dimensión de la educación y para evitar toda discriminación.

8) Sorprende que en los proyectos de Decretos de Enseñanzas Mínimas no se haga referencia a la propuesta de “Cultura religiosa no confesional” prevista en la Disposición Adicional Segunda de la LOMLOE, que bien podría constituir una propuesta de atención educativa para el alumnado que no elija Religión.

 

9) La Comisión Episcopal para la Educación y Cultura ha intentado encontrar una solución positiva y asumible por todas las partes a la situación de la Enseñanza Religiosa Escolar, ofreciendo también propuestas concretas. En este tiempo que se abre tras la regulación de las Enseñanzas Mínimas, reiteramos la voluntad de diálogo con las Administraciones educativas en el ámbito de sus competencias.

10) Conscientes de la importancia fundamental del bien de la educación para el alumnado, sus familias y toda la sociedad, proponemos la presencia de la propuesta educativa cristiana y el valor de su contribución al mundo de la enseñanza. No perdemos la esperanza de llegar a acuerdos y pactos en materia educativa que sean inclusivos y que cuenten con todos.

Fuente:cope.es

Leer más…

La Comisión Episcopal para la Educación y Cultura ha hecho pública hoy, jueves 4 de noviembre, una nota a raíz de los proyectos de Decretos de Enseñanzas Mínimas presentados a las Comunidades Autónomas.

Nota de la Comisión Episcopal para la Educación y Cultura

  1. Tal como ya expresamos en la Nota de noviembre de 2020, la actual Ley de Educación no nació de un pacto educativo y su urgente tramitación -en tiempo de pandemia y en estado de alarma- impidió “una adecuada participación de toda la comunidad educativa”. Lamentamos, especialmente, que la dimensión espiritual y religiosa de las personas y de los pueblos no está suficientemente recogida en la Ley. No obstante, consideramos aportaciones positivas la preocupación por la formación humana del alumnado, el reconocimiento de la responsabilidad de las familias, o la referencia al marco internacional y a las competencias clave de la UE.
  2. El presidente de la Comisión, en su intervención en el Foro sobre el nuevo currículo de Religión de febrero 2021, recordaba -después de la aprobación de la Ley- que “nos hubiera gustado que la propuesta que la Conferencia Episcopal realizó al Ministerio en Julio de 2020, hubiera encontrado acogida en los planteamientos legislativos y que se hubiese logrado un mejor acomodo de la clase de Religión en el sistema educativo. El texto finalmente aprobado mantiene una situación ya conocida, que no es del todo satisfactoria para nosotros”.
  3. La Comisión, en el ejercicio de su responsabilidad, ha elaborado el currículo de la asignatura en diálogo con el marco pedagógico de la LOMLOE. Se pone así de manifiesto el lugar propio de la Enseñanza Religiosa Escolar en el proceso educativo integral, así como su capacidad de estar presente en la escuela respetando su naturaleza y sus exigencias pedagógicas, como las demás asignaturas.
  4. Conocidos los proyectos de desarrollo de la LOMLOE, reconocemos que ha mantenido la oferta obligatoria de Religión católica en todas las etapas, desde el segundo ciclo de Infantil hasta Bachillerato, y que se ha regulado su evaluación “en los mismos términos y con los mismos efectos que las otras áreas/materias”.
    No se entiende, sin embargo, que en estos Proyectos dicha evaluación no sea tenida en cuenta en las etapas superiores, a efectos de la computabilidad. Y consideramos un error que no se haya ofrecido al alumnado que no elige Religión un área/materia en condiciones equiparables; se evitaría todo riesgo de discriminación y habría sido una mejor respuesta a las exigencias derivadas de las competencias clave.
  5. Se ha perdido la oportunidad de mantener al menos el horario mínimo LOE, ley a la que la LOMLOE da continuidad. Sorprende que en una apuesta por un modelo competencial se limite al mínimo posible la carga lectiva en un ámbito tan decisivo para la educación de la persona como es el de la ERE.
  6. Considerando que, según regula la LOMLOE, las Comunidades Autónomas tienen competencia para determinar buena parte de los contenidos curriculares, solicitamos a las respectivas Administraciones educativas una ampliación razonable del horario del área/materia de Religión, sin reducirlo a lo establecido por el Ministerio en el ámbito de sus competencias sobre Enseñanzas Mínimas.
    Mantenemos abierto igualmente el diálogo con el Ministerio para su posible regulación en el territorio de su competencia.
  7. La propuesta de atención educativa, para quien no elige Religión, regulada en los proyectos de Enseñanzas Mínimas mediante el trabajo de competencias transversales, puede facilitar la organización escolar. Es responsabilidad grave de las autoridades educativas y derecho del alumnado que se programe y realice el trabajo escolar así regulado, imprescindible dada la importancia de esta dimensión de la educación y para evitar toda discriminación.
  8. Sorprende que en los proyectos de Decretos de Enseñanzas Mínimas no se haga referencia a la propuesta de “Cultura religiosa no confesional” prevista en la Disposición Adicional Segunda de la LOMLOE, que bien podría constituir una propuesta de atención educativa para el alumnado que no elija Religión.
  9. La Comisión Episcopal para la Educación y Cultura ha intentado encontrar una solución positiva y asumible por todas las partes a la situación de la Enseñanza Religiosa Escolar, ofreciendo también propuestas concretas. En este tiempo que se abre tras la regulación de las Enseñanzas Mínimas, reiteramos la voluntad de diálogo con las Administraciones educativas en el ámbito de sus competencias.
  10. Conscientes de la importancia fundamental del bien de la educación para el alumnado, sus familias y toda la sociedad, proponemos la presencia de la propuesta educativa cristiana y el valor de su contribución al mundo de la enseñanza. No perdemos la esperanza de llegar a acuerdos y pactos en materia educativa que sean inclusivos y que cuenten con todos.

