clase de religión (6)

Los contenidos de la asignatura de Religión se han modificado para este curso. sur/

El próximo sábado, a las 18.30 horas, el obispo de Málaga, Jesús Catalá, presidirá en la Catedral la Eucaristía en la que realizará el rito de envío de los profesores cristianos a su misión durante el curso 2022-23. Aunque a esta ceremonia están convocados todos los docentes católicos que ejercen en la Diócesis de Málaga, sea cual sea la materia y el nivel que impartan, lo cierto es que hay un colectivo específico, el de los profesores de Religión Católica, que este año necesitará un «impulso especial» tras la entrada en vigor del nuevo currículo de la asignatura aprobado por la Conferencia Episcopal.

Dicho currículo se adapta a las exigencias pedagógicas planteadas por la nueva Ley educativa (Lomloe) y se ha elaborado con la participación de toda la comunidad educativa. Tras su publicación el pasado mes de junio en el BOE, el obispo presidente de la Comisión Episcopal para la Educación y la Cultura de la Conferencia Episcopal Española, Alfonso Carrasco, valoró «la disposición al diálogo mantenida durante todo el proceso» por parte de las autoridades educativas, a la vez que lamentaba «la mínima carga lectiva con la que tanto el Ministerio de Educación y Formación Profesional como algunas Administraciones educativas han dejado a esta asignatura». En su declaración, señalaba que la clase de Religión «juega un papel decisivo para que la escuela pueda cumplir su misión de educación integral del alumnado», por lo que reivindicaba «llegar a dar en el futuro un lugar reconocido comúnmente y estable a la Enseñanza Religiosa Escolar en nuestro sistema educativo, sin depender de los vaivenes de los cambios políticos y del sucederse de las leyes educativas».

Mientras tanto, y con el fin de seguir avanzando en la actualización de la asignatura a la realidad actual, los profesores de Religión de Málaga están convocados a diversas citas formativas. La primera de ellas será el tradicional encuentro de inicio de curso y tendrá lugar el sábado 1 de octubre. La ponente será Raquel Pérez, secretaria de la Comisión de Enseñanza de la Conferencia Episcopal. La segunda será el III Congreso Andaluz de este colectivo que se celebrará en Granada, en el mes de noviembre, con el título 'Una asignatura para el siglo XXI'.

Actualización

La delegada de Enseñanza de la Diócesis de Málaga, Carmen Velasco, ha insistido en la importancia de este congreso: «Primero, por la temática. En los años 90 la Conferencia Episcopal publicó un documento sobre la identidad y misión del profesorado de Religión que es de lo mejor que se ha escrito sobre el tema; pero ahora estamos en el 2022. De esa actualización necesaria tratará precisamente la ponencia inaugural. En segundo lugar, necesitamos anunciar la esperanza. La segunda ponencia, va en esa línea. En la situación en la que estamos, tenemos que decir no al derrotismo, alentarnos en la fe unos a otros. Y, en tercer lugar, es importante formarse y trabajar por la actualización didáctica. De ello se encargará la tercera ponente. Por último, es importante participar en estos eventos por lo que supone de compartir con compañeros de otras diócesis que tienen nuestros mismos problemas e inquietudes».

Un congreso necesario

Por su parte, el obispo de Huelva y delegado de los Obispos del Sur para la Enseñanza, Santiago Gómez Sierra, ha expuesto una serie de motivos por lo que este congreso se hace necesario: «El primero, que obispos, maestros y profesores de Religión de todas las diócesis andaluzas celebremos un encuentro como comunidad creyente que comparte la misión de presentar el Evangelio y la fe de la Iglesia en la escuela. En segundo lugar, compartir experiencias. Siempre y de muchos modos se comparte la creatividad del profesorado de Religión en la escuela y de ahí surge el aliento y el apoyo mutuo. Y también, por supuesto, se persigue la actualización para conocer las herramientas que ayuden a desarrollar la tarea docente que realiza el profesorado de Religión».

El programa del congreso contempla tres ponencias generales y siete paneles de diversos temas de interés. Entre los paneles destaca el que ofrece el profesor de Religión malagueño Pedro Bonilla Alcaide con el título 'Reliflamenco: el flamenco en clase de Religión'. El resto de paneles llevan como título 'Situaciones de aprendizaje y clase de Religión', 'Nuevas tecnologías aplicadas a la ERE', 'Gamificación en el área de Religión. Proyecto Ludere', 'Gymkana Fernandina en Córdoba', 'Juegos aplicados a la enseñanza de la Religión' y 'Creando contenidos para la clase de Religión utilizando las TICs'.

