Religión (60)

La enseñanza de la asignatura de Religión: la ley está para cumplirla

La enseñanza de la religión cristiana, la historia de las religiones y la filosofía en general es algo intrínsecamente bueno, por no decir esencial para la persona

Como gusta decir al presidente del Gobierno últimamente –es su latiguillo de verano– la ley está para cumplirse. Efectivamente así es, y además para el fin para el que fueron creadas las mismas, y no para hacer un uso torticero, desviado o interesado de ellas.
 
Dentro de las normas obligatorias se encuentran también los pactos y convenios internacionales, a los que la propia Constitución española otorga rango, un papel muy relevante para la interpretación de los derechos fundamentales. Entre los múltiples pactos internacionales firmados por el Reino de España se encuentra los acuerdos con la Santa Sede de 1979, y entre ellos el de enseñanza y asuntos culturales que entre otras cosas exige que la asignatura de Religión sea de oferta obligatoria, aunque de elección voluntaria, en todos los niveles y especialidades de las enseñanzas preuniversitarias, y que además, para aquellos que las escojan, la asignatura sea calificada y evaluada como las de mayor importancia (disciplinas fundamentales dice el convenio), es decir que compute para todas las medias oficiales de cara al acceso a la universidad por ejemplo.
 
Pues bien, está obligación legal que se impone a todos los poderes públicos españoles viene siendo objeto de innumerables incumplimientos desde hace muchos años, y corre el serio peligro de que en los próximos meses de ser definitivamente noqueada o gravemente capitidisminuida.
 
El primer incumplimiento tiene que ver con el hecho de que se haya excluido total y absolutamente de este ámbito a las enseñanzas de formación profesional; no se qué razón pueda existir para que los estudiantes de electricidad, peluquería, automoción, sistemas informáticos en red, o matricería y moldes, no tengan derecho a optar por una formación tan vital como es la religiosa; pero lo cierto es que de esto no tiene la culpa sólo el actual Gobierno, sino también es atribuible a todos los que le antecedieron, de todos los signos políticos. Lo acuerdos Iglesia-Estado a los que nos acabamos de referir expresamente incluyen los estudios de formación profesional dentro de su ámbito. La Ley está para cumplirla.
 
El segundo incumplimiento tiene que ver con el hecho de que, de facto, en algunas CCAA, entre las que destacan País Vasco y Cataluña, se lleve años sin ofrecer la asignatura de Religión en la escuela pública, sin que la alta inspección del Estado en materia educativa haya hecho nada por remediar este grave incumplimiento legal, algo parecido a lo que sucede con la enseñanza de un número mínimo de asignaturas en idioma español. Pero también es cierto que esto lleva años sucediendo. La Ley está para cumplirla.
 
Podríamos hablar también de la reducción de horas a la mínima expresión de la asignatura de Religión, pero eso es largo de explicar y además en este campo la jurisprudencia ha sido contradictoria.
 
Interesa ahora analizar cómo está quedando la situación con el desarrollo normativo posterior a la llamada ley Celaá, la que, como se sabe, modificó a finales de 2020 la Ley Orgánica de Educación.
 
La Ley Celaá se limita a decir que enseñanza de la religión católica se ajustará a lo establecido en el Acuerdo sobre Enseñanza y Asuntos Culturales suscrito entre la Santa Sede y el Estado español, declaración que hace extensiva al resto de las confesiones con las que el estado ha firmado acuerdos semejantes. Bonita declaración que como veremos a continuación tiene poco que ver con el desarrollo normativo posterior.
 
Los distintos decretos estatales que han regulado recientemente las llamadas enseñanzas mínimas de primaria, ESO y Bachillerato, han regulado la oferta de la asignatura de religión de tal medida que se va a dificultar enormemente la elección de esta materia por parte de las familias.
 
De momento le resta valor haciendo que la misma no compute a los efectos de la obtención de las medias oficiales, y después elimina la llamada asignatura espejo, es decir la asignatura que debería ofrecerse junto a la de religión para que así las familias puedan hacer una elección sencilla y clara. En el pasado esta asignatura fue ética, y bien podría ser filosofía, historia o cultura de las religiones, que es precisamente la posibilidad que prevé la Ley Orgánica de Educación después la reforma Celaá. Pero desgraciadamente está no ha sido la opción elegida por los citados reglamentos de desarrollado, que han optado por una solución harto compleja que va a permitir a las CCAA hacer de su capa un sayo. Haced la ley que yo haré lo reglamentos decía el Conde Romanones. La Ley está para cumplirla.
 
Pues bien, la alternativa que prevén estos reglamentos de enseñanzas mínimas a la asignatura de Religión esta descrita de un modo muy ambiguo y alambicado; para los alumnos que no opten por la asignatura de religión, los centros escolares deben prever medidas de atención educativa, que tengan por objeto el desarrollo de los elementos transversales de las competencias a través de la realización de proyectos significativos y relevantes y de la resolución colaborativa de problemas, reforzando la autoestima, la autonomía, la reflexión y la responsabilidad, y que vayan a dirigidas a reforzar los aspectos más transversales del currículo, favoreciendo la interdisciplinariedad y la conexión entre los diferentes saberes. Medidas, proyectos, transversalidad…; términos muy abstractos que van a ser objeto de desarrollo muy diverso por las CCAA que son las que deben desarrollar los decretos de enseñanzas mínimas. Todo con muchas comillas porque los decretos de enseñanzas mínimas son de todo menos mínimos, y regulan todos los aspectos educativos con enorme exhaustividad.
 
Los avances de la legislación autonómica que van llegando, y a los que habrá que estar muy atentos, no pintan nada bien en los que se refiere al ejercicio de este derecho fundamental de las familias de optar por la asignatura de religión; o bien se limitan a reproducir el mismo texto estatal, dejando para posteriores circulares o resoluciones administrativas el como se concreta ese proyecto «transversal» que deberá ser la alternativa a la religión, o incluso avanzan que la religión será una asignatura adicional, extra, que no tendrá espejo, que sólo cursarán los que la pidan, quedando los demás libres para ir al patio –o al móvil–, o irse a casa; y ello además de no computar para las medidas oficiales. La Ley está para cumplirla.
 
La escuela privada y quizás en alguna medida la concertada, puedan ir solucionado el problema convirtiendo en asignatura alternativa los proyectos transversales, pero el ejercicio del derecho a optar por la asignatura de Religión cada vez es más difícil en la escuela pública, y el sector privado no puede dar la espalda a esta realidad, tratando de paliar su problemática particular únicamente.
 
Finalmente, una palabra por el momento para resaltar que la enseñanza de la religión cristina, la historia de las religiones, y la filosofía en general es algo intrínsecamente bueno, por no decir esencial para la persona; la finitud de la vida del hombre es un misterio y esta verdad es una realidad inevitable; los hombres desde siempre han dedicado gran parte de su pensamiento a intentar encontrar explicación lógica a lo inescrutable; privar a los estudiantes de esta serie de reflexiones es sin lugar a duda limitarles gravemente. La Iglesia fundada por Dios encarnada en Cristo, está ligada de modo inseparable de la vida de las sociedades occidentales, ha sido uno de los fundamentos de su desarrollo cultural y social; prescindir de ello, como si fuera una asignatura más, sin ni siquiera capacidad de elección, o haciendo la misma muy complicada, supone también privar a los jóvenes de armas poderosas para formarse y crecer como personas sabias y de bien.
 
Y por último, la religión no puede ser objeto de adoctrinamiento, y el que lo intente se equivoca gravemente, y los resultados serán los distintos a los deseados, ya que una cosa es conocer las respuestas que dan las religiones, y en concreto la cristiana católica, al misterio de vida del hombre, y otra muy distinta el despertar del sentimiento religioso, que, como el enamoramiento, por ser tan personal, no puede ser de ninguna manera objeto de coerción, o brota del corazón o nunca surgirá por mas doctrina, teología y dogmática que se aprenda; las vías para una pastoral de encuentro con Jesús, nada tienen que ver con la enseñanza de la asignatura de Religión, en todo caso correrán paralelas.
  • Fernando Lostao Crespo es abogado, doctor en Derecho y director de la Fundación Cultural Ángel Herrera Oria

Fuente: eldebate.com

Leer más…

Religión y Música, asignaturas esenciales

Mateu Cladera
Mateu Cladera

Periodista

 

Educar es hacer hombres libres. Las clases de Religión potencian la libertad. Por otra parte, la religión también nos ayuda a comprender la cultura que hemos heredado. Un joven no podrá entender la pintura, la música, la escultura, la arquitectura, la filosofía, la historia, la política, el folclore, las tradiciones, el lenguaje si no conoce en profundidad los fundamentos de las religiones. Según algunas estimaciones hay en el mundo 4.200 religiones vivas, y todas ellas se practican con determinados comportamientos y prácticas. Todas las religiones explican el sentido y el origen de la vida y del universo. A partir de estas creencias sobre el cosmos y la naturaleza humana, las personas pueden derivar una moral, ética, o leyes religiosas o un estilo de vida.

 

Así se demuestra que la religión es esencial porque entra en la misma esencia del ser humano. La música es el único lenguaje universal. Una sinfonía puede ser interpretada por europeos, japoneses, chinos… una banda de música une a todos sus componentes y de distintas ideologías. La música nos hace universales. La música es el lenguaje hecho arte y expresa, según Aristóteles, «los movimientos del alma». A nivel cognoscitivo, la música promueve el aumento de la capacidad de aprendizaje, la orientación, la atención y la concentración, al tiempo que estimula la comunicación y el lenguaje; en el ámbito físico, relaja y disminuye los niveles de ansiedad; mientras que, en el plano emocional, eleva las interacciones, mejora las habilidades sociales y la autoestima, y previene el aislamiento.

Los políticos, que se han convertido en educadores, proponen una nueva ley que pone a la Religión y a la Música al mismo nivel que el aprendizaje del ajedrez. Esto demuestra que los que promueven esta ley son unos indocumentados, que quieren formar una sociedad esclavizada a sus ideologías, porque les da miedo que el ser humano sea libre para poder elegir que es la función de la educación.

 

Fuente:ultimahora.es

Leer más…

Tete, con un equipo semiprofesional, ha ganado la Copa del Rey y ascendido a primera división de fútbol sala.

José Antonio Borrego, más conocido como Tete, es en estos momentos y sin ningún género de dudas el entrenador de moda en el fútbol sala. Con el UMA Antequera, club semiprofesional formado en su gran mayoría por universitarios malagueños, ha conseguido dos hitos increíbles: ganar la Copa del Rey y además ascender a la primera división, donde España es la gran potencia.