Comisión Episcopal para la Educación y Cultura
4 de noviembre 2021

Leer más…

Radiografía de la nueva asignatura de Religión

Más de 3,3 millones de alumnos eligieron la asignatura de Religión en 2019

Desde la Conferencia Episcopal Española hasta el aula, pasando por la confederación Escuelas Católicas. Conocemos de primera mano la nueva asignatura de Religión en el marco de la LOMLOE

El Ministerio de Educación propuso el pasado miércoles 7 de octubre rebajar las horas de Religión para los niños de 6 a 12 años en favor de  Conocimiento del Medio (15 horas más), Matemáticas (10 horas más), Lengua (5 horas más) y Enseñanzas Artísticas (60 horas más). Esto supone, en total, que los alumnos de primaria dejen de percibir 90 horas menos al año de una asignatura que aporta una perspectiva general de nuestra tradición, del hecho religioso y  del papel que ha jugado la fe y la espiritualidad a lo largo de la historia. 
La aplicación a estos `recortes´ en la materia de Religión, por ahora, dependerá de las Comunidades Autónomas. Hasta ahora, Murcia y Madrid ya han confirmado su intención de mantener las horas lectivas  que se imparten en la actualidad. 

La educación católica en España

Según las cifras aportadas en la última Memoria de Actividades de la Iglesia, correspondiente al año 2019, más de 3,3 millones de alumnos se inscribieron a la asignatura de Religión en toda España.

​En la actualidad hay 2.586 centros católicos, contando con los 331 colegios diocesanos, conformados por: 

  • 1.521.196 alumnos, 24.085 más respecto a 2017
  • 130.448 trabajadores, 3.355 más respecto a 2017

Cabe destacar que el 95,9 % de ellos son seglares y solamente el 4,1 % es personal religioso​.

El 23,3 % de alumnos con necesidades educativas especiales derivadas de la discapacidad estudian en la escuela católica concertada.

​El 15% de alumnos inmigrantes, 71.031, está escolarizado en la escuela concertada. 

Del proceso participativo hasta el BOE

Estos vaivenes en el empaque de la asignatura dentro de la LOMLOE no está afectando, sin embargo, a la hoja de ruta marcada desde el Foro sobre el Currículo de Religión católica, impulsado por la Conferencia Episcopal Española (CEE) en el mes de marzo y que desde entonces, en las dos fases de trabajo y consulta, ha recogido los ecos de miles de participantes para la confección de la materia.  Familias, profesores, congregaciones e institutos religiosos, así como asociaciones y sindicatos, han sumado sus observaciones a los documentos presentados de cara al currículo de Religión en Infantil, Primaria y Educación Secundaria Obligatoria, dejando para más adelante la propuesta en Bachillerato. Ahora mismo, después de todas las observaciones registradas hasta el pasado 21 de octubre, el documento final está a la espera de ser aprobado por la comisión episcopal de Educación y Cultura para, posteriormente, ser remitido al Ministerio. 
Raquel Pérez Sanjuán es la directora de la comisión de Educación y Cultura de la Conferencia Episcopal Española.  
La directora de la comisión de Educación y Cultura de la CEE, Raquel Pérez Sanjuán