Fuente: diariosur.es

Leer más…
Andreas Schleicher en EL PAÍS
 

 

Desde 2012, el matemático alemán Andreas Schleicher, director de Educación de la OCDE, recorre Europa para promover las claves del éxito educativo. Un éxito imposible de alcanzar sin los valores que afianza la asignatura de Religión, como señaló en el reciente Encuentro Iberoamericano de Profesores de Religión, organizado en Madrid por el Grupo SIENA con el apoyo de Misión.

Entre otras medidas muy contestadas por la comunidad educativa, la nueva ley de educación en España avanza hacia el final de la asignatura de Religión, al dejarla sin alternativa ni valor académico. ¿Qué importancia tiene esta materia en el currículo escolar?

Si la sociedad no construye cimientos debajo de las personas, muchos tratarán de construir muros, sin importar hasta qué punto eso sea autodestructivo. Por eso, uno de los retos más difíciles de la educación moderna es incorporar valores en la educación. Los valores siempre han sido fundamentales para educar, pero tienen que dejar de ser aspiraciones implícitas para ser metas y prácticas educativas explícitas. Solo eso nos permitirá pasar de los “valores de situación”, es decir, “hago lo que la situación me permita hacer”, a valores sostenibles, que generan confianza, lazos sociales y esperanza. Y la enseñanza de la Religión puede ser uno de los caminos para lograr ese objetivo.

Entonces, cultivar la dimensión trascendente en el colegio, ¿aún tiene sentido para formar a las nuevas generaciones?

Tiene sentido, porque para que las personas aprendan y se desarrollen necesitan formarse en algunas competencias clave: en la verdad, que es el ámbito del conocimiento y del aprendizaje; en la belleza, que es el ámbito de la creatividad, de la estética y del diseño; en el bien, que es el reino de la ética; en lo justo y ordenado, que es el terreno de la vida política y cívica; y en lo sostenible, que es el ámbito de la salud física y natural. Y la enseñanza de la Religión centra esos aspectos.

Además de conocer un credo, ¿qué otros conocimientos desarrolla la clase de Religión?

Los más importantes: ayudar a las personas a aprender a vivir consigo mismas y con otras que son diferentes a ellas, y a vivir bien en el planeta.

Los informes PISA de la OCDE buscan detectar las claves de una educación de calidad. ¿Cuáles son?

PISA ha ayudado a mejorar enormemente nuestro conocimiento sobre lo que funciona en la educación. Como director de Educación de la OCDE, lo primero que aprendí es que los líderes de los sistemas educativos de alto rendimiento han convencido a sus ciudadanos de que valoren su futuro. Por ejemplo, los padres y abuelos chinos invertirán hasta sus últimos ahorros en su futuro, es decir, en la educación de sus hijos. En Europa, sin embargo, ya hemos gastado el dinero de nuestros hijos para nuestro propio consumo. Pero valorar la educación es solo una parte de la ecuación.

¿Y el resto?

La creencia profunda de que todo estudiante puede aprender. Algunos países segregan a los alumnos a edades tempranas con la idea de que solo algunos pueden tener éxito. Al contrario, en países como Estonia, Canadá, Finlandia o Japón, los padres y profesores confían en que todos los alumnos pueden alcanzar altos estándares. Al final, alumnos y docentes descubren que estudiantes ordinarios pueden tener talentos extraordinarios.

“La tecnología puede amplificar la buena enseñanza, pero no contrarresta una mala educación”

Sin rebajar la exigencia, ¿no?

Claro. En la educación actual ya no se trata solo de enseñar algo, sino de ayudar a los estudiantes a desarrollar una brújula de la que puedan fiarse, y de darles las herramientas para navegar con confianza en un mundo cada vez más complejo, volátil e incierto, con pensamiento crítico y analítico, y capacidad de anticipación ante el futuro. El éxito en la educación se basa en generar curiosidad (abrir mentes), compasión (abrir corazones) y cultivar el coraje y el esfuerzo. O sea, en movilizar nuestros recursos cognitivos, sociales y emocionales para actuar en el mundo. Esas son nuestras armas contra las amenazas de este tiempo: la ignorancia (mente cerrada), el odio (corazón cerrado) y el miedo (enemigo de la libertad).

¿Hay más ingredientes?

Uno más: que la calidad de un sistema escolar nunca supera la calidad de sus maestros. Los mejores sistemas seleccionan y forman cuidadosamente a sus docentes, y les brindan un entorno para trabajar juntos, enmarcar buenas prácticas, y alentar sus carreras.