Tete ha logrado este éxito entrenando por las tardes y por las mañanas trabajando en su otra gran pasión: como profesor de Religión en dos colegios públicos de Málaga. Y es que Tete es un católico convencido y declarado. En su perfil de Twitter se define: “amo a mi familia. Exjugador profesional e internacional de fútbol sala y entrenador del UMA Antequera. Cristiano y profesor de Religión. Dios te ama”.

Hace unas semanas confesaba al semanario Alfa y Omega: “Soy cristiano católico y practicante, y vivo la fe con mi mujer en las comunidades neocatecumenales”.

Tras una larga trayectoria como jugador en varios equipos hace unos años volvió a Málaga y desde la Universidad de Málaga le animaron a retomar los estudios que aparcó cuando se hizo profesional. “Terminé la carrera de Educación Física y luego completé la especialidad de Religión, porque me ilusionaba mucho ser profesor de esta asignatura”, comentaba.

Tete ha logrado ganar la Copa del Rey y ascender al Antequera a primera división.

Vive con naturalidad su fe incluso en su faceta como entrenador: “mis jugadores conocen mis valores y hacen las típicas bromas sobre eso de vez en cuando pero cuando alguno se lesiona o pasa por dificultades no dudo en hablarles de Dios, porque sé por experiencia propia que Dios ayuda, y así se lo transmito".

Y lo mismo hace en las clases de Religión por la mañana. “Veo que muchos chicos hoy están vacíos y sin valores, y por eso creo que más que nunca es necesario que tengan esa referencia de la religión y de Dios. Es algo que tiene que ver con la vida y con la propia historia de nuestra civilización”. Por ello, ve “imprescindible” que exista esta asignatura, pues “para muchos niños, la Religión es el único contacto que tienen con todo lo que tiene que ver con Dios en su vida”.

En una conversación con la diócesis de Málaga, Tete habla de la importancia de la oración en su vida y en la de su familia. “La oración me da paz. No podría vivir sin rezar. Lo encuentro necesario tanto en los momentos de dificultad, porque me da tranquilidad y me hace ver lo verdaderamente importante, como en los momentos buenos, porque hay que dar siempre gracias a Dios por todo lo que nos regala”, explica.

En su opinión, la oración “es el mejor calmante para el dolor y la mejor vitamina para afrontar las adversidades de la vida. Además cuando eres capaz de conectar en la oración te inunda una inmensa felicidad que sólo lo puede explicar quién lo ha vivido alguna vez. ¿Y cómo se experimenta eso? Pues rezando mucho”.

Como profesor asegura tener la suerte de “rezar cada vez que comienzo una clase con mis alumnos/as. En mi familia solemos rezar juntos por la noche antes de dormir y damos siempre gracias a Dios cuando nos reunimos en torno a la mesa”.

Mientras tanto, en el deporte, reconoce que la fe le “ayuda a discernir a la hora de tomar decisiones y me da tranquilidad cuando las cosas no marchan como a mí me gustaría. También te hace tener los pies en el suelo ya que mi fe hace que valore lo realmente importante de la vida”.

Fuente: religionenlibertad.com

Leer más…

Más que un nuevo currículo de Religión

Más que un curriculo de Religión

Antonio Roura hace un recorrido por esta asignatura mientras el profesorado mira con impacienca el BOE a la espera de su publicación

El cercano final del curso escolar supondrá, no hay posibilidad de aplazamientos, la despedida de la LOMCE y la puesta en marcha de la LOMLOE. Con suspense, el Ministerio Educación y Formación Profesional va publicando los Reales Decretos que establecen la ordenación y las enseñanzas mínimas de las diferentes etapas educativas. A estas alturas del mes de marzo solo disponemos del texto que regula las etapas de Infantil y Primaria. Hay que estar preparados, en las próximas semanas, a la catarata de documentos legislativos que desde el Ministerio y desde las diferentes Comunidades Autónomas van a acabar de definir el currículo, la ordenación académica y la carga lectiva. Son días para leer, estudiar, cotejar y comparar las novedades y diferencias en la aplicación, en las diferentes comunidades autonómicas, de algunos asuntos relacionados con la enseñanza de las religiones, fundamentalmente, la carga lectiva —las comunidades pueden aumentar el mínimo de una hora establecido en la LOMLOE—y las pautas para la regulación de la atención educativa para aquellos alumnos y alumnas que no escojan Religión.

Pero el profesorado de Religión también mira con impaciencia el BOE a la espera de ver publicado el currículo de Religión. Ese momento será el punto de llegada de un proceso que comenzó a gestarse con la aprobación de la Ley, allá por diciembre de 2020, pero significará también la puesta en marcha oficial del nuevo referente curricular para la enseñanza de la Religión católica en la escuela. Hasta ahora, y esta decisión de la Comisión Episcopal para la Educación y Cultura ha sido imprescindible para conseguir la participación del profesorado, hemos ido conociendo y hemos sido invitados a aportar y reaccionar a los borradores que se hicieron públicos en la web Educación y Cultura CEE - Hacia un nuevo currículo (educacionyculturacee.es). Cuando conozcamos el texto del BOE veremos la expresión final, fruto de esa participación, de los elementos curriculares que exige la LOMLOE para cada una de las etapas y cómo se ha de interpretar la presencia de la enseñanza de la Religión católica en cada una de las orientaciones pedagógicas, metodológicas y de evaluación de la asignatura. Poder trabajar con el texto oficial es imprescindible para elaborar las programaciones didácticas y para profundizar en la formación del profesorado. La publicación del currículo, así se recomienda desde la Comisión y desde las delegaciones diocesanas, debe alentar, no solo la formación para la capacitación pedagógica sino la profundización en la teología como fuente epistemológica. La publicación del nuevo currículo es una oportunidad, también, para reforzar las razones de la presencia de la asignatura en el sistema educativo. Mientras esperamos la publicación del currículo, podemos valorar las repercusiones y el alcance, más allá del BOE, de la propuesta presentada por la Comisión Episcopal.

Mirando a la sociedad

El currículo de Religión es, en su naturaleza curricular, un servicio a los alumnos y a las familias que tienen reconocido el derecho a que sus hijos reciban estas enseñanzas, como una asignatura más, en el sistema educativo. El significado y la relevancia de la existencia de esta asignatura para la sociedad, sin embargo, va más allá del obligado cumplimiento de los acuerdos que garantizan ese derecho. Con la enseñanza de la Religión, además de proponer una serie de conocimientos, destrezas y actitudes necesarios para conocer la materia de estudio, se está aportando y defendiendo la vigencia, en el ágora de lo público, del valor verificable, en lo común, de una perspectiva particular que no se puede excluir del conjunto de saberes sin mutilar algo de lo humano. Los saberes y la racionalidad, abierta a la trascendencia, que caracterizan a la asignatura de Religión, son una aportación esencial e irrenunciable al conjunto de la cultura y de la razón de ser de la democracia. Es necesario que, en el proceso formativo, para evitar la homogeneidad de la racionalidad y moralidad única establecida desde el pensamiento de lo público, se proponga la legítima disrupción de una propuesta cultural, ética y moral que, aunque específica de una tradición particular de sentido, hace más plural y libre la sociedad en la que se integra. La clase de Religión hace más libre, plural y diversa la enseñanza pública respondiendo así, de manera más realizada, a su razón de ser.

Son muy diversos los desafíos a los que nos enfrentamos como sociedad —no hace falta más que abrir los periódicos estos días— y, para responder con acierto a estos retos, sin duda, la educación tiene un papel esencial. Desde todas las instituciones políticas y educativas internacionales se apuesta por orientar los contenidos curriculares de las escuelas como palanca para construir un mundo mejor. El currículo de Religión que nos presenta la Comisión episcopal para la Educación y Cultura ha sido consciente de la importancia de este momento y quiere aportar a las nuevas generaciones una perspectiva diferenciada de lo que está en juego. Los saberes de la clase de Religión no solo explican el pasado del que se nutre, en la actualidad, nuestra identidad personal y cultural, sino que aportan profundos vectores de sentido que serán muy valiosos a la hora afrontar el futuro común. El porvenir de las personas y las naciones no se puede construir excluyendo identidades culturales y religiosas y fraguando un consenso diseñado «solo» desde la política. La asignatura de Religión está concebida para aportar en lo común, para ser significativa y diferenciadora en el encuentro público de los diferentes puntos de vista que conforman la cultura común.

Mirando a la Teología

Esta exigencia de elaborar el nuevo currículo ha supuesto, también, una oportunidad para repensar el papel de las enseñanzas de la religión en el conjunto de los saberes de la escuela y también una ocasión para identificar y ordenaraquellos saberes de la teología que, con el método propio de la pedagogía, pueden contribuir a dar sentido al perfil de salida, para todo el alumnado, que establece la LOMLOE. Aunque la Teología sea la fuente epistemológica de la asignatura de Religión, los contenidos curriculares propuestos para la enseñanza religiosa escolar no pueden ser, obviamente, una introducción, simplificada y adaptada, a todas las disciplinas que componen la carrera de Ciencias Religiosas o de Teología. Por el contrario, tampoco puede ser un acercamiento neutro desde la fenomenología o las ciencias de la religión para ayudar al alumnado en una primera «alfabetización» de la realidad religiosa que le rodea. Es sabido, se ha repetido hasta la saciedad, que la escuela no es el lugar de la expresión de la vivencia de la fe. Estas tres circunstancias: ni estudios eclesiásticos en miniatura, ni fenomenología de la religión, ni teología catequética o pastoral, condicionan, para bien, la selección de contenidos teológicos que se han de escoger.

 

La escuela es un lugar privilegiado para el despliegue, en todas sus dimensiones de lo humano. Esa responsabilidad que es, en primer lugar tarea de los padres y madres, recibe un impulso diferenciado cuando, en la necesaria apertura a la sociedad, el alumno se abre al conocimiento que le proporcionan las asignaturas y las prácticas escolares. En esa transmisión se aportan, por la propia naturaleza de los contenidos y el modo en el que se transmiten, imágenes y propuestas de sentido sobre lo que es el mundo, el ser humano, el modo de relacionarse, la razón de la vida en sociedad, etc. y es ahí, en donde la Teología debe ofrecer su propuesta de saberes que den razón, en lo público, de la razonabilidad y verificabilidad del mensaje cristiano.