La directora de la comisión de Educación y Cultura de la CEE, Raquel Pérez Sanjuán

 

¿Cómo es la relación con el Ministerio de Educación y Formación Profesional? ¿Qué tal ha ido el trabajo en red entre los distintos implicado en el desarrollo de la asignatura?
 
–En las cuestiones técnicas la colaboración ha sido muy fluida. La estructura formal del currículo de todas las materias se ha ido construyendo y evolucionando en estos meses y hemos sido informados de todos los cambios. Con respecto al encaje en la ordenación académica y la carga lectiva en cada una de las etapas hemos sido informados de las propuestas del Ministerio. Como es sabido, en esos asuntos no hemos alcanzado, a pesar de nuestra predisposición, a encontrar soluciones que nos satisfagan.
 
¿Qué de diferente va a tener la asignatura de Religión respecto a las anteriores versiones?
 
–Posiblemente tardaremos en caer en la cuenta de lo relevante de este momento. La asignatura de Religión ha demostrado su fortaleza y sus posibilidades al asumir el marco curricular competencial que estará vigente en Europa en los próximos años. El reto era exigente y, gracias al apoyo de muchos profesores de la red pública y concertada, familias e instituciones religiosas, hemos avanzado en una línea inédita. Solo podemos celebrar la implicación de tantas personas, y seguir trabajando para hacer visibles las aportaciones educativas de la enseñanza de la Religión.
 
¿Cuál es el principal reto de la asignatura de Religión en un mundo secularizado?
–Diría que acercar al núcleo esencial del cristianismo, a través de las mediaciones escolares que las sociedades quieran darse a sí mismas. Debemos volver continuamente a la fuente del conocimiento específico de nuestra asignatura, sin olvidar en qué contexto estamos.
Raquel Pérez Sanjuán desde su despacho de la calle Añastro 3

Raquel Pérez Sanjuán, desde su despacho de la calle Añastro

 

¿Se van a poder estudiar otras religiones en esta materia? ¿Hay una apertura a otros credos para que los alumnos adquieran una cosmovisión lo más completa posible sobre el hecho religioso?
 
–La enseñanza religiosa escolar cuenta con cada una de las confesiones que tiene suscritos acuerdos de cooperación con el Estado español, luego en el área o materia de Religión, podrán ser estudiadas. En el caso de la religión católica, con el enfoque establecido desde el Concilio Vaticano II y el magisterio reciente de los Papas, se reconocerá la diversidad religiosa como un fenómeno característico de la sociedad. La llamada al encuentro y al diálogo interreligioso es algo que tenemos muy presente.
 
¿Qué opinión le merecen las críticas vertidas al nuevo currículo de Religión que pretende incorporar cuestiones como la ecología integral o la importancia del cuidado del medio ambiente?
 
–Creo que no me corresponde entrar a valorar las respuestas recibidas. Nuestra decisión fue habilitar un proceso participativo que no responde a una exigencia administrativa o formal –como le puede ocurrir al Ministerio– en cuánto a la convicción de la Comisión Episcopal para la Educación y Cultura de que la educación y la clase de Religión requiere, como se indica en el Pacto Educativo Global, de la participación y el compromiso de toda la comunidad educativa, de toda la sociedad. Frente a los que, sin motivos, han querido desvirtuar la clase de Religión acusándola de ser un pretexto para el adoctrinamiento, divulgar el currículo es un servicio a toda la comunidad escolar para hacer visibles su contribución específica al desarrollo integral. La clase de Religión no se esconde.
Pedro J. Huerta, secretario general de Escuelas Católicas

Pedro J. Huerta, secretario general de Escuelas Católicas

 

«Se ha discriminado a los centros de enseñanza concertados»

Comprometidos con la innovación educativa y plural, Escuelas Católicas, la confederación que agrupa a 2.455 centros de educación  católica concertada en nuestro país, ha participado de forma activa en esta nueva etapa que está viviendo la asignatura de Religión. 
Reivindican su papel dentro del marco educativo actual, teniendo en cuenta que suponen, tal y como se desprende del estudio Estadísticas de las Enseñanzas no universitarias , La enseñanza en los centros educativos católicos y Estadística del Gasto Público en Educación (2017-2018), un ahorro al Estado en materia educativa de más de 3,5 mil millones de euros.
Hablamos con su secretario general, Pedro José Huerta.
 