Para eso hace falta menos control político de las aulas, menos rivalidad ideológica entre centros, y claustros y equipos directivos mejor formados…

Es que en los mejores sistemas escolares, el énfasis no está en mirar hacia la administración, sino al maestro de al lado o a la escuela más cercana, creando redes escolares sólidas y una cultura de colaboración. Los sistemas escolares con mejor desempeño brindan educación de alta calidad en todo el sistema, para que todos los estudiantes se beneficien de una enseñanza excelente. Y para lograrlo, se atrae a los directores más fuertes a las escuelas más difíciles, y a los maestros más talentosos a las aulas más desafiantes.

¿Y la tecnología?

La cuestión es que el tipo de cosas que son fáciles de enseñar también se han vuelto fáciles de digitalizar y automatizar. Hoy sabemos cómo educar “robots de segunda”, es decir, personas que son buenas para repetir lo que les decimos. Pero en esta era de la inteligencia artificial, debemos pensar sobre lo que nos hace humanos: en las habilidades cognitivas, sociales y emocionales, y en los valores humanos. La tecnología tiene un enorme potencial para que aprender sea más interactivo y personalizado, pero aunque la tecnología puede amplificar la buena enseñanza, nunca contrarrestará una mala educación.

Artículo publicado en la edición número 64 de la revista Misión, la revista de suscripción gratuita más leída por las familias católicas de España.

 

FUENTE: revistamision.com

Leer más…

fundacionedelvives 

 
Prepárate para programar desde el nuevo curriculum. Todo lo que necesitas saber.
 
Con motivo de la implantación de la nueva ley educativa, a partir de septiembre, queremos ofrecer, a todo el profesorado de Religión, un acercamiento general al nuevo curriculum de la materia, con todas sus novedades.
 
Para ello, te invitamos el próximo miércoles 26 de abril a un encuentro online de 18:00h a 19:00h, dirigido a todo el profesorado de Religión. 
 
Para asistir, de manera online, a este encuentro, regístrate en el enlace inferior. 
 
 
Contará con los siguientes especialistas:
Leer más…

20201005-Aula-002-CCT-II0002.jpg

La Comisión de Educación del Parlamento de La Rioja ha acordado este viernes, con los votos a favor del PSOE y Grupo Mixto y en contra de PP y Ciudadanos (Cs), el articulado de la proposición de Ley sobre Enseñanza de Religión y sus Alternativas, cuyo dictamen se presentará próximamente en el pleno de la Cámara regional.

En la Comisión, celebrada tras la sesión de control al Gobierno riojano del Parlamento regional, también se han rechazado -por PSOE y Grupo Mixto- las enmiendas presentadas por PP y Cs a esta proposición de Ley, impulsada por la diputada de IU, Henar Moreno.

Sin embargo, todos los grupos han aceptado una enmienda socialista para retrasar la aplicación de este cambio en la enseñanza de Religión al curso 2022/2023. Según ha explicado la diputada socialista Teresa Villuendas, tras la aprobación de la LOMLOE está pendiente su desarrollo normativo, de modo que en curso 2022/2023 entrarían en vigor los cambios previstos para los cursos impares y en el 2023/2024 en los pares.

El portavoz parlamentario popular, Jesús Ángel Garrido, ha pedido en sus enmiendas que el Gobierno regional garantice a los profesores de Religión el mismo horario que tenían el último curso en el que enseñen esta asignatura mediante la introducción en la Ley de una cláusula de salvaguarda.

También ha expresado su «preocupación» por que la Comunidad Autónoma de La Rioja pueda «garantizar el cumplimiento efectivo del derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones», como recogía otra de sus enmiendas.

Garrido sugirió, en otra enmienda que también ha sido rechazada, que el Gobierno adoptase las medidas necesarias para que la asignatura de religión tenga un trato equiparable al resto de asignaturas.

Por último, la diputada de Cs Belinda León ha criticado que PSOE y Grupo Mixto «solo se preocupen de eliminar la religión» de las aulas y no hayan aceptado su propuesta de incluir la asignatura «Filosogía e Historia de las religiones». Además, ha preguntado qué va a pasar con todos los profesores de Religión de La Rioja cuando entre en vigor esta Ley.

Fuente: nuevecuatrouno.com

Leer más…

Ofensiva laica contra la clase de Religión


La asignatura de religión católica (de oferta obligatoria para los centros y de carácter voluntario para el alumnado) resiste en las aulas españolas pese al acoso laicista. En los últimos diez años, más de medio millón de alumnos han dejado de cursar la materia en España, lo que preocupa a las autoridades eclesiásticas, que en más de una ocasión han mostrado su malestar por la pérdida progresiva de peso de la asignatura en el currículo educativo. Sectores católicos atribuyen esta situación a una campaña de desprestigio contra la materia por parte de grupos laicistas y «al descenso de espíritu religioso de los padres que ceden a las presiones de sus hijos».