Adecuándose al desarrollo psicopedagógico del alumnado en cada una de las etapas educativas, el nuevo currículo ha asumido la estructura curricular, en su definición prescriptiva, de la LOMLOE y ha ordenado los saberes de la Teología, no para explicarse a sí misma, cuanto para ser capaz de trasladar, como saber nuclear, como la encarnación en la historia de Jesucristo aporta luz sobre lo que el ser humano, sus relaciones, su proyecto de vida y de vida en sociedad, la cultura, los desafíos compartidos con la humanidad, etc. Sin renunciar al método específico de la Teología, —sin método teológico no podríamos hablar propiamente de la Teología como una disciplina— la propuesta de la Comisión ha querido acoger aquellos conocimientos, destrezas y valores con los que el alumnado puede configurar, curricularmente hablando, una visión de lo que son, en expresión del papa Francisco los elementos de una educación integral: El principio fundamental del «conócete a ti mismo» siempre ha orientado la educación, pero es necesario no olvidar otros principios esenciales: «conoce a tu hermano», para educar a la acogida del otro (cf. Carta enc. Fratelli tutti; Documento sobre la fraternidad humana, Abu Dhabi, 4 febrero 2019); «conoce la creación», para educar al cuidado de la Casa Común (cf. Carta enc. Laudato si’) y «conoce el Trascendente», para educar al gran misterio de la vida. Para nosotros significa mucho una formación integral que se resume en el conocerse a sí mismo, conocer al propio hermano, la creación y el Trascendente. No podemos ocultar a las nuevas generaciones las verdades que dan sentido a la vida. (Encuentro del Santo Padre Francisco con los representantes de las religiones sobre el tema «Religions and Education: towards a Global Compact on Education» (Religiones y educación: hacia un pacto mundial por la educación).

La persona en el centro

En el logo propuesto por la Comisión Episcopal como elemento gráfico que hiciera visible el proceso participativo de la elaboración del nuevo currículo, se colocó la imagen de un alumno y una alumna en el centro de un diseño en el que le rodeaban todos los agentes de la educación y de la sociedad. Todos hacemos falta en la aldea de la educación pero, sin duda, alejados de un paidocentrismo sensiblero, situar a la persona del alumno, en su vulnerabilidad y ante los desafíos del porvenir, y su desarrollo, en diálogo con una Teología experta en humanidad es, en mi opinión la aportación más novedosa del nuevo currículo de Religión. La persona y la acción salvadora de Jesucristo es el centro de la Teología; el desarrollo del alumnado, en todas sus dimensiones, es la finalidad de la pedagogía. El currículo de Religión es el lugar de encuentro escolar, y por tanto curricular, de las dos realidades.

Cuando dentro de unos días hayamos recibido el currículo, es imprescindible que el profesorado, el gran protagonista de esta transición curricular, siga percibiendo el acompañamiento de la Comisión episcopal, las delegaciones diocesanas, las editoriales, etc. Son los profesores y profesoras de Religión los que en la acción docente ponen rostro al currículo, adecúan a la diversidad del alumnado, colaboran con las familias y trabajan, en el corazón de la escuela. Además de al profesorado y a las Delegaciones diocesanas esnecesario reconocer el fondo y la forma con el que la Comisión Episcopal para la Educación y cultura y la Conferencia Episcopal Española han aprovechado la exigencia de elaborar un nuevo currículo como un pretexto para impulsar y adecuar y preparar la enseñanza religiosa escolar para los nuevos desafíos culturales y sociales que se aproximan.

Fuente: cope.es

Leer más…

El conseller de Educación, Vicent Marzà

El conseller de Educación de la Generalitat Valenciana, Vicent Marzà, aboga por suprimir la asignatura de Religión de los planes de estudio de los colegios para dedicar ese tiempo a otros contenidos educativos sin especificar.

Marzà (Compromís) forma parte del equipo de gobierno del presidente socialista Ximo Puig, como socio de su coalición junto con Podemos, y ha realizado estas declaraciones a la Cadena Ser. El conseller de Educación ha apostado por impartir en lugar de Religión conocimientos que fomenten «el pensamiento crítico».

En ningún caso aspira el conseller a implantar otra asignatura alternativa a esta formación, sino a su eliminación y distribuir el tiempo de clase entre otras materias.

No es la primera ocasión en que la formación nacionalista aboga por esta medida y ya lo planteó en una moción en el Senado

 

Sentencias judiciales

Asimismo, ha justificado esta eliminación completa, «sacar la Religión de la escuela» por sentencias judiciales que obligan a los profesores a no impartir otras asignaturas que forman parte del curriculum escolar y los alumnos que las habían elegido tienen que seguir las clases de Religión.

Según la nueva norma de aplicación en toda España, a partir del próximo curso, los escolares que no opten por esta materia no tendrán alternativa y cada comunidad autónoma -como la valenciana- debe buscar qué hace con ellos. Por esta razón, Marzà se ha mostrado partidario de una reforma legislativa que borre la Religión de las aulas.

Fuente: abc.es

Leer más…

profesores-religion-kKpD--620x349@abc.jpg

Finlandia ha sido durante años el ‘faro educativo’ de Europa. Los informes de la OCDE han consagrado reiteradamente el modelo educativo del país nórdico como referente a seguir. Los ingredientes de su fórmula de éxito son variados: educación gratuita, buena formación del profesorado y prácticas pedagógicas tradicionales en contraposición con las nuevas tendencias pedagógicas.

Otro aspecto que confiere valor añadido a esta ‘escuela de lento cocinado’ del que se ha hablado menos es, según destacan los expertos, el trato que históricamente se ha dado a la asignatura de Religión en las aulas, tratamiento que contrasta con «el acoso y el progresivo arrinconamiento» que ha sufrido la materia en el sistema educativo español en los últimos años», según denuncia el sindicato de profesores de Religión PREC. 

En el país nórdico la religión computa en el expediente, es materia de Selectividad y es obligatoria para los hijos de las familias inscritas en la Iglesia Luterana. El resto de alumnos que deseen formación religiosa (católica, musulmana, etc..) pueden solicitarla y con solo tres peticiones, no solo en un centro sino en una misma área, tienen garantizada la asignatura de forma totalmente subvencionada por el Gobierno y dentro del currículo.

El respeto hacia la asignatura en la escuela de un país como Finlandia con una Iglesia de Estado, la luterana, a la que pertenecen, al menos nominalmente, el 70 por ciento de los finlandeses, ha logrado «perpetuar unos valores en los alumnos que ayudan a combatir el individualismo de la sociedad de este país y prevenir la violencia en las aulas», señala en declaraciones a este diario María Gutiérrez Arana, profesora de religión católica en Finlandia desde hace 20 años.

«Deben aceptar sus raíces»

Sabe de los que habla. En sus clases acoge a alumnos de diferentes etnias y procedencias (vietnamitas, iraquíes, americanos, africanos.,,,). «A todos les ayudo a aceptar sus raíces. Es importante saber quién es uno para encajar bien en una nueva cultura», señala la docente.

Las estadísticas refrendan las bondades del modelo finlandés. Mientras en España los episodios de violencia escolar han aumentado progresivamente en los últimos años –el último informe del sindicato educativo ANPE relativo al curso 2019-2020 apunta que las amenazas de alumnos a profesores subieron de un 10 a un 12 por ciento–. En el país nórdico las agresiones y amenazas a profesores son escasas y se deben «exclusivamenten a problemas de aislamiento, de soledad y de pérdida del sentido de la vida en la juventud».

María Gutiérrez Arana, profesora de religión católica en Finlandia desde hace 20 años ABC                                                                           María Gutiérrez Arana, profesora de religión católica en Finlandia desde hace 20 años ABC

«Las autoridades educativas de Finlandia tratan de prevenir estos problemas con la ayuda de la enseñanza de la religión luterana, ortodoxa, católica y musulmana en las escuelas, respetando el derecho de los padres a decidir la educación que quieren para sus hijos», dice la docente, quien reivindica el mismo trato la asignatura en España.

«Si cuidáramos la asignatura de Religión en la escuela se combatiría la pérdida de valores del alumnado y se minimizaría, como consecuencia, el impacto de la violencia en las aulas. No solo beneficiaría al estudiante sino a toda la comunidad educativa», dice Gutiérrez.

Sin embargo, el modelo que dibuja la Lomloe «está a años luz de la sensibilidad hacia la formación religiosa del alumnado que pregona Finlandia». En la nueva ley educativa española, conocida como la ley Celaá, la asignatura de Religión sigue siendo de oferta obligatoria para los centros, y voluntaria para los alumnos, pero deja de computar para la nota media del expediente. Asimismo, carece de una asignatura alternativa que deberían cursar aquellos alumnos que no la elijan, y su posición en el horario escolar se deja en manos de las comunidades autónomas. Además, en la nueva ley pierde peso en el currículo y caen también las horas mínimas de Religión.

«No la garantizan»

A ello se suma el «boicot» que en algunas comunidades como Cataluña se hace a la asignatura. «La Generalitat no está garantizando la oferta de la materia en todos los centros en las condiciones que establece la ley, vulnerando el derecho de muchas familias a escoger la educación que quieren para sus hijos», denuncia el presidente del sindicato PREC, Ignacio Díaz.

La Subfederación de Educación de la Federación de Cristianos de Cataluña ha instado a la Generalitat a que revise sus políticas respecto a la enseñanza confesional y siga el ejemplo de Finlandia. «Sin duda nos iría mucho mejor», concluye.

Fuente: abc.es

Leer más…

 

El reparto horario y el nuevo currículo de Religión, no obstante, ha sido negociado con la Conferencia Episcopal y «las conversaciones con los Obispos han ido bien»

La religión pierde peso en el sistema educativo. No solo porque ya no tendrá una asignatura espejo por ley, sino porque el Ministerio de Educación propone que los niños de entre 6 y 12 años que elijan estudiar Religión solo den una hora a la semana de esta asignatura, menos incluso que con la antigua ley socialista de educación, la LOE, del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que proponía que fuera hora y media. De esta forma queda recogido en el último borrador de decreto de Educación Primaria.

Así la Religión pierde horas en favor de otras asignaturas como Lengua, Matemáticas, Conocimiento del Medio y Educación Artística, según la propuesta del departamento de Pilar Alegría, que regula el 60% del horario de Primaria. Pero aún queda un 40 por ciento del horario escolar en manos de las comunidades autónomas.