¿Cómo os confronta a Escuelas Católicas el nuevo marco normativo?
–La LOMLOE está aprobada por el Parlamento, y está en vigor, a pesar de todas sus limitaciones y deficiencias. Nosotros hemos pedido en todo momento que hubiera más diálogo para que permitiera los consensos, pero desde el Gobierno se ha preferido una tramitación rápida, sin participación de la comunidad educativa y discriminando específicamente a los centros de enseñanza concertados. Ahora estamos trabajando en aportar nuestras propuestas a los decretos de desarrollo de la Ley, así como a vigilar y denunciar algunas aplicaciones de la misma en las comunidades autónomas, que suponen un claro prejuicio a los centros de ideario católico.
 
¿Qué cambios habéis detectado que ocurren en el alumno desde el inicio de curso hasta el final de la asignatura de Religión?
–Los alumnos cambian, porque cambia la sociedad, y cuando se les ofrece una asignatura que promueve su pensamiento, que les coloca ante reflexiones éticas, que les ayuda a pensar por sí mismos, que les invita a interpretar la realidad, también percibimos un cambio en sus proyecciones. Es evidente que hay muchos aspectos del currículo que cambiar y adaptar, en eso la Conferencia Episcopal ha hecho una acertada apuesta. Queda aún involucrar a más sectores de la vida escolar, eclesial y religiosa en el proyecto, porque aún hay que mejorar la formación del profesorado de religión, encontrar un adecuado perfil de salida de los alumnos que cursan la asignatura y dejar de verla en el conjunto de materias como una `maría´ de la que es mejor escapar, o a la que se llega para evitar mayor compromiso. El alumno debe estar en el centro de la programación, para ello debemos dejar de pensar menos en la transmisión de conocimientos y poner mayor énfasis en saber situarse ante el mundo y ante sí mismos.

La escuela católica –y los docentes creyentes en la escuela pública– está llamada a ser el areópago de nuestro siglo y de nuestra sociedad Pedro J. Huerta

–¿Cree que es posible hacer una asignatura de Religión que acoja todos los matices posibles que conforman nuestra realidad?
 
–La asignatura de Religión ha demostrado ser, en los últimos años, un espacio de encuentro, de diálogo, que genera el pensamiento propio. Hemos sido capaces de dejar atrás la idea de `catequesis´ o `adoctrinamiento´, de la que ha sido acusada injustamente. Los sucesivos currículos han ayudado a incorporar contenidos que la aproximan al resto de asignaturas, así lo esperamos también del que está en preparación. En la escuela necesitamos estos espacios de reflexión, y el hecho religioso, que sigue formando parte de la interpretación de la historia y de la realidad, se constituye en hermenéutica para interpretar la realidad, para generar relaciones con el entorno natural y con el entorno humano, tanto al interior como al exterior de los centros educativos.
 
No solo es posible que la asignatura acoja esos matices, es necesario, por eso debemos defender sin ambigüedades su presencia en el currículo de materias. En las últimas semanas hemos conocido cómo los países del norte de Europa se vuelven a la asignatura de religión para recuperar este espacio, que lo debe ser también intercultural e interreligioso.
 
¿Qué tarea tiene por delante la Iglesia en el plano evangelizador en los centros educativos?
 
–Es necesario que no nos demos nunca por satisfechos, que aprendamos a incorporar los nuevos interrogantes, que cada vez aparecen con mayor rapidez, sin desconcertarnos ni levantar barricadas. Los centros educativos de ideario católico tienen, además, el reto de hacer su misión evangelizadora el centro de su propuesta, por encima de otras cuestiones en las que se ha venido incidiendo en los últimos años, y que no pueden desviarnos del mandato misionero que sentimos que Jesucristo nos sigue haciendo. Es cierto que muchos de los padres que eligen un centro católico no son creyentes, o al menos practicantes, eso mismo nos obliga a no bajar el nivel del ideario, a buscar formas, símbolos, palabras, espacios en los que la propuesta del Evangelio lo sea también de vida abundante. Por eso la escuela, ya sea de ideario católico por medio de las instituciones que la promueven, ya sea pública por medio de los docentes creyentes que hay en ellas, está llamada a ser el areópago de nuestro siglo y de nuestra sociedad. 
Isabel Gómez es profesora de Religión en la ESO y Bachillerato en Zaragoza