Los últimos datos del Ministerio de Educación y Ciencia, consultados por este diario, dan fe de esta sangría de alumnado. Según las mencionadas estadísticas, la demanda de religión católica en las etapas de educación básica (Infantil, Primaria y Secundaria) ha descendido en más de 500.000 estudiantes en los últimos diez años, un total de 158.483 en los colegios y 344.668 en los institutos.

El informe ministerial revela que el 75,5 por ciento de los 2.665.161 estudiantes españoles matriculados en Primaria (niños de entre 6 y 12 años) en el curso 2008-2009 —el último del que se tienen estadísticas oficiales—, y el 55,3 por ciento de los 1.813.572 alumnos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) estaban inscritos en la asignatura. Diez años antes, cursaba religión el 84,7 por ciento de los 2.562.785 alumnos de Primaria y el 71,3 por ciento de los 1.890.004 de ESO. Así, en virtud de los números, la asignatura ha perdido en diez años un 7,3 por ciento de estudiantes en los colegios y hasta un 25,5 por ciento en los institutos.

La Comunidad en la que la asignatura es menos aceptada es, con diferencia, Cataluña, donde hace dos cursos sólo un tercio del alumnado estudiaba religión. Ahora, según recientes estadísticas de la consejería de Enseñanza, la situación ha ido a más y sólo uno de cada diez alumnos la marca en su currículo básico. En Melilla, donde la materia tiene también muy poca presencia escolar, solo un 25% del alumnado de los centros públicos la elige. Por contra, en Extremadura, Andalucía y Cantabria cursan la materia entre nueve y ocho alumnos de cada diez.

Los casos de Cataluña y el País Vasco (sólo la elige el 35,5 por ciento del alumnado de Primaria y el 21,7 por ciento de ESO) han sembrado preocupación entre los defensores de la educación religiosa en la enseñanza básica. Una de las voces más beligerantes ha sido la del obispo de San Sebastián, monseñor José Ignacio Munilla, quien denuncia que desde hace años hay una campaña para desprestigiar la asignatura. «No es justo lo que ocurre con religión. Está padeciendo una agresiva estrategia de acoso y derribo», afirmó el prelado en declaraciones recientes.

Campaña de desprestigio
«Se empieza por poner palitos en las ruedas al estatus de la asignatura (evaluable o no evaluable; troncal o secundaria; con asignatura alternativa o sin alternativa; en horario escolar o extraescolar; etc...); se sigue por reivindicar su exclusión del sistema público de enseñanza, en nombre de una malentendido concepto de “escuela laica”; y se terminará por forzar su salida del curriculum», añadió.

Monseñor Munilla defiende la clase de religión asegurando que es un derecho y no un privilegio y advierte de que «algunos católicos pueden estar arrastrando una especie de complejo, como si hubieran aceptado que es una reminiscencia del antiguo régimen en esta sociedad democrática». La asignatura está regulada en una orden del Ministerio del 3 de julio de 2007, por la que el Gobierno garantiza a los estudiantes de Infantil, Primaria y Secundaria que lo soliciten el derecho a recibir esta asignatura.

Fuente: ABC.es
Leer más…

El Obispo de Santander insta al personal educativo a facilitar una "tarea tan importante" como es la clase de religión

El obispo de Santander, Monseñor Vicente Jiménez Zamora, ha hecho un llamamiento a profesores, directores de los centros, y a todo el personal educativo para que "creen las condiciones favorables" en las que pueda desarrollarse "debidamente" una tarea "tan importante" como es la clase de religión.

El obispo ha realizado este llamamiento concidiendo con el encuentro académico que mantiene esta jornada con los profesores que imparten la asignatura de religión y moral católica en los centros de enseñanza públicos de Cantabria.

Previo al encuentro, Jiménez Zamora ha destacado que la clase de religión se incardina y "entra plenamente" en todo lo que es el proyecto educativo de un centro, y ha añadido que para aquellos que libremente optan por la clase de religión "les da sentido y orientación a sus vidas".

Tras destacar que se trata de una asignatura "de suma importancia", el Obispo ha trasladado a los padres "la necesidad de solicitar la clase de religión para sus hijos" y ha animado a los adolescentes a que la soliciten "de buen grado" porque "no la deben ver como un peso, como una carga, sino como una ayuda para crecer como personas", ha resaltado el prelado.

Fuente: Economista.es

Leer más…