En la antigua ley Wert se establecía para esta materia un mínimo de 45 minutos y dos horas a la semana. Así, podíamos encontrarnos autonomías, como Canarias y Aragón, donde los niños recibían 45 minutos de clase de Religión a la semana, y en otras hasta dos horas, como es el caso de Navarra.

Con los nuevos cambios se aplicará una reducción de 90 horas anuales de Religión, que el Ministerio reparte entre las asignaturas de Conocimiento del Medio, que gana 15 horas; Enseñanzas Artísticas, que tendrá 60 más; Matemáticas, diez más, y Lengua, cinco más.

No obstante, a estas horas lectivas habrá que añadir el 40% del horario que reparten las comunidades autónomas. Algunas como La Rioja ya han avisado de que darán a esta materia el mínimo legal asignado por el Ministerio de Educación y FP. La Comunidad de Madrid, por su parte, prevé mantener el mismo horario existente hasta ahora para la materia.

El reparto horario y el nuevo currículo de Religión, no obstante, ha sido negociado con la Conferencia Episcopal y «las conversaciones con los Obispos han ido bien», aseguran fuentes ministeriales.

La cuestión está ahora en qué van a hacer los niños que no elijan cursar esta asignatura, pero ya se ha pactado con los obispos que no se permitirá que avancen en contenidos curriculares y se recomienda a los centros que organicen otro tipo de actividades, ya que estos alumnos no podrían abandonar el centro educativo en horario lectivo. Los centros tienen autonomía ahora para organizar el horario y determinar cuándo se imparte la asignatura. Sin embargo, una de las cosas que se han barajado es la posibilidad de que la asignatura de Religión compute en Bachillerato, aunque aún no está redactado el decreto que desarrolla esta asignatura en esta etapa no obligatoria.

 

Entre los primeros en reaccionar a las modificaciones introducidas por Pilar Alegría está la Confederación de padres católicos (Concapa), que ha pedido que haya «menos horas de adoctrinamiento ideológico con la educación de Valores Cívicos y Éticos y más libertad para las familias para poder elegir libremente la asignatura de Religión que a este Gobierno parece que le molesta que la podamos elegir». Su presidente, Pedro Caballero, ha tildado de «inaceptable y partidista» el texto que ha remitido el Ministerio de Educación a las comunidades autónomas.

Por otra parte, el decreto rebaja el lenguaje para evitar dobles interpretaciones y en aras del consenso en cuestiones relativas al género o que incomodaban a algunas comunidades autónomas. También se elimina que los niños aprendan en la asignatura de Valores Cívicos y Éticos el significado de «lo bueno y lo malo», que había suscitado malestar, además de algunas otras expresiones que recoge el currículo de esta materia. Muchos, de hecho, ya vaticinaban que esta asignatura podría volver a convertirse en la nueva «Educación para la Ciudadanía» que tanta polémica causó en la época de Zapatero.

 

Fuente: larazon.es

Leer más…

Una niña entra en una escuela publica en Barcelona.

Las enseñanzas religiosas, que con Zapatero tenían al menos 90 minutos a la semana, pasan a ocupar una hora

 

La ministra de Educación, Pilar Alegría, ha reducido las horas de Religión para reforzar Lengua CastellanaMatemáticasConocimiento del Medio y Enseñanzas Artísticas. En la distribución horaria correspondiente a las enseñanzas mínimas para Primaria (de seis a 12 años), la enseñanza religiosa pierde un tercio del peso que tenía en la Ley Orgánica de Educación (LOE), al pasar de 315 horas a 210 horas en toda la etapa.

Por la distribución horaria de las asignaturas se puede determinar cuáles son las verdaderas prioridades de los gobernantes. Según el desarrollo horario de Primaria, al que ha tenido acceso EL MUNDO, la asignatura más importante será Lengua Castellana y Literatura, con 840 horas, seguida de Matemáticas (545 horas), Conocimiento del Medio Natural, Social y Cultural (480), Lengua Extranjera (365), Educación Artística (360) y Educación Física (300). Las últimas de la cola son Religión, con 210 horas, y Educación en Valores Cívicos y Éticos, con 50 horas, pues sólo se da en un curso al final del ciclo.

Estas horas son las mínimas, dentro del margen de actuación del Estado, pero luego las CCAA podrán completarlas con lo que consideren, porque Isabel Celaá les dio más margen para que pudieran distribuirlas como quisieran. Hay que tener en cuenta que la Ley Celaá ha cedido competencias las autonomías, por lo que ahora el Ministerio de Educación tiene menos horas para repartir (3.150 horas en la Lomloe frente a las 3.305 de la LOE). Ahora se reduce un 5% el tiempo estatal en todas las materias y se pierde un total de 155 horas. ¿Por qué?

LAS CCAA TIENEN AHORA UN BANCO DE HORAS MÁS GRANDE

Porque sólo puede disponer sobre un 50% del horario en las autonomías con lengua cooficial y un 60% en las restantes. Con la LOE estos porcentajes eran del 55% y del 65% respectivamente. Con la Ley Wert no había esta distribución competencial porque el Gobierno se atribuyó la competencia exclusiva sobre las materias instrumentales y no estableció un número mínimo de horas estatales por asignatura, dejándolo a elección de las CCAA, aunque en el currículo de Ceuta y Melilla, los únicos territorios con competencia estatal, estableció un mínimo de 45 minutos a la semana de Religión.

Fuentes del equipo de Wert de entonces explican que no se fijó un mínimo de horas para cada asignatura "porque en eso consistía la autonomía de los centros". De esta forma, cada CCAA las repartió como quiso, aunque en la práctica la mayoría siguieron la LOE para no complicarse demasiado y no alterar mucho la situación de los profesores, ya que reducir el horario de una asignatura implica despidos y nadie quería más confrontación escolar.

Ahora el Ministerio ha querido delimitar las horas y establecer prioridades: Religión, que con José Luis Rodríguez Zapatero tenía al menos 90 minutos semanales por curso, tendrá un mínimo de una hora a la semana, que podrán completarse por las CCAA.

Actualmente, el peso de la Religión va desde los 45 minutos semanales que se imparte en Aragón y Canarias a las dos sesiones semanales que llegaron a establecer Castilla-La Mancha Navarra. Entre medias está el resto de regiones, con una hora (Galicia) o hora y media semanales (Madrid o Castilla y León).

Dependerá, por tanto, de las autonomías pasar de esa hora semanal establecida por el Estado a hora y media o dos horas, en función de cómo quieran utilizar su banco de horas y qué importancia quieran dar a cada una de las asignaturas. El currículo estatal sólo dice que habría 70 horas en el primer ciclo (1º y 2º) de Primaria, 70 en el segundo ciclo (3º y 4º) y 70 en el tercero (5º y 6º). Los obispos tendrán que negociar, una a una, con las CCAA para no perder el estatus autonómico que tenían hasta ahora.

Fuentes de la Comunidad de Madrid explican que su intención "es mantener las horas de Religión que se imparten en la actualidad". "Estamos analizando el borrador de real decreto que ha enviado el Ministerio de Educación y FP para comprobar si con las horas mínimas establecidas para todas las asignaturas, se puede seguir con esas horas en Religión", añaden.

¿CÓMO QUEDAN EL RESTO DE LAS ASIGNATURAS?

El Ministerio de Educación ha hecho cuentas quitando de allí y poniendo de allá para tratar de compensar las 155 horas del Estado que ha perdido desde 2006. Extrapolando el reparto que hizo LOE a la nueva situación, le ha quitado en total 90 horas a Religión, que ha distribuido de la siguiente manera: 60 horas a Educación Artística (Plástica y Música), 15 horas para Conocimiento del Medio, 10 horas para Matemáticas y cinco horas para Lengua Castellana y Literatura.

La gran triunfadora es Educación Artística, que estaba muy marginada en la LOE. Es la única de las materias que ganan más horas que las que tenían con la ley de 2006. Ahora va a tener un mínimo de 120 horas por ciclo, lo que hacen en total 360 horas, frente a las 315 que había con Zapatero y a las 300 que teóricamente le corresponderían descontando el efecto de la pérdida de peso competencial, lo que hacen un total de 60 horas más. Son, de media, 1,7 horas semanales por curso.

Educación en Valores Cívicos y Éticos, que entonces se llamaba Educación para la Ciudadanía, se queda como estaba entonces: con 50 horas en un curso del tercer ciclo, lo que hace un mínimo de 1,4 horas a la semana por curso.

El resto de asignaturas pierde horas respecto a la LOE al reducirse el horario estatal. Pero el Ministerio le ha dado un premio de consolación simbólico a Lengua Castellana y Literatura. El equipo de Alegría quería reforzar la asignatura como medida paliar la falta de castellano en las escuelas de Cataluña, donde todas las asignaturas menos ésta se imparten en catalán.

Esta asignatura tendrá 280 horas semanales en cada ciclo de Primaria, lo que equivale a cuatro horas semanales por curso. Son, en total, 840 horas frente a las 875 de la LOE y las 835 que tendría si no se aplicara al horario de la LOE la reducción general de las asignaturas por el hecho de que el Estado determina ahora un 5% menos de tiempo. Gana, por tanto, cinco horas, menos de una hora por curso, lo que significa que el refuerzo va a ser mínimo y de poco va a servir en Cataluña.

EL SUDOKU DE LAS HORAS

Respecto a las Matemáticas, Alegría les dedica 545 horas en total, que se distribuyen en 180 en el primer ciclo (con la LOE eran 175), 185 en el segundo ciclo (210 en la ley de 2006) y 180 en el tercer ciclo (175). Esas 545 horas son menos que las 560 de la LOE pero suponen ganar 10 horas en el reparto total teniendo en cuenta la pérdida de peso competencial, ya que si el Ministerio hubiera trasladado los porcentajes de la LOE tendría 535 horas. Matemáticas va a tener, como mínimo, 2,8 horas semanales.

En Conocimiento del Medio habrá 480 horas en total (160 por ciclo), frente a las 490 que había en la LOE y las 465 que teóricamente le corresponderían. Son, por tanto, 15 horas más. Esto equivale a 2,3 horas semanales.

Lengua Extranjera, que suele ser Inglés, tendrá 365 horas en total frente a las 385 horas de la LOE. Esta asignatura pierde peso, por tanto, respecto a la ley pero su valor en términos relativos es el mismo, si se tiene en cuenta que todas han salido perjudicadas. Se impartirán 120 horas en el primer ciclo, 120 horas en el segundo y 125 en el tercero. Esto supone, a la semana, cursar un mínimo de 1,7 horas a la semana.