Isabel Gómez es profesora de Religión en la ESO y Bachillerato en Zaragoza

 

«El saber religioso juega un papel fundamental en la educación»

Isabel Gómez Villalba es uno de los 34.868 profesores de Religión que hay en España. Da clases a los alumnos de Secundaria y Bachillerato en Zaragoza.  Nos cuenta cómo vive esta realidad normativa desde primera fila. 
 
¿Cómo os afecta a los profesores de Religión esta situación?
 
–Creo que gran parte del profesorado de Religión, lejos de desanimarse ante una nueva ley educativa que arrincona el saber religioso en la esfera escolar, mantiene viva la esperanza. Nos gustaría que la situación de la asignatura de Religión fuese diferente, que la tratasen con igual dignidad que el resto de áreas y materias curriculares. Pero no es así. Con nuestro trabajo diario a pie de aula, tratamos de reivindicar el servicio humanizador que la asignatura de Religión ofrece a la sociedad. Seguimos siendo muchos los profesores de Religión que trabajamos con entusiasmo (con todo el sentido profundo de su etimología) en la tarea de educar personas para que sean capaces de transformar el mundo. Este nuevo marco normativo supone un reto que nos interpela, queda mucho por hacer, sigamos evidenciando con fuerza que la asignatura de Religión es un bien para la persona y para la sociedad.
 
¿De qué manera notáis, en lo cotidiano, que la asignatura de Religión ayuda al alumnado?
 
–Es difícil generalizar, la nuestra es una labor de artesanía, atenta a la realidad de cada estudiante. Si bien es cierto que tenemos muy poco tiempo a la semana para estar con nuestro alumnado, también solemos tener la suerte de poder acompañarles durante toda una etapa escolar. Y eso nos permite percibir su desarrollo como personas. Destacaría, por ejemplo, que aprenden a conocerse a sí mismos mejor y más profundamente y, desde esa profundidad personal, conectan con lo que los otros son y con lo que la realidad es. Aprenden a valorar esa consciencia relacional necesaria para crecer como personas y como sociedad, comprendiendo y experimentando el valor auténtico de la fraternidad, en el sentido profundo cristiano. Es muy gratificante escucharles decir que se sienten más libres al comprender el fenómeno religioso, conocer las diferentes manifestaciones religiosas y descubrir la novedad del mensaje cristiano. Afirman que les permite tener una opinión fundada y dar razón de su opción ante lo religioso. Los beneficios que percibimos son muchos.
 
¿Por qué es relevante esta clase en el contexto actual?
 
–El saber religioso juega un papel fundamental en la educación de las personas, pues permite ahondar en la complejidad de lo humano, comprender la historia y las raíces de la propia cultura. Todo ello es crucial para la construcción de la identidad personal y el desarrollo de procesos de socialización. Desde esa identidad personal, esta asignatura facilita procesos que conducen a la construcción de la alteridad, descubriendo al otro en la diversidad, pero igual en dignidad. Procura una vivencia de la fraternidad. Permite explorar y descubrir puntos de encuentro entre las diferentes tradiciones religioso-culturales, desde un universo simbólico profundo, fundamental para una educación intercultural y una transformación social. Permite comprender el sentido y la riqueza del lenguaje simbólico, mitológico y litúrgico, especialmente, en nuestro contexto social, donde el índice de analfabetismo simbólico es preocupante. En definitiva, la clase de Religión es relevante en el desarrollo integral de la persona, facilitando y acompañando su apertura a la trascendencia y ayudándole a pensar e indagar en el sentido profundo de la existencia. Esta es una tarea compleja, pero fundamental para diseñar inteligentemente un proyecto de vida feliz.
Memoria de actividades de la Iglesia 
 
Fuente: eldebate.com
Leer más…

23d6d5f6a178b4debf8677acd3cafee5e49a4a67-scaled-e1598546055211-850x310.jpg

La Conferencia Episcopal Española ha presentado hoy el borrador para Bachillerato, con 6 competencias específicas, que pone a disposición de la comunidad educativa para un proceso de consulta que finalizará el 5 de noviembre.