En Educación Física habrá 300 horas en total frente a las 315 de la LOE. Pero su peso en términos relativos es el mismo dada la pérdida generalizada en el currículo. Esta materia tendrá como mínimo 1,4 horas obligatorias semanales.

CONTENIDOS IDEOLÓGICOS

Alegría ha remitido a los gobiernos regionales la versión definitiva del currículo, tras incorporar algunas de las aportaciones de comunidades autónomas que se habían quejado de su fuerte carga ideológica. En Valores (trasunto de Educación para la Ciudadanía) ya no se hablará, por ejemplo, de lo "bueno" y lo "malo", sino de "lo valioso y los valores". Se han suavizado algunas cuestiones y se ha reducido el número de veces que aparece la palabra género en algunas materias, pero el fondo no se ha tocado. Así, se mantiene la perspectiva de género y el sentido socioemocional en la asignatura de Matemáticas, que denunció este periódico.

No obstante, se mantiene la eliminación de varios contenidos, como las reglas de tres o los números romanos, o herramientas como el dictado. En el Ministerio explican que no han hecho una relación exhaustiva de los contenidos como venía en la Lomce porque "nunca daba tiempo a darlo todo". "En el currículo se fijan unas competencias mínimas y cada profesor, en función del nivel de su aula, puede ir incrementando los conocimientos", responden las fuentes consultadas, que insisten en que "hay que confiar en la profesionalidad de los profesores", que serán los que determinarán, en cada centro, lo que estudiará cada niño.

Fuente: elmundo.es

Leer más…

La ministra de Educación abre la puerta a la asignatura de Religión: en horario escolar y sin alternativa

En una entrevista concedida a El Mundo, Pilar Alegría ha puesto en valor el trabajo de la escuela concertada: "Es un actor importante y hemos de colaborar también con ella"

La nueva ministra de Educación y Formación Profesional del gobierno de Pedro SánchezPilar Alegría, ha concedido una entrevista a El Mundo donde, entre muchos temas, ha abordado también el rol de la asignatura de Religión.

Al ser preguntada si la asignatura debe ofertarse en horario lectivo o será extraescolar como pedía Podemos, Pilar Alegría ha respondido muy claramente: “Se debe impartir dentro del horario escolar”.

La nueva ministra de Educación ha respondido también a la pregunta sobre lo qué van a hacer los alumnos que no cursan la asignatura de Religión: “En cuanto a aquellos alumnos que no cursen Religión, ha aclarado que “no habrá una asignatura espejo. Corresponderá a los centros planificar actividades sin contenido curricular para que en ese tiempo no se pueda avanzar en otra materia”.

ctv-xmy-pilar-alegria

El trabajo de la educación concertada

Pilar Alegría también ha abordado el tema de la educación concertada y la nueva ministra ha afirmado que piensa “fortalecer la educación pública como columna vertebral del sistema educativo”, siempre teniendo presente “el trabajo que viene haciendo la concertada. En concreto, desde 1985, gracias a la apuesta de un Gobierno socialista. Necesitamos el trabajo colaborativo de ambas redes”.

La ministra de Educación tiene claro que “la concertada comparte con la pública la importantísima responsabilidad de prestar el servicio público de la educación, y esto es algo que no puede ser ignorado. Es un actor importante y hemos de colaborar también con ella para mejorar la calidad y la equidad de nuestro sistema educativo”.

Sin embargo, su socio de Gobierno no acepta que se acerque mucho a la concertada. Pilar Alegría tiene claro que “la educación es una cuestión de Estado. Si queremos mejorar la calidad del sistema educativo, debemos huir de mensajes que confrontan, dejar aparcadas las diferencias y buscar acuerdos, por pequeños que puedan parecer”.

Fuente: cope.es

 

 

 

Leer más…

la-onu-solicita-que-el-cierre-de-las-escuelas-sea-solo-un-ultimo-recurso-655x368.jpg?profile=RESIZE_400x

El desarrollo de la Ley Celaá ha arrancado entre la polémica por los currículos que el Gobierno pretende imponer en las aulas. En los materiales que se han trasladado a las comunidades autónomas, sin embargo, no hay alusión a la asignatura de Religión, que la propia ley margina y rodea de incertidumbre.
 
El plan del Gobierno es que esta materia no compute a efectos académicos. La nota tampoco contará para becas ni la asignatura tendrá una alternativa, como ocurría hasta ahora. El Ejecutivo sí prevé implantar otra nueva: la enseñanza «no confesional de Cultura de las Religiones». La Religión podrá seguir ofertándose, pero no tendrá efectos prácticos.
 

En los borradores remitidos a las comunidades autónomas, el Gobierno no da pistas de cómo quedará el redactado final sobre la asignatura. En la disposición adicional primera sobre «enseñanzas de religión» sólo se informa de que el texto está «en elaboración». Así figura en el Proyecto de real decreto por el que se establece la ordenación y las enseñanzas mínimas de la Educación Primaria, consultado por OKDIARIO.

 

Polémicas

El currículo educativo que prepara el Gobierno ha protagonizado estos días el enfrentamiento político.

Al tiempo que margina la Religión, el Ejecutivo sí quiere dar impulso a su nueva asignatura sobre «valores cívicos y éticos», que será obligatoria en Primaria y con la que Sánchez pretende adoctrinar a los menores en múltiples asuntos de la vida cotidiana.

Así, «se pondrá especial atención a la orientación, la educación emocional y en valores» y el alumno deberá «afrontar cuestiones éticas de relevancia, como las referidas a la autonomía y heteronomía moral, la distinción entre ser y debe ser, la práctica e identificación de las virtudes y sentimientos morales y, en general, la reflexión en torno a los valores, principios y normas que han de orientar nuestras vidas como personas y ciudadanos».

Una reflexión que se impregna de toda la ideología del Gobierno, condensada en leyes tan polémicas como la del ‘sólo sí es sí’ o la ley trans.

En los materiales se reconoce también que se inculcará a los pequeños una «alfabetización cívica». Esto es, prepararlos para la «vida en colectividad» hablándoles de «diversidad familiar», de la «interacción en espacios públicos desde una perspectiva de género», de «diversidad cultural», de la «cultura de la paz y la no violencia», de «las principales actividades profesionales y laborales de hombres y mujeres» o de la «igualdad de género y conducta no sexista». Conocimientos, de nuevo, en los que se impondrá el sesgo socialcomunista.

Por ejemplo, se propone «describir los cambios vividos por la humanidad incorporando la perspectiva de género», para lo que se propone «comparar los modos de vida de las sociedades hasta la Edad Antigua». Es decir, que se llama a encajar la «perspectiva de género» en el estudio de la Prehistoria.

El Gobierno también quiere que los niños aprendan su «memoria democrática» como «saber básico»

Fuente: okdiario.com

Leer más…

El Fuenllana de Alcorcón repite a la cabeza de los centros según el estudio de la OCDE. Ha sacado 542 puntos frente a la media española de 496.

Sólo mujeres, rezar en la Iglesia y tutores para cada alumno: el método del mejor colegio de España según PISA

Irene se levanta y toma la palabra. Está en clase de oratoria, en 3º de la ESO, rodeada de dos docenas de compañeras, dos profesoras y un crucifijo. Al fondo, ve público inesperado, y carraspea. La incertidumbre dura sólo un segundo, pero planta los pies, se recoge un poco la falta escocesa, amolda el jersey y arranca a hablar. El tema de hoy: las religiones del mundo. Tras el trompicón inicial, no se detiene.

Es alumna de Fuenllana de Alcorcón, el colegio concertado bilingüe que acaba de repetir como mejor centro educativo español según el informe 'PISA para colegios' de la OCDE. Las pruebas, realizadas el pasado mes de febrero entre las alumnas de 15 años, como Irene, se pueden comparar con los resultados del último PISA a nivel mundial, en el que Finlandia, Corea, Singapur y Japón obtuvieron las mejores puntuaciones. En España, la media fue de 496 puntos. Aquí, de 542.

 

María Ruiz, directora del centro, sonríe por debajo de la mascarilla y se quita importancia. “Estamos orgullosas, pero no es para tanto”, concilia en su despacho a EL ESPAÑOL. “La clave es que ofrecemos un proyecto continuo desde de Infantil hasta Bachillerato”, resume. Pero el método va más allá, y se nutre de otros pilares, desde la educación diferenciada por sexos hasta la importancia de la religión, no tanto como doctrina sino como transmisión de valores. Los resultados, al final, saltan a la vista: el mejor colegio de España a pesar de tener sólo 15 años de vida.

584704472_186553626_1024x576.jpg

Un grupo de alumnas de Fuenllana durante el recreo. Esteban Palazuelos

 

En total, más de 25.500 metros cuadrados repartidos en seis edificios, 1.560 alumnas desde infantil hasta grados superiores y un tutor para cada una que ofrece guía, orientación y un seguimiento pormenorizado, también en los valores cristianos promovidos por el Opus Dei.

 

“Pero eso no quiere decir que sea excluyente”, matiza Ruiz. “Es cierto que damos catequesis y preparamos para la primera comunión, pero no excluimos a nadie. Tenemos alumnos y padres de otras religiones, que no están bautizados… y no hay problema. Nuestra tarea está impregnada de humanismo cristiano, sólo eso”,señala. Al final, dice, “nos eligen por la educación”.

584704471_186553597_1024x576.jpg

Varias alumnas de Fuenllana rezan en la capilla. Esteban Palazuelos

Los resultados son los que son, y empiezan a prepararse desde el principio. No en vano, recuerda Ruiz, "es una formación continua"; esto es, desde que entran hasta que salen. Interrelacionada. Se ve en los más pequeños.

En las aulas de Infantil, varios niños y niñas repasan los tipos de animales. Uno de cinco años, Rodrigo, quiere ser científico, y se nota. Sentado en el suelo, con la cabeza baja, como con vergüenza por el público inesperado, recita de memoria familias de invertebrados que el que escribe no había escuchado en su vida. Uno por uno, completa la lista. Nada como un paseo con los más pequeños para curar de humildad a un plumilla. 

584704467_186553481_1024x576.jpg

Una clase de infantil en Fuenllana. Esteban Palazuelos

Educación diferenciada

La cosa cambia a partir de Primaria. Desde entonces, el centro apuesta por la educación segregada por sexos y los chicos se van al Andel, a pocos metros. Eso, como se puede intuir, influye en los resultados. María Ruiz levanta una ceja.

No vamos a descubrir el fuego si decimos que las chicas sacan mejores notas que los chicos.

—No, bueno, claro. Desarrollan mejor el estudio, sí, pero su convivencia es más complicada, por ejemplo. Cada uno tiene lo suyo, no somos clones, pero creo que es bueno que la educación sea diferencial, que maduren sus competencias y capacidades de un modo distinto sin niños en clase.

La tasa de idoneidad a los 15 años, es decir, quienes terminan la Enseñanza Obligatoria sin repetir ningún curso, así lo demuestra. La diferencia entre hombres y mujeres a esa edad es de 8,6 puntos, casi un 10%, que también juega un papel importante a la hora de valorar centros diferenciados por sexo. Que sólo haya mujeres en Fuenllana ayuda a tener mejores resultados, sí, pero no hace milagros.

584704469_186553539_1024x576.jpg

Una clase de bachillerato en Fuenllana. Esteban Palazuelos

Lo que sí los hace, podría decirse, es el papel de la religión, crucial para entender el funcionamiento del centro. Nada más entrar al recreo, 10.30 de la mañana, un grupo de jóvenes en chándal se arremolinan frente a una estatua de la Virgen María. Es el mes de mayo, de ella, y tanto la estatua, fuera, como la capilla, dentro, están llenas de alumnas. La formación cristiana, insiste Ruiz, inspira a todo el colegio. 

“El lema es educación 360º porque es una educación integral, completa, bilingüe y personalizada. No sólo formamos alumnos, sino personas”, concreta. En este caso, insiste también PISA, la relación profesor-alumno influye mucho en los resultados.

584704468_186553510_1024x576.jpg

Varias niñas se arremolinan en el recreo de Fuenllana durante una actividad, con la estatua de la Virgen de fondo. Esteban Palazuelos

En el caso de Fuenllana, este vínculo es más fuerte. Cada alumna tiene un tutor personal asignado desde su llegada al colegio, una profesora que, si bien no tiene por qué ser su docente, la acompaña en cada etapa como una guía e intermediaria entre la familia y el colegio. “Se encarga de realizar un seguimiento de las alumnas no sólo en las clases, sino en lo que necesite”, precisa Ruiz.

Inteligencias múltiples

Lejos de lo que pueda parecer, para alcanzar la excelencia, el centro no dispone de ninguna metodología propia en las aulas, sino que se apoya en las inteligencias múltiples mediante proyectos.

584704470_186553568_1024x576.jpg

Una alumna de Fuenllana camina junto a su tutora. Esteban Palazuelos

En este caso, el colegio fomenta un Programa de Desarrollo de la Inteligencia Emocional y Creativa promoviendo la comunicación y mejora la convivencia y forma parte de la red de Centros Educación Responsable de la Fundación Botín. En el pabellón, por ejemplo, han improvisado un curso de robótica para alumnas de 6º de Primaria, que con 11 años ya pueden presumir de haber programado su propio coche eléctrico. Casi nada.

El resumen: sus alumnos destacan en lectura, matemáticas y ciencias respecto a otros centros educativos no solo de nuestro país sino también a nivel internacional. Si se compara con Finlandia, el referente europeo en temas educativos, Fuenllana sigue saliendo bien parada, y supera la media del país en el informe PISA, tanto en sus actitudes hacia el aprendizaje como en el entorno escolar.

584704473_186553655_1024x576.jpg

Dos alumnas entran en el colegio Fuenllana. Esteban Palazuelos

Los resultados

En lectura, la media de rendimiento de los estudiantes de Fuenllana es de 542 puntos, que es significativamente más alta que la media de rendimiento de 496 puntos obtenida por los estudiantes en toda España en la evaluación PISA 2015 y del promedio de los países de la OCDE (487 puntos) en PISA 2018.

En matemáticas, la media del centro se situó en los 521 puntos, 40 puntos más alta que de los estudiantes españoles en la evaluación PISA 2018 (481 puntos) y del de los países de la OCDE (489 puntos)

584704474_186553686_1024x576.jpg

Alumnas de Fuenllana, en el espacio del recreo, durante una clase de teatro. Esteban Palazuelos

Por último, en ciencias, la media de rendimiento de Fuenllana fue de 499 puntos, algo superior a los 483 puntos obtenidos de media por el conjunto de España en PISA 2018. También por encima del promedio de los países de la OCDE (489 puntos).

 

Fuente: elespanol.com

Leer más…

Resultado de imagen de alumnado de religion

La asignatura de Religión, una de las materias que despierta la polémica en el ámbito educativo, es recibida de manera muy dispar por el alumnado según las comunidades autónomas, de manera que los alumnos extremeños la eligen de forma mayoritaria mientras que en Cataluña es prácticamente residual.

Los porcentajes en el total de los centros educativos reflejan que Extremadura (87 %) es la autonomía donde más alumnos estudian religión católica en Primaria mientras que en Cataluña el 81,6 % no cursa religión.

En Educación Secundaria Obligatoria (ESO) el porcentaje de alumnos extremeños que escogen esta clase es del 77 %, también el mayor de toda España, mientras que el 89,9 % de los catalanes no cursa religión, el dato más elevado.

Son porcentajes de la reciente estadística "Las cifras de la educación en España" del Ministerio de Educación y Formación Profesional con datos del curso 2016-17, donde se especifica que se apuntaron a religión católica un 64,5 % del alumnado de Primaria, un 34,5 % no cursó religión y un 0,9 % otras religiones; datos que en Secundaria fueron del 55,6 %, 44,1 % y 0,3 %, respectivamente.

Si comparamos estos porcentajes respecto al anterior (2015-2016), se comprueba un ligero descenso de alumnos apuntado a esta asignatura aunque se mantiene, en general, la misma tónica por comunidades.

No obstante, son datos que difieren ligeramente de los aportados por la Conferencia Episcopal española (CEE) para esos mismos cursos y, según los cuales, el 68,1 % de alumnos de Primaria se habría matriculado en el curso 2016-17 y el 58,2 % de Secundaria (en el curso 2015-16 esos datos fueron 70 % y 55 %, respectivamente).

Por otra parte, se da la circunstancia de que la CEE no ha aportado aún los datos referentes al curso 2017-18 cuando es habitual que los publique dentro del mismo año académico.

Respecto a los centros públicos, Extremadura sigue siendo la autonomía con más éxito en las clases de Religión (84,5 % en Primaria y 72 % en ESO) y en el polo opuesto Cataluña: 81,6 % no se apuntó en Primaria ni el 89,9 % en ESO.

Con la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) la Religión pasó a tener una asignatura espejo, es decir, se introducía la obligación de elegir entre dicha materia u otra.

Antes, el alumno que no escogía Religión normalmente tenía en su centro educativo una hora de estudio o simplemente una hora libre.

Por su lado, la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha fijado en su proyecto de ley (paralizado en el Parlamento por la convocatoria de elecciones) con el que pretende derogar la LOMCE, que no se curse una materia alternativa y, además, que la calificación de Religión no se tenga en cuenta en la nota media de acceso a la universidad o para becas.

El siguiente cuadro recoge, por CCAA (no aportan sobre Baleares), el porcentaje (%) de alumnos matriculados en todos los centros en religión católica en Primaria y ESO en el curso 2016-2017:

CCAA PRIMARIA ESO

TOTAL 64,5 55,6

Andalucía 81,7 67,9

Aragón 65,6 55,9

Asturias 71,0 65,5

Canarias 73,4 57,2

Cantabria 74,4 65,7

Castilla y León 77,6 70,9

C-La Mancha 79,2 68,5

Cataluña 18,0 9,8

C. Valenciana 62,2 57,3

Extremadura 87,0 77,0

Galicia 68,2 58,5

Madrid 64,1 53,2

Murcia 75,6 65,8

Navarra 61,6 56,7

País Vasco 42,2 43,2

La Rioja 73,6 72,2

Ceuta 33,9 29,9

Melilla 21,8 30,4

Fuente: lavanguardia.com

Leer más…

El tribunal desestima el recurso presentado por el PSOE en 2014 contra la LOMCE

religion-en-las-aulas_560x280.jpg

El Constitucional ha rechazado el recurso del PSOE contra la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa y ha avalado que se subvencione con dinero público a los colegios que segregan por sexos a sus alumnos y también otros aspectos de la norma, como que la Religión sea una alternativa obligatoria.

El pleno ha fallado por mayoría de ocho votos contra cuatro y ha desestimado en su totalidad el recurso que presentó el Grupo Parlamentario Socialista en marzo de 2014.

El recurso iba contra varios puntos de la Lomce, y no solo la financiación pública de la educación separada por sexos, sino también contra la segregación de los alumnos en itinerarios académicos o que la asignatura de Religión sea una alternativa obligatoria.

Al ser el recurso desestimado en su totalidad, también se confirman estos otros aspectos de la norma.

El Constitucional ha debatido varias ponencias sobre este asunto, pero finalmente no ha sido posible el acuerdo entre sus miembros, por lo que la decisión se produce con el voto particular discrepante de los magistrados Fernando Valdés Dal-Ré, Juan Antonio Xiol, Cándido Conde-Pumpido y la magistrada María Luisa Balaguer.

Los diputados del PSOE se opusieron a muchos de los apartados de la reforma educativa liderada por el ministro José Ignacio Wert.

constitucional.jpg

Así, no solo recurrieron contra las subvenciones a los colegios que separan a los alumnos por sexos y la segregación a los estudiantes en itinerarios académicos, sino también a que los centros pueden seleccionar a sus alumnos, a lo que su escrito consideraba obstáculos a la participación real de las familias o a la eliminación de la Educación para la Ciudadanía.

Esto último está vinculado a que se imponga Religión como alternativa obligatoria a una clase sobre valores. Es decir, el alumno deberá cursar o bien valores o bien Religión.

Todos esos argumentos del recurso han sido rechazados por el TC, de cuya resolución se conoce solo el sentido del fallo. Ahora habrá que aguardar a que sea publicada la sentencia en la que se fundamentará la decisión adoptada hoy y los votos particulares de los cuatro magistrados contrarios al fallo de la mayoría.

El Constitucional estimó parcialmente, el pasado mes de febrero, el recurso de la Generalitat contra esta misma ley, y anuló la obligación de escolarizar, cuando lo diga el Estado y en centros privados pagados por la Generalitat, a los alumnos sin enseñanza pública en castellano.

Aquellos artículos anulados se refieren, en concreto, a la capacidad del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, a través de la Alta Inspección de Educación, para decidir sobre la escolarización de esos alumnos en centros privados y a su financiación.