El currículo de la asignatura de Religión propone “comprender el proyecto de fraternidad humana, anunciado en Jesucristo: la superación de la injusticia y la violencia, de los fundamentalismos políticos e integrismos religiosos. Supone la propuesta de ideales para la construcción de la Casa común, la cultura del encuentro, el cuidado del planeta, la diversidad y la inclusión de todos y cada uno de los seres humanos en un ámbito de vida y de humanidad plena”. En otras palabras, el temario busca aterrizar dos de las tres encíclicas del pontificado del papa Francisco: ‘Fratelli Tutti’ y ‘Laudato si”.

De esta manera se recoge en el borrador del texto para Bachillerato, en el que la Comisión Episcopal para la Educación y la Cultura lleva meses trabajando de la mano de la comunidad educativa –familias, profesorado, entidades titulares, asociaciones, sindicatos, etc.– para actualizar los programas a la LOMLOE –conocida como Ley Celáa–.

Para superar la asignatura, los obispos piden a los alumnos un “análisis crítico de los desafíos democráticos y socioeconómicos, analizando sus causas y consecuencias desde la moral social de la Iglesia, discerniendo las soluciones que proponen las religiones y los movimientos sociales. Se completa con la propuesta de la esperanza cristiana que supera la inmanencia de lo material”.

Además, instan a asumir “críticamente los valores de una ciudadanía democrática y de una ecología integral; haber desarrollado un compromiso personal y social de denuncia de todas las situaciones de pobreza e injusticia; y contribuir a alumbrar propuestas sociopolíticas para incluir a todos en la Casa común, especialmente a los más desfavorecidos”.

Desde hoy, y hasta el viernes 5 de noviembre, queda publicado en la web ‘Hacianuevocurriculo.educacionyculturacee.es’ el currículo para continuar aportando mejoras a los borradores propuestos en este proceso participativo inédito que comenzó en febrero con el Foro online ‘Hacia un nuevo currículo de Religión. Un diálogo entre todos y para todos’. Con todas las aportaciones se elaborará un documento final que será asumido por el ministerio de Pilar Alegría y posteriormente publicado en el BOE.

6 competencias específicas

En la presentación de esta propuesta, que incluye los criterios de evaluación y los saberes básicos de la asignatura de Religión, los obispos abordan 6 competencias específicas:

  1. Comprender y asumir el proyecto vital personal, reconociendo las propias ideas y creencias, contrastándolas con la antropología cristiana y otras cosmovisiones, para insertarse en la vida adulta y en el mundo profesional.
  2. Reconocer y desplegar el carácter relacional del ser humano, como fundamento de los deberes y libertades, desarrollando actitudes cívicas y democráticas, contrastando con los valores del mensaje cristiano y otros humanismos e ideologías, para aprender a vivir con otros y contribuir a la construcción de una sociedad inclusiva.
  3. Interpretar los desafíos democráticos, socioeconómicos y ecológicos, analizando sus causas y consecuencias desde la moral social de la Iglesia, discerniendo las propuestas sociopolíticas de las religiones y los movimientos sociales, para asumir la ecología integral y la responsabilidad personal y social en el cuidado de la vida y del planeta.
  4. Comprender y admirar el patrimonio cultural, interpretando su significado y expresiones con los métodos de análisis propios de cada disciplina, valorando críticamente las aportaciones del cristianismo en el desarrollo de los pueblos, para intervenir con criterio propio en el diálogo intercultural, la creación artística y en la construcción social del pensamiento.
  5. Valorar la dimensión espiritual como fuente de sentido y aprendizajes vitales, a través del análisis de las experiencias personales, del conocimiento de las tradiciones espirituales, y del diálogo interdisciplinar con otras visiones de la vida y del mundo, para descubrir las oportunidades personales, sociales y culturales de la experiencia espiritual como propuesta de plenitud de la vida personal y comunitaria.
  6. Conocer el método propio de la Teología y sus distintas especialidades analizando su lugar entre los saberes y disciplinas, estableciendo un diálogo transdisciplinar con las otras ciencias, para afrontar críticamente los desafíos éticos y la transformación social.

Fuente: vidanuevadigital.com

Leer más…