Fuente: periodistadigital.com

Leer más…

El Estado no pierde la neutralidad por amparar el ejercicio del derecho a la libertad religiosa.

Niñas de un centro de educación diferenciada./

El Tribunal Constitucional se dispone a avalar la existencia de la asignatura de religión como materia opcional pero evaluable en los ciclos de educación primaria y secundaria. La constitucionalidad de esa novedad de la LOMCE es defendida en la ponencia presentada por el magistrado Alfredo Montoya, que el pleno del tribunal tiene previsto debatir esta semana.

El PSOE, que presentó un recurso de inconstitucionalidad, sostuvo que la ley Wert vulnera la neutralidad del Estado, un principio que impediría introducir una asignatura confesional. Señaló, además, que, al estar diseñada como alternativa a la asignatura de valores sociales y cívicos (en primaria) o de valores éticos (en secundaria), se priva de esas materias a los alumnos que escojan religión.

La propuesta del ponente descarta esos planteamientos. De un lado, porque el hecho de que exista esa asignatura no implica valorar las doctrinas religiosas por parte del Estado. El TC ya ha señalado en anteriores sentencias que el principio de aconfesionalidad implica "una garantía prestacional respecto al ejercicio del derecho a la libertad religiosa, del que gozan tanto los individuos como las Iglesias y confesiones".

La existencia de la asignatura de religión es considerada una vía adecuada para que los padres puedan ejercitar el derecho a que sus hijos reciban una formación religiosa y moral acorde con sus convicciones y es, al mismo tiempo, el cauce para el cumplimiento de los acuerdos que el Estado ha firmado con la Santa Sede, la Comisión Islámica y entidades que representan a otras religiones.

De otro lado, la LOMCE incorpora contenidos de educación cívica y social en distintas asignaturas en los ciclos de primaria y secundaria, por lo que todos los alumnos, hayan escogido o no la asignatura de religión, reciben formación en esos valores.

Fuente: elespanol.com

Leer más…

VOX ve paradójico eliminar la religión católica e impartir la islámica en dos colegios de Valladolid.

Rosario, Religión, Católica
VOX ha expresado hoy su sorpresa tras comprobar el "acoso" que, según dicha formación, someten las administraciones a la religión católica mientras que en dos centros de Valladolid se empezará este curso a impartir la islámica.

La organización política, a través de un comunicado recogido por Europa Press, califica de "inadmisible" que algunas administraciones acosen a la católica mientras que por otro lado "no tienen ningún pudor en colaborar y participar en la implantación del islam a través de las escuelas".

Fuente: europapress.es

Leer más…

El conflicto por la asignatura llega al alto tribunal, que aún debe decidir sobre otro recurso más.

Una profesora imparte una clase en una imagen de archivo. :: /HOY

El Tribunal Supremo se ha pronunciado sobre la asignatura de Religión en Extremadura. Y reparte la razón entre la Iglesia y la Junta, a partes iguales.

El alto tribunal ha dictado dos sentencias con fecha de 20 y 21 de marzo que siguen en la misma línea. Por un lado, obligan a la Junta a ofertar esta asignatura en Segundo de Bachillerato y, por otro, avala que Educación establezca la carga lectiva que considere oportuna. Aunque establece que las horas deben ser las suficientes para que la asignatura pueda enseñarse de forma adecuada. Es decir, que los magistrados consideran que no puede seguirse un criterio cuantitativo, sino cualitativo. A ese matiz se agarraron este viernes los obispos extremeños para reclamar diálogo y tender su mano. Entienden que son ellos los que pueden determinar si se hace de forma correcta o no.

El abogado que representa a los tres obispados extremeños y al de Toledo, Francisco Lamoneda, considera que esta sentencia es un llamamiento a que la Junta y la Iglesia se sienten a conversar para determinar la carga horaria.

El Supremo respalda, de esta forma, que la Junta redujera una hora la carga lectiva en primero de ESO y primero de Bachillerato. De hecho, considera que esa merma ni es ilegal ni discriminatoria. Estas dos sentencias surgen a raíz de los recursos de casación presentados por la Junta de Extremadura contra dos fallos del TSJEx, uno de los cuales rechazaba la reduciión de una hora de la clase de Religión en primero de ESO y primero de Bachillerato decidida en 2016.

No obstante, en su día se presentó otro recurso más contra otra sentencia del TSJEx que, de momento, no se ha fallado. No está descartado, de esta forma, que la tercera sentencia que estudia otro ponente distinto del Supremo sí entre a determinar las horas que deben impartirse.

De cualquier manera, Francisco Lamoneda considera difícil que se llegue a este extremo dado que el Supremo es un tribunal de ámbito nacional y la educación es una competencia transferida a las comunidades autónomasy, por tanto, cada una determina las horas de Religión.

«Consideramos razonable que se mantenga la asignatura con el reparto anterior a los cambios de 2016»

«Consideramos razonable que se mantenga la asignatura con el reparto anterior a los cambios de 2016»MANUEL GARCÍA

Junto al abogado, en el Arzobispado extremeño, también compareció el delegado episcopal para la Educación de la Archidiócesis Mérida-Badajoz, Manuel García, quien considera razonable el reparto anterior al decreto de 2016 que modificó la asignatura. Esto es, una hora a la semana en Educación Infantil; dos horas en primero, segundo y tercero de Primaria, y una hora en cuarto, quinto y sexto. Una vez que el alumno pasa a Secundaria, recibe dos horas en primero, dos horas en segundo y de nuevo una hora en tercero y cuarto.

Además de los obispos extremeños, la Junta también se ha pronunciado sobre las sentencias. Por un lado, se mostró prudente y emplazó a una valoración completa la próxima semana. Pero, por otro, la consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, consideró que el alto tribunal da la razón a la Junta de Extremadura en cuanto a la reducción de las horas de la asignatura de religión.

En este sentido, la consejera aseguró que la administración regional acatará lo expuesto por el TS «con prudencia y con respeto», y estudiará como llevarla a cabo «de la mejor manera posible y desde un punto de vista constructivo».

Asimismo, aseveró que nunca se ha buscado un enfrentamiento con las partes implicadas, ni se hará tras esta sentencia, y ha pedido tranquilidad a toda la comunidad educativa. En este punto coincide con lo expresado por los portavoces de los obispos.

Sobre este tema también ha opinado el PP. Su portavoz de Educación en la Asamblea, Pilar Pérez, mostró su satisfacción y consideró que dan la razón a los obispados extremeños. Para los populares, las dos sentencias «suponen un supremo varapalo judicial al sectarismo de la Junta y a su poda selectiva de derechos constitucionales».

A su juicio, Vara «quería eliminar la religión católica de las aulas extremeñas, pero, con estas dos últimas sentencias del Supremo, ya son cinco las ocasiones en las que la Justicia le ha dejado claro que por encima de sus caprichos ideológicos están los derechos de los padres extremeños».

El PP relacionó también este asunto con la implantación de la religión islámica en los centros extremeños. «Impartir islam en los centros educativos es para la Junta una cuestión derivada de su obligación de garantizar la libertad religiosa», sin embargo, «garantizar la enseñanza de la religión católica, que es la religión mayoritaria, es una cuestión que solo se asume vía varapalos judiciales», añadió Pérez.

Fuente: hoy.es

Leer más…

sanraj_560x280.jpg

(Alfredo Sepúlveda).- Una vez más y con la intención de sosegar los ánimos realizamos algunas reflexiones sobre lasconsecuencias de la moción de censura para nuestra asignatura de Religión.

El resultado de la citada moción ha sido el siguiente: a favor del candidato socialista: PSOE, Podemos, ERC, PDECat, PNV, Compromís, Bildu y Nueva Canarias (180 parlamentarios). En contra han votado PP, Ciudadanos, UPN y Foro Asturias (169 parlamentarios). Coalición Canaria ha sido la única que se ha abstenido. Con estos resultados, será una aventura del todo imposible sacar adelante proyectos de un cierto calado, y por lo que aquí respecta, un nuevo Pacto de Estado Social y Político por la Educación.

Todos recordamos que recientemente (septiembre de 2017), el Grupo Socialista presentó una proposición de Ley de reforma de la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la Calidad Educativa, que finalizaba con:

«Consecuentemente, y garantizando el derecho constitucional de los padres a que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que deseen (artículo 27.3 de la CE), la asignatura de Religión no solo no se debe imponer en la escuela sino que, aun siendo evaluable, tampoco debe tener valor académico en ninguna de las etapas educativas, de manera que no pueda condicionar el futuro de los estudiantes a la hora de decidir su formación académica».

 

congreso-de-los-diputados.jpg

Congreso de los Diputados

También recordamos que el pasado 21 de febrero de 2018, con los votos de Unidos Podemos y sus Mareas, Compromís y el PSOE, se aprobó en la Comisión de Educación del Congreso de los Diputados una proposición no de ley del siguiente tenor:
«El Congreso pide al Gobierno derogar los Acuerdos con la Santa Sede para dejar la Religión fuera del sistema educativo».

Como ya dijimos, lo cierto es que para la derogación del acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede sobre enseñanza y asuntos culturales -que fija el carácter curricular de la asignatura de Religión-, se debería utilizar el mismo procedimiento previsto en la CE para su aprobación, es decir, la autorización previa del Congreso y Senado; y en este último tiene mayoría absoluta el PP.

Por otro lado, la Convención de Viena sobre el derecho de los tratados, contiene que un tratado no podrá ser objeto de denuncia a menos: que conste que fue intención de las partes admitir la posibilidad de denuncia y que pueda inferirse de la naturaleza del tratado. Para ello, deberá notificarse con al menos doce meses de antelación, la intención de denunciar el tratado (...).

Además de lo anterior, de forma directa e indirecta los Tribunales, como es el caso del Tribunal Supremo (fundamento de derecho segundo de la STS de 21 marzo de 2018), afirman que:

«(...) En este caso, los criterios determinantes de esa dimensión son los que se aceptan pacíficamente por las partes: la Religión -como su alternativa- es una asignatura obligatoria en la Enseñanza Secundaria Obligatoria y de necesaria oferta en el Bachillerato, debe ser superada para pasar al siguiente curso y se computa a efectos de becas y del acceso a Universidad.»

 

Por su parte, la reciente Sentencia del Tribunal Constitucional 31/2018, de 10 de abril de 2018, que resuelve el recurso de inconstitucionalidad interpuesto por más de cincuenta diputados del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso, dice que:

a) No se vulnera el marco constitucional por haber configurado como asignatura la enseñanza de la religión.
b) Con la introducción de una asignatura de religión se da también cumplimiento a lo establecido en el acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede sobre enseñanza y asuntos culturales.

 

Por lo tanto, tal y como se desprende de estos presupuestos y de esta doctrina, la existencia de una asignatura evaluable (dentro del currículo) de religión de carácter voluntario para los alumnos no implica vulneración constitucional alguna.
Por otro lado, esperemos que haya nuevas elecciones con prontitud.

Fuente: periodistadigital.com

Leer más…

Representantes de medio centenar de colectivos que defienden la escuela laica se han concentrado este martes 30 de mayo ante el Congreso de los Diputados para pedir que la religión confesional salga de la escuela pública y del Pacto Educativo, para lo que piden la denuncia y derogación de los Acuerdos con la Santa Sede así como con musulmanes, judíos y evangélicos.

"La finalidad es decirles alto y claro que si no se denuncian y cancelan los Acuerdos con la Santa Sede, y con otras religiones minoritarias, de dar religión en las escuelas, hace difícil que haya un Pacto por la Educación donde toda la ciudadanía esté implicada", ha subrayado en declaraciones a Europa Press el presidente de Europa Laica, Francisco Delgado.

La concentración, organizada por Europa Laica y el resto de organizaciones que respaldan la campaña 'Por una Escuela pública y laica. Religión fuera de la Escuela', coincide con la elaboración en el Congreso de propuestas por un Pacto Educativo y ha contado con la presencia de algunos diputados como Joan Tardà de Esquerra Republicana.

Para los impulsores de la campaña, de mantenerse los Acuerdos firmados en 1979 con la Santa Sede será "imposible establecer un Pacto para una nueva ley educativa que respete los principios democráticos y laicos que debe revestir el sistema educativo".

Para conseguir su objetivo, han lanzado una recogida de firmas, que ya ha recabado unos 48.000 apoyos, que dirigirán al Congreso y a los grupos parlamentarios para solicitar la derogación de estos acuerdos. Entre las personalidades que apoyan la campaña, cuyos nombres aparecen en la web 'www.laicismo.org', se encuentran el excoordinador de IU Confederal Cayo Lara, el portavoz de Izquierda Unida en la asamblea del Principado de Asturias, Gaspar Llamazares, casi una decena de diputados de Unidos Podemos, escritores, profesores universitarios y un filósofo.

La campaña por la escuela laica tiene ya 20 años, pero los colectivos firmantes consideran que ahora, con la entrada de nuevas fuerzas políticas en los parlamentos regionales y nacional, puede lograrse. "Ahora, dado que hay una correlación de fuerzas en parlamentos regionales y nacionales más equilibrada, es el momento de intentar que se cancelen estos Acuerdos y sacar la religión confesional del sistema educativo", ha defendido Delgado.

En este sentido, Europa Laica ha pedido, nominalmente, a cada diputada y diputado de los grupos parlamentarios que en sus programas electorales hacen referencia a la denuncia de los Acuerdos, de forma más o menos explícita, que apoyen con su firma esta iniciativa.

Tampoco apuestan por la inclusión de una asignatura de Historia de las religiones porque consideran que las explicaciones sobre cosmovisiones, convicciones y el hecho religioso pueden encontrarse de forma transversal en diferentes materias de humanidades como Historia, Geografía o Filosofía.

En relación a la defensa que hizo el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, el pasado mes de marzo sobre la inclusión de la Religión en el Pacto Educativo para aportar valores y respetar la libertad de elección de los padres, Delgado ha precisado que "no solo las personas religiosas" sino "agnósticos y ateos tienen valores muy positivos".

También ha señalado que el derecho a recibir religión en la escuela "no debería existir", sobre todo, en el caso de los alumnos más pequeños porque, a su juicio, un niño de entre 3 y 10 años "difícilmente entiende por qué se le separa de sus compañeros y se le manda a dar una religión concreta". "Se está coartando su libertad de conciencia", advierte.

Fuente: ecodiario.eleconomista.es

Leer más…

Religión y política (opinión Diario de león)

1163596_1.jpg

Nunca he escrito sobre religión, campo que no es el mío; ni siquiera he estudiado en un colegio religioso, si acaso en la enseñanza primaria de aquellos años, en el colegio de los Maristas gratuito de El Ejido (otro de pago —el colegio San José— estaba en la avenida Padre Isla). Pero en esta ocasión al leer el título del artículo de este Diario: «No me matricules en religión», ha saltado desde mi conciencia un signo de rebelión por las mentiras que se vierten en el artículo. Me atrevo a dar contestación a las simplezas demagógicas que firman un conjunto de ciudadanos que por sus firmas son de signo comunista y, qué cosas, un firmante de Comisiones Obreras que, desde su fundación, tiene algún gen de aquella Hoac (Hermandades Obreras de Acción Católica).

Para empezar, aprovechando la libertad de expresión —y de opinión— que se les brinda en Diario de León, inician en su título un ataque a la libertad de elección de enseñanza. Es decir, les dicen a los padres qué es lo que tienen que hacer con los hijos, les trazan la línea de sus enseñanzas. Es clara la tendencia de inmiscuirse en la vida de la familia. Seguro que tienen presente las palabras de Carlos Marx cuando se quejaba: «Pero decís que abolimos los vínculos familiares más íntimos, suplantando la educación familiar por la social». Eso es lo que quiere la tal plataforma por una enseñanza pública y laica. Dejar las enseñanzas tradicionales con desarraigo de la religión —la tradición— para implantar una educación de ideología, claro, díganlo con claridad, comunista. Al dejar a la juventud al socaire de una sola ideología, sin otras enseñanzas, se tienen unos cerebros vírgenes para partir de cero, para olvidar las tradiciones —la religión, entre ellas— y poder hincar el germen de una ideología. Entiendo que no se puede dejar la enseñanza de la juventud para que parta de cero, obviando las enseñanzas y los valores de toda una civilización porque, quiérase o no, estamos en el entorno de la civilización cristiana, con sus luces y sus sombras, pero es nuestra al fin y al cabo. Tengo que echar mano, como casi siempre, de una generación de intelectuales del 98, tal Ganivet, cuando decía: «España tiene, acaso, caminos abiertos para emprender rumbos diferentes de los que le señala su historia: pero un rompimiento con el pasado será una violencia de las leyes naturales, un cobarde abandono de nuestros deberes, un sacrificio de los real por lo imaginario» (Idearium I, 286). Es decir, que el desconocimiento de nuestra historia como hombre religioso, es entorpecer la cultura.

Es muy difícil comprender la trayectoria cultural de Occidente sin la enseñanza de la Religión. Hay que explicar la construcción del gótico de las catedrales desde lo trascendente. Cómo explicar el poema de Unamuno Al Cristo de Velázquez, sin darle un sentido religioso. O escuchar el Ave María de Schubert o el Requiem de Mozart, sin sentir el influjo de la religión. Se perderían las más bellas historias del Antiguo Testamento, como las peripecias del José en Egipto. Para qué seguir.

Centrémonos en la norma. Nuestra Constitución, en su artículo 16, «garantiza la libertad ideológica, religiosa…» y añade que «ninguna religión tendrá carácter estatal», pero advierte a los poderes públicos (en ellos se incluyen Ayuntamientos, Diputaciones, al propio Estado) que «tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española». Que se sepa —a pesar de plataformas, observatorios, mareas, y demás conmilitones— el 80 por ciento de la población española se declara católica, de tal suerte que, sigue diciendo la Constitución, existirá una cooperación con la Iglesia Católica. Por ello, conminar a los padres, como hace el tirulo del artículo, a que no matriculen a sus hijos en la asignatura de religión, se está, por lo menos, coartando la libertad de elección, además de entorpecer la misión de los poderes públicos.

Estos colectivos que tanto blanden la bandera republicana, han de saber que la Constitución de 1931 en su artículo 27 decía: «La libertad (…) de practicar libremente cualquier religión quedan garantizadas en territorio español». Luego no fue así, pues, como es sabido, se quemaron iglesias y se asesinaros numerosos creyentes y religiosos. Por si acaso, yo me acojo, ahora al mismo artículo 27 de aquella, que protegía en estos términos «la condición religiosa no constituirá circunstancia modificativa de la personalidad civil ni política». Lo digo por si se me insulta o se me amenaza con «arder como en el 36».

No se puede en un artículo periodístico —por razones obvias— desmenuzar las veleidades pseudocientíficas del comunicado —sobre la vida y la ciencia, sobre la fe y las dimensiones, etc.— pero si me ha llamado la atención que se tilde a la religión de entrar en contradicción con los derechos humanos. Seguro que no se han leído el artículo 18 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, a saber: «Toda persona tiene derecho a (…) la libertad de manifestar su religión, o su creencia individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia». De tal forma que quienes incitan a ir en contra de la religión están conculcando —a la vista está— los más elementales derechos de la persona o Derechos Humanos. No es de extrañar, que tales ideólogos pretendan rehuir de las personas —con sus creencias y valores— pues seguro que están de acuerdo con la doctrina marxista de que la conciencia del hombre la determina el ser social (Stalin, citando a Marx). Así desligando al hombre de la religión como valor, se consigue acercarlo a la idea colectivista del comunismo. De momento no pueden engañar.

ISIDORO ÁLVAREZ SACRISTÁN DE LA REAL ACADEMIA DE JURISPRUDENCIA Y LEGISLACIÓN

Fuente: diariodeleon.es

Leer más…

Logo

Se necesitan 

profesores de Religión 

para Secundaria y Bachillerato.

 

Si te sientes vocacionado a la docencia, si quieres servir a la comunidad eclesial y a la sociedad como profesor de religión, solicita ser valorado a partir del 20 de agosto en la Delegación de Enseñanza del Arzobispado de Oviedo.

CURSO 2017-18

PROCESO DE VALORACIÓN DE ASPIRANTES

(SOLO SECUNDARIA)

PASOS: 

  1. Solicitud y Presentación de Documentación. Del 20 de agosto al 15 de septiembre.
  2. Prueba escrita: última semana de agosto.
  3. Entrevista personal: Según se van recibiendo las solicitudes de valoración se concertará
  4. Comunicación con la persona que realice el certificado sobre el perfil eclesial del candidato. 

 

Comunicación a los aspiratnes si contarán con la propuesta : 15 de septiembre.

Escrito por Delegación  

Creado: 20 Julio 2017 

Última actualización: 20 Julio 2017

Leer